Análisis Arbitral de la Jornada 16

La Jornada 16 nos trajo como consecuencia de los puntos que ya definen posiciones para la Liguilla y de los errores arbitrales que se dieron en los mismos un sinnúmero de protestas.

La Jornada 16 nos trajo como consecuencia de los puntos que ya definen posiciones para la Liguilla y de los errores arbitrales que se dieron en los mismos un sinnúmero de protestas. Algunas de ellas muy subidas de tono como sucedió en el caso del Santos-Pachuca. Lo cierto es que el viernes comenzó la situación para el arbitraje, que tuvo además una semana muy difícil con la presentación del pliego petitorio al Presidente de la FMF. Las peticiones fueron lógicas y entendibles, por lo tanto, se llegó a buenos acuerdos para las partes. Pero al día siguiente empezaron los problemas en la cancha, tal vez derivado de todos los antecedentes vividos horas antes y del nerviosismo que presentaron los acontecimientos. Andrés Fassi, al término del juego en el que no le fue concedido un gol legítimo a su equipo en el último minuto que significaba el empate y un punto muy valioso para buscar la calificación, bajó a zona de vestidores y de manera equivocada increpó al árbitro Fernando Guerrero sobre esa acción. Se oye que le dice: “te vas a morir cuando veas la repetición”, lo cual pretendió ser interpretado por algunos como una amenaza de muerte cuando en realidad nunca lo fue. Pero no falta quien así lo interprete de manera exagerada en estos casos. Lo cierto es que todo surge de una serie de circunstancias que nunca debieron haber pasado. Por ejemplo: nadie debe estar en esa zona a la hora que pasan los árbitros hacia su vestidor; así como nadie debe bajar a esa área si tiene la cabeza caliente. Por otra parte, los directivos se encuentran en un área que en nada favorecía que estuvieran bajo esas circunstancias ni el Vicepresidente de Pachuca ni el Presidente de Santos. Por su parte, el árbitro no reporta nada en su acta arbitral, lo que propicia mayor especulación. Todo árbitro frente a incidentes de esta naturaleza debe hacer mención de lo sucedido para que las autoridades correspondientes tomen las medidas reglamentarias que sancionen a aquellos que comenten este tipo de faltas. Bastaba con que Guerrero mencionara los hechos tal y como sucedieron. Las palabras sacadas de contexto no significan lo que se dijo en realidad por parte de Fassi. Nunca fueron una amenaza de muerte como se dijo en principio. Desde el punto de vista reglamentario también Pachuca debería ser consciente que en el primer tiempo no se sanciona un penal en su contra por mano deliberada de su defensor casi pegado al poste cuando hubo un remate cercano a la portería que el jugador tuzo la envía por encima del travesaño con las manos para evitar el tiro a gol. Era penal y tarjeta roja por manifiesta oportunidad de gol. Eso no se tuvo en cuenta por parte de Andrés que sólo bajó a reclamar airadamente por el gol no concedido a su institución. En el gol  anulado tiene razón más no se justifica su actitud que debe ser siempre mesurada dada su investidura. Lo que se puede resaltar de esta situación del gol anulado es que el árbitro, que tiene una visión de la jugada, tendría que haberle dicho a su asistente que el gol era bueno y que es claro que el  toque con la cabeza es de un defensor y nunca de un atacante. Más aún cuando este defensor está sólo sin algún atacante que estuviese cercano a él que pudiera inducir al error. El árbitro siempre será último juez de las decisiones a tomar y el asistente es un colaborador, por lo que Guerrero bien pudo tomar la decisión final ejerciendo la autoridad que le confiere el reglamento y conceder el gol que era legítimo. Pero al otro día se da una situación más evidente de error en el primer gol de Pumas contra Cruz Azul, cuando el balón sale casi un metro fuera del campo por la línea de meta. Aquí también hay doble error ya que el árbitro nunca debe detener su carrera hacia el área cuando el balón se está jugando en esa zona del campo, al contrario debe tratar de acercarse lo más posible por la probable falta dentro de área. Parece que cuando ven la línea que demarca el área penal hay un muro que los detiene. Por otra parte, el asistente dos, Israel Valenciano, tuvo tiempo por la misma acción de llegar hasta el fondo y ver lo que ocurrió con claridad, porque para todos, el balón había salido. Grave error en un partido clave para amabas instituciones. En juegos de esta trascendencia nunca se debe de caer confianza y tratar de estar siempre muy cerca de cada acción, esa es tarea fundamental de los árbitros. Ojalá y este receso de Fecha FIFA sirva para reflexionar como se debe de encarar la última Fecha que debe de ser la mejor arbitrada para que entren a la Liguilla sin la presión de los errores que se reflejan en los resultados de los juegos. A quien se le fueron dos faltas de penal fue a Miguel Ayala en León-Puebla pues en el minuto 25 abrazan al “Gullit” Peña en el área y no lo vio y en el minuto 88, el portero Martínez de León levanta el brazo para que el delantero poblano no llegue al balón y lo derriba con choque intencional que era falta.

Un penal por bando no sancionados, aunque el que sanciona al final del partido a favor de Puebla fue muy bien visto por el árbitro ya que es falta de Martínez al sujetar a la altura de la cadera al adversario. Quienes han arbitrado muy bien en esta Jornada 16 fueron César Ramos, que va alcanzando su nivel en un partido importante por los puntos para no descender como fue Veracruz-UdeG. Marcó muy bien el penal a favor de los Leones Negros, anuló de manera correcta un gol del mismo equipo por fuera de lugar de Fidel Martínez y manejó las tarjetas de forma adecuada para encausar el juego. Muy buena actuación. Otra buena actuación fue la de Jorge Pérez Durán en el Querétaro-Monarcas, sancionando un penal de manera correcta y llevando el partido a muy buen término. Otros dos que respondieron con gran acierto fueron los jóvenes Luis Enrique Santander en el Atlas-Xolos, sobre todo en la expulsión de Pellerano y en el manejo de las tarjetas dando rumbo adecuado al partido en apego a las reglas del juego, el otro joven fue Erick Miranda en el Chivas-Tigres. Condujo como veterano mostrando calidad y aplomo. El mejor de la Jornada fue Óscar Macías en el Toluca-América, partido siempre difícil por la rivalidad entre ambos equipos y aficiones. Marcó con gran acierto el penal a favor de Toluca que derivó en el primer empate a uno y mostró adecuadamente las tarjetas para evitar que se perdiera el control del juego. Es uno de los mejores de la temporada y seguro lo veremos en la Liguilla, ya que sus trabajos así lo avalan. El segundo tiempo comenzó muy revolucionado con muchas faltas consecutivas pero logró controlarlo usando las tarjetas y con las decisiones acertadas que fue tomando a lo largo del mismo. Gran trabajo arbitral y ojalá siga por ese camino.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas