Aguirre: Misión Cumplida

Señoras y señores: ha caído el telón en las eliminatorias de la CONCACAF o Confederación de Fútbol (la misma burra pero revolcada) y finalmente se ha concretado una labor que hace cinco meses...

Señoras y señores: ha caído el telón en las eliminatorias de la CONCACAF o Confederación de Fútbol (la misma burra pero revolcada) y finalmente se ha concretado una labor que hace cinco meses hubiera parecido una autentica misión imposible. México ha conseguido a sangre y fuego asegurar su lugar para el mundial Japón-Corea 2002. Y aun así el principal artífice de este logro, Javier “el vasco” Aguirre, reconoce que el proceso fue bastante regular, es decir, él sabe que pudo hacerse un mejor desempeño. Ciertamente, es digno de reconocimiento el solo hecho de tomar al equipo en la situación tan comprometida en que estaba, prácticamente obligado a ganar los cinco partidos que quedaban por delante en el hexagonal. Además, estaba muy feliz en Pachuca con el subcampeonato del torneo pasado y haciendo planes para el siguiente, él mas que nadie sabía lo que estaba dejando atrás. Y sin mas, tomo al toro por los cuernos. De inmediato, llevo a cabo una verdadera limpia al interior del seleccionado, poniendo fin de momento al vedetismo que estaba enfermando a la selección, y con lo cual pudo inyectarle a este nuevo núcleo de jugadores ese espíritu de lucha, esas ganas de vestir la camiseta verde, que fue el ingrediente principal para llegar a la meta. Sin hacer maravillas y sin ponerse a decir cosas exageradas, Aguirre ha entregado buenas cuentas, ha sabido sacarle jugo a casi todo el talento que existe en el fútbol mexicano actual, y ha conseguido reconciliar al tri con la afición nacional, reviviendo un romance que se había desvanecido en la era Meza. El contundente triunfo (en el marcador, mas no en el desempeño) sobre la selección hondureña (que ciertamente defraudo al mostrar una actitud contraria a la enorme motivación que decían tener, con lo que nuevamente se demuestra aquello de “mas pronto cae un hablador que un cojo”) deja una muestra del potencial que se puede alcanzar, con jugadores como los ahora internacionales Palencia y Cuauhtemoc, que tienen el gol y otros como el joven Melvin Brown y el ya consolidado Rafael Márquez en la zaga, y por supuesto el liderazgo en manos de García Aspe, que además aporta el juego creativo. Con un trabajo serio a desarrollar sobre esta gran base de jugadores, se puede hacer un papel interesante. Si se puede, la palabra clave es TRABAJO.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas