Etapa de cambios

El futbol mexicano está en una nueva etapa de cambios, especialmente a nivel de la Primera División, pues se está buscando transformar el campeonato y crear la llamada Liga Premier.

El futbol mexicano está en una nueva etapa de cambios, especialmente a nivel de la Primera División, pues se está buscando transformar el campeonato y crear la llamada Liga Premier con el objetivo de hacer la Liga mexicana más profesional y por lo tanto mucho más comercial de lo que es actualmente. Esto ha conllevado una serie de cambios a nivel federativo. Decio de María dejará la Secretaría General y ahora ocupará la presidencia de dicha Liga. Decio ha tenido mucho éxito en la parte de desarrollo organizacional y económico de la FMF, esto ha motivado a los dueños a llevarlo a la Dirección de la Primera División.   Se necesita que la Liga crezca fundamentalmente en la parte de comercialización y desarrollo ya que es fundamental hoy en día la captación de más y más aficionados y sobre todo los jóvenes, que van menos al estadio cada día, que están muchísimo más en las redes sociales y poco en la televisión y porque  además comparan nuestro futbol con el de otras latitudes, especialmente las Ligas europeas,  lo que hace que el reto sea muy  grande. Elevar los ratings televisivos, llevar más gente a los estadios, comercializar el futbol en todas sus expresiones, mejorar el nivel competitivo, llevar el futbol al primer mundo de este deporte es una de las metas más importantes de este ambicioso proyecto. Antes del lanzamiento de la nueva Liga habrá muchas cosas por resolver y entre ellas la clara separación de los poderes de la Federación, ya que a la Liga sólo le compete, por estatuto de la FIFA, la organización de sí misma, pero no puede y no debe intervenir en el control y actividad de las diferentes comisiones que componen a la FMF Así entonces de esta manera la presidencia de la misma estará encargada de todas las otras estructuras federativas a las cuales, obviamente, también hay que profesionalizar de manera sustancial para que sus actividades no vayan en demérito de las nuevas exigencias que demandará la nueva Liga. Son pilares fundamentales de un buen futbol profesional las comisiones de árbitros, de disciplina y por supuesto la creación de una comisión de apelaciones independiente de ésta última. Por lo tanto se tendrá que modernizar, reorganizar y desarrollar toda una nueva estructura en las mismas. Esto exige que quienes estén al frente de cada una de ellas tendrán que pensar, actuar y resolver con muchísimo profesionalismo y conocimiento de causa. Quiere decir que se tienen que modificar las mismas  y tener gente de gran capacidad y capacitada para resolver tan importante tarea. El arbitraje es un servicio que las Federaciones deben otorgar a sus afiliados de acuerdo a las reglas de juego de la Internacional Board y de la FIFA y el árbitro es el representante legal de la Federación  dentro del terreno de juego y, por lo tanto, compete a la misma el control y desarrollo de las diversas comisiones y no sólo la de árbitros. Los árbitros de una gran Liga deben de ser por consecuencia grandes árbitros pero sobre todo profesionales en todo el sentido de la palabra. Además deberán ser capacitados permanentemente por gente que haya estado en los grandes niveles internacionales en esa función  y que tenga además la capacidad de transmitir a los conocimientos y experiencias vividas a través de su carrera dentro y fuera de las canchas. Sólo así se podrá el servicio que los clubes requieren y que sean garantía de capacidad aunque esto no eximirá nunca del error humano, pero sí seguramente lo podrá minimizar ya que estarán de por medio las grandes inversiones de todos los equipos que participan. Así pues la FMF deberá reformar estas áreas y llevar a ellas a las personas idóneas que puedan llevar a cabo tan sensible tarea.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas