Análisis arbitral de la J9

Realmente me siento sorprendido con el arbitraje mexicano y a la vez preocupado.

Realmente me siento sorprendido con el arbitraje  mexicano y a la vez preocupado. Es evidente que se les ha pedido que no tijeretearan tanto los partidos como solían hacer en torneos anteriores, así lo declaró el Presidente de la Liga MX antes de iniciar este campeonato y también defendió esta situación en posteriores declaraciones cuando ya se vislumbraba la confusión en los árbitros, entre no cortar demasiado el juego y/o dejar pasar por alto muchas faltas con tal de no detener el partido. El mismo De María preguntó a los medios si no eran mejores los juegos con menos interrupciones, pero lo cierto es que una cosa es no señalar cualquier contacto como falta como lo era anteriormente, a como es ahora de no marcar muchas faltas que sí lo son. Un árbitro de calidad siempre debe de esperar para señalar una falta hasta ver si como efecto de la misma el jugador o su equipo pierden la posición del balón. En ese momento no hay que marcar antes porque se puede correr el riesgo de apurarse a señalar la falta y el jugador continúa con el balón, es decir podía aplicar la ventaja para no cortar demasiado. Sin embargo, ahora todo se permite pero nadie parece decir nada al respecto y se están dejando pasar por alto demasiados golpes  que pueden traer consecuencias serias para la integridad física de los jugadores. Ojalá y alguien vea esta situación actual y para ejemplo basta decir lo sucedido en el partido Cruz Azul-América en que hubo acciones que no sólo debieron señalarse como faltas sino que además merecían las tarjetas. Torrado pegó por todas partes y sólo fue amonestado. Además, en un tiro de esquina empezando el segundo tiempo, cuando el balón va hacia el área chica, un jugador de América intenta correr hacia la zona y Torrado le pone un zancadilla en al área. Claramente es un penal que no se marcó, pero nadie dice nada porque el balón no iba para la zona y el silbante pasó por alto la acción. En el 57’ hay una clara falta de Torrado sobre Benítez. El de Cruz Azul cambia su carrera para chocar al americanista y le marcan la falta al revés de manera sorprendente. Y es sólo hasta el 72’ en que lo amonestan por una clara falta. Sambueza también repartió varias y además le hizo cortes de manga al central luego de que se le señala una falta en su contra en el centro del campo y tampoco pasó nada. Castro fue otro que se despachó en grande con varias faltas y algunas de ellas con el pie en plancha y en el 87’ da la última que era para tarjeta roja ya que le pega en la rodilla a su adversario sin que pudiera jugar el balón de ninguna manera. Al final todavía Zúñiga le mete otra plancha en el tobillo dentro del área azul a Perea sin que ni siquiera se marque falta. Por lo que enseguida en el medio del campo – al 90’- se inició una cámara húngara producto de que los jugadores se fueron enojando más y más con el correr del partido sin que apareciera la personalidad ni la autoridad del árbitro. Mal trabajo de Ricardo Arellano, quien no debió ser designado ya que en el juego anterior de Atlas-Querétaro dejó de marcar un claro penal contra Matías Vuoso en el primer tiempo. Calificación: 6. En Xolos-Atlas, Erim Ramírez dejó de marcar un claro penal a favor de Atlas que pudo cambiar el rumbo del partido. Falta de Aguilar en el área. Calificación 6.5. En Monterrey-Querétaro el Asistente 2, Chanona, marca tres fuera de lugar seguidos en el primer tiempo contra Monterrey que ninguno era deteniendo en jugadas de claro peligro como la primera que marca a Suazo. Calificación del Asistente 2 de apenas 6. Y por último en Chivas-Pumas marcan un fuera de lugar a Bravo que no existe en el minuto 30 del primer tiempo que frena un ataque claro de Pumas. Y por si fuera poco Mauricio Morales deja de sancionar en el minuto 5 del segundo tiempo un clarísimo penal de Michel sobre Bravo y al final, en el 91’, marca uno contra Pumas sobre el “Cubo” Torres que nunca existió, ya que es el jugador Chiva que busca el choque contra el defensor que ya tenía el pie en el piso desde antes. Calificación: 6.6. para el central y 6.8 para el Asistente 1.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas