Ocho equipos por el título

Hemos llegado al momento que muchos aficionados esperan a lo largo de los seis meses que duran las ya acostumbradas etapas regulares insípidas y hasta aburridas (aunque en mi opinión, la que acaba...

Hemos llegado al momento que muchos aficionados esperan a lo largo de los seis meses que duran las ya acostumbradas etapas regulares insípidas y hasta aburridas (aunque en mi opinión, la que acaba de concluir no fue tan mala como las anteriores), con lo que inevitablemente a uno “ya le anda” por que termine para pasar a lo que se supone es lo mejor del certamen: La liguilla. Este que a fin de cuentas es un torneo aparte, creado en 1970 para darle mas interés a un campeonato que ya se había vuelto soso y ratonero con el sistema de tabla general (como podrán ver, los problemas de ayer siguen siendo los de hoy), dando resultado en sus inicios al haber una mejoría considerable en el nivel del campeonato. Pero como puede verse ahora, esto solo fue flor de un día y la mediocridad volvió incluso peor que antaño, contribuyendo también la mano de los “brillantísimos” directivos que tenemos, al ir incrementando paulatinamente el numero de participantes (de dos que eran en 1970 a los actuales ocho con posibilidad de dos repescas) y con ello sembrando el conformismo y llevando el nivel a un constante decremento. No niego que la liguilla llego a ser buena en su momento, sobre todo al no haber fogueo internacional de los clubes a un nivel realmente competitivo (solo estaban los torneitos de la CONCACAF, los cuales ni siquiera ganaban con frecuencia) y con ello, carecer la liga de esa dosis de competitividad tan necesaria para romper la parsimonia. Pero ahora son otros tiempos, ahora si hay fogueo internacional y francamente, como lo podemos ver ahora con los casos de Necaxa y Santos, ahora no hace mas que estorbar, más ahora que se inventaron los torneos cortos y ahora se tienen dos fases finales anuales, y por si fuera poco, ahora tener dos jornadas mas con el incremento a 19 equipos este año y 20 el próximo convierte el asunto en una autentica encrucijada. Muchas han sido las propuestas para mejorar el sistema de competencia, pero la$ razone$ de los directivos han prevalecido en detrimento de competencia y favoreciendo un negocio muy malhecho como el del fútbol mexicano. En fin, entremos en materia. Como es natural que suceda, los cuatro primeros sembrados aparecen como los favoritos para llevarse la justa, pero en la liguilla nunca se sabe, los duelos son: TIGRES-SANTOS: Tigres llega como inédito súper líder y tiene a su favor el jugar en la que hoy día es la cancha mas complicada de la liga, y también a la mejor zaga, además de un equipo muy bien conjuntado con la revelación del brasileño Irenio y el liderazgo de Claudio Suárez y de su técnico “tuca” Ferreti. Jugara en su contra el hecho de ser visitantes inconsistentes, factor que de cierto modo han logrado revertir a ultimas fechas, y el hecho de no tener mucha experiencia en liguillas, como lo demostraron en la liguilla pasada al desesperarse luego de irse abajo ante Puebla. Por lo mismo será clave el factor motivacional. En la estadística tendrán que quitarse el estigma de no haber podido superar los cuartos de final desde que ganaron el titulo en 81-82. Santos tiene el grave problema de que se empalma su participación en merco norte y por ello no tendrá mucho descanso. Cuentan con jugadores desequilibrantes, pero Jared Borguetti esta lesionado y aunque volviera, puede que no rinda igual. El único aspecto en que los laguneros son superiores es en la portería, con Adrián Martínez. Será determinante lo que cada equipo pueda hacer en su casa. Además, no hay que olvidar que al líder general le dan sustos y hasta lo echan fuera. Hay que ver. TOLUCA-GUADALAJARA: Toluca ha vuelto por sus fueros, y luego de un sufrido verano 2001, volvieron en este invierno a ser auténticos demonios, aunque sin llegar a la magnitud de su época de esplendor. No me canso de decir que Lavolpe ha sido el principal artífice del éxito mexiquense, pero es muy claro que también tiene que ver la poderosa delantera con la que cuentan, con el “trío infernal” de Cardozo, Carlos Maria Morales y el sorprendente Vicente Sánchez. Además el rival que tienen enfrente, las chivas, no debe darles problemas a simple vista, sin embargo en la fase regular se le vio sufrir varias veces ante equipos igualmente flojos como La Piedad y América, ante quienes incluso perdieron. Ahí puede estar el negrito en el arroz para el Toluca. Guadalajara es en apariencia el cuadro en apariencia mas débil de los ocho, el que se encuentra en el peor momento y el que tiene la peor defensa, pero también es un cuadro experimentado, unido y que cuenta con el liderazgo importante de Ruggeri. A fin de cuentas, las grandes sorpresas llegan a presentarse donde uno menos se las espera. PACHUCA-ATLANTE: Pachuca fue de los mas regulares. Tena ha sabido suplir al “vasco” Aguirre con un gran trabajo y el equipo ha mantenido su garra característica, muriéndose en la raya en cada partido, salvo dos o tres que mostró cierta displicencia, pero nada mas. Por supuesto ha sido igualmente importante el mantener la base del equipo que fue campeón en invierno’99 y subcampeón el verano pasado, contando además con la adición en este torneo de Walter Silvani, que contribuye con Chitiva y Garcés a crear el juego ofensivo. Los centenarios tuzos tienen argumentos para reclamar el cetro, si acaso el único detalle es el carácter que a veces traiciona a los jugadores y les acarrea problemas de faltas y tarjetas, pero de ahí en fuera no les duele nada. Enfrente tendrán a un potro brioso, consistente, con buena defensa y con jóvenes deseosos de trascender, que han hecho buena conjunción con ilustres veteranos como Mohamed, Abundis y Asprilla, que lucían acabados y sin embargo en Atlante encontraron un sitio y sin ser las maravillas de antaño, han rendido. En mi opinión, es el duelo más parejo y donde más que en cualquier otro puede suceder cualquier cosa. Para los que se acuerden, estos dos protagonizaron un emocionante duelo en la final de segunda de la 90-91, en que Atlante gano en penales maratónicos y Félix Fernández fue el héroe. CRUZ AZUL-NECAXA: Cruz Azul tuvo altibajos a lo largo del campeonato. Si bien es cierto cuentan con un gran plantel, la verdad es que no le sacaron todo el jugo a su potencial, ello los llevo a sufrir buena parte del camino. Pese a ello, los respalda su gran tradición y enorme afición y son favoritos ante un Necaxa que de las dos cosas mencionadas, solo tiene la primera, tradición. Los rayos, además, enfrentan al igual que el Santos el problema de las fechas, pues están a un paso de la final de merco norte. Aunque lucen parejos, la presión estará del lado de los azules, algo digno de tomarse en cuenta. Esperemos que efectivamente haya un buen espectáculo en estas finales, que el arbitraje no influya en los resultados y lo mas importante (aunque suene trillado) que gane el mejor y el que realmente lo merezca. Así sea.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas