Jornada 7; el líder es azul

La liga de primera división continua poniendo en su lugar a todos los equipos de acuerdo a su capacidad. La lucha por el descenso se aprieta cada vez mas (todos los involucrados juegan cada vez...

La liga de primera división continua poniendo en su lugar a todos los equipos de acuerdo a su capacidad. La lucha por el descenso se aprieta cada vez mas (todos los involucrados juegan cada vez peor) y el súper liderato esta que arde, aunque por ahora la locomotora celeste se ha apoderado de el. He aquí las breves de la fecha 7: -Parece que Hugo esta cumpliendo su palabra con creces. Tal como prometió, esta regresando en esta ocasión a los Pumas a los primeros planos, y de paso se ha convertido en el verdugo de tres entrenadores que tenían la soga al cuello. Ahora si, el Universidad se ve como un verdadero conjunto, tal como fue la mística que le imprimió el propio Hugo en su primera época. Además, al fin logro Campos el ansiado desquite, siendo el principal artífice de la derrota del Morelia, cuya ofensiva no existe. -Lo que en serio sorprende es el disparejo desempeño del Toluca. Luego de mostrarse como auténticos demonios ante las chivas, ahora sufrieron para sacar el puntito en casa a los tecos, que bien vale decirlo, cada vez se ven mejor, aunque siguen sin ganar. Toluca esta urgido de recuperar el antiguo poderío en su feudo, donde si que es una pena que la gente no los vaya a ver pese a la buena marcha de los rojos. -El “loco” Abreu sigue violando porterías indiscriminadamente y la maquina azul no encuentra freno, ahora sus victimas fueron los aguiluchos de coapa, quienes se encontraron con un par de muros llamados Oscar Pérez y Melvin Brown, donde a lo largo del primer tiempo se estrellaron todos los intentos amarillos. Ahora hay dos noticias para los cremas: La buena que en la libertadores podrán comerse, si quieren, un flancito llamado Tulúa. La mala es que después vivirán una edición mas del “duelo de la tensión” ante la motivadísima UNAM y su feroz fanaticada. -El partido que esta jornada fue digno de ser considerado soporífero fue el Atlas-Veracruz. El resultado fue justo, por la sencilla razón de que nadie merecía ganar. Al Atlas de plano le dio flojera jugar ante los del puerto, quienes con todo y un penal fallado cortesía de Martín Rodríguez, aprovecharon la fiaca rojinegra en los últimos minutos para encontrarse con la igualada que, por segunda semana consecutiva, le salvo el pellejo a Hugo Fernández. -Lo dicho, las chivas habían sido solo la apariencia en el arranque de torneo. Y para corroborarlo, nuevamente recibieron su dosis en paquetito de tres por parte de los inspirados rayados de Monterrey, que al fin ven la luz al final del túnel. De Nigris ya se reencontró con el gol, y sencillamente esa tarde a los regios le salió todo bien, habrá que ver si su soberbia exhibición no resulta flor de un día. -Los toros del Celaya no se ve por donde encuentren la salvación. Diego Latorre ya se contagio de la enorme mediocridad que semana a semana acerca a los de la ciudad de la cajeta a la disputa de la promoción. Ahora su victimario fue la franja poblana, que así mantuvo en su puesto al sufrido “jefe” Boy, quien puede catalogarse entre las victimas del síndrome de la “teoría de la conspiración”. ¿Adónde va el Puebla? Nadie sabe, nadie supo. -León ya nos acostumbró desde el verano pasado a cambiar de técnico cada que se le acaba su microscópica paciencia a Roberto Zermeño, lo cual es muy seguido. Ahora le toca jugar a la ruleta rusa a Rafael Chávez Carretero, que de entrada no le toco la bala. Los de la capital del zapato tuvieron la fortuna de toparse con un equipo que anda peor, el Atlante, que ni con la llegada del “colorado” Herrera modifico en un ápice su desangelado y aguado estilo. Incluso los anfitriones se dieron el lujo de regalarles un golecito de cortesía, como por no hacer sentir tan mal al recién llegado. Ciertamente, la espada de Damocles pende desde ya sobre la cabeza de quien fuera bravío defensor en aquel inolvidable Atlante de principios de los noventa. -Los que tuvieron un inesperado despertar fueron los reboceros, quienes a costa del campeón se negaron a darle fin a su historia de cenicienta. Por lo pronto pueden dormir tranquilos, soñando incluso con la liguilla, pero la incertidumbre sigue. ¿Qué será de ellos cuando este sueño termine? ¿Acaso su destino esta en Querétaro? Los tuzos, bien gracias, sufrieron el que quizás es el revés más doloroso de la actual campaña, con todo y el increíble gol de Silvani. -El Necaxa cimbro el semivacío Estadio Azteca con el quizás fue el resultado más sorpresivo de la jornada, no tanto por quien gano, sino por cuanto. El Santos, que se viera tan imponente ante León, ahora se vio impotente, una autentica coladera. Simplemente un tropiezo que les debe servir para corregir el rumbo un poco torcido que llevan, aun está a tiempo. Por su parte los rayos parecen curarse en salud con la victoria, pero ciertamente no son tan poderosos como este marcador lo aparenta. Lo mejor de todo esto es que probablemente estamos viendo el mejor torneo que se haya tenido en los últimos cuatro años por lo menos, el nivel va a la alza, y eso da confianza que en el futuro soplaran mejores vientos. En cuanto a la selección...mejor ni hablar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas