Análisis arbitral de la Jornada 2

Lo mostrado hasta hoy en la Liga demuestra que el nivel de juego está muy por encima del nivel expuesto por el arbitraje.

En algunas ocasiones he dicho que el arbitraje mexicano ha estado por encima del nivel de fútbol que se practica en el país. Sin duda cuando esto se menciona se corre el riesgo de molestar a muchos dentro del ambiente este deporte. Pero luego de ver lo que ha sucedido en esta jornada 2, se debe de cambiar el comentario de manera que se revierta el mismo en un giro de 180°, ya que lo mostrado hasta hoy en la Liga demuestra que el nivel de juego está muy por encima del nivel expuesto por el arbitraje. Predominó en esta etapa la cantidad de situaciones dentro de las área que fueron resultas equivocadamente por los árbitros en turno. Comencemos por el juego  del viernes entre Morelia y Toluca cuando a los 20 segundos de juego hay un empujón claro al borde del área de Morelia contra un delantero y que Arellano no señala y en la contra Jefferson Montero hace el primer gol a los 45 segundos que pone al local 1 por 0. Pero luego a los 7 minutos, amonesta al propio Montero por supuesto clavado en el área cuando fue una clara zancadilla defensa en un claro penal que no se marca. A los 24 amonesta bien a Rojas de Toluca pero después comete una falta fuerte por la espalda del rival y no hay segunda tarjeta. Pero el peor desacierto fue señalar penal contra Monarcas cuando Huiqui gana la posición y juega el balón claramente y el delantero choca contra él en una acción dónde no existe falta y para colmo le muestra la 2 tarjeta amarilla del partido. Arellano ha recibido un incansable apoyo de la Comisión pero pesa a ello no se le ve ninguna mejoría. Su actuación fue  una vez más realmente muy mala. Otro árbitro en idéntica situación es Jesús Fabricio Morales que en Chiapas- Chivas deja de marcar dos clarísimos penales que les cometieron a los delanteros de Chivas en sendas barridas que se llevan a los adversarios especialmente en segundo de Muñoz Mustafá que traba a su rival claramente. Tampoco ha crecido a pesar de la cantidad de juegos que tiene arbitrados. En Santos- Cruz Azul Erim Ramírez no iba a expulsar a Oribe Peralta pero es evidente que Camargo le habla por la diadema y le indica que le muestre la tarjeta roja. Es una jugada que meque eso merece un análisis ya que Peralta va por el balón y frente a la barrida del defensor se encuentra con la pierna del rival al cual pisa pero sin el deseo de hacerlo y cuando ve las consecuencia trata de levantar el pie inmediatamente y termina viendo la tarjeta de expulsión, creo que no la merecía. El “recodo”  tuvo un pisotón más fuerte en Monarcas – Toluca y no se marcó ni la falta. En Pachuca- Tigres hay claro penal contra Villa que recibe un empujón por la espalda y no se señala nada y luego después de que Torres Nilo estaba ya amonestado y comete un claro empujón por la espalda del rival que se iba con cierto peligro al ataque y no se le enseña la segunda tarjeta. En Atlas- León hay un claro penal con Omar Bravo y no se señala lo que pudo cambiar el rumbo del partido. En Atlante-Veracruz también hay un claro penal por empujón por la espalda del jugador azulgrana y estando cerca Isaac Tojas decide no señalar de manera inexplicable, sin embargo expulsa bien a Guamerú García, ya que aunque en su barrida quiere jugar el balón, termina arrollando por detrás al adversario poniendo en riesgo su integridad física. Hoy se juzga la manera de jugar y no la intención al hacerlo. Por último el joven debutante Ríos Jácome tiene un trabajo  muy correcto en su aparición en la primera división. Muestra una gran condición física, se ubica bien, juzga adecuadamente las faltas como en la expulsión de Nahuelpán, quien deja muy arriba la pierna metiéndole una plancha con fuerza desmedida al adversario. Le faltan detalles que irá adquiriendo a lo largo de su carrera pero mostró que tiene la capacidad y los argumentos necesarios para estar en el máximo circuito del fútbol mexicano. Enhorabuena!!!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas