Sueño que comienza

Los corazones se inundan de un sentimiento que sólo se experimenta cada cuatro años. El inicio de la Copa del Mundo Alemania 2006 paraliza al mundo entero y lo convierte en apasionado espectador...

Los corazones se inundan de un sentimiento que sólo se experimenta cada cuatro años. El inicio de la Copa del Mundo Alemania 2006 paraliza al mundo entero y lo convierte en apasionado espectador de batallas en las que veintidós hombres aparentemente comunes y corrientes se disputan la gloria universal. A partir de este viernes, el deporte adquirirá un poderío deseable para todos, un alcance que alejará, momentáneamente, la vista humana de conflictos bélicos, intereses económicos y disputas políticas. El hombre centrará su atención en el rodar de una pelota, en el camino de un objeto redondo que tiene millones de sueños e ilusiones atrapados en su interior.

El espíritu patriótico que surge como efecto inmediato en la máxima justa futbolística del orbe encuentra un sano y pacífico desahogo en el balón, arma inofensiva y que, salvo contadas ocasiones, acarrea víctimas que sufren algo más que el pasajero dolor de una derrota. La vida sería mucho mejor si los conflictos pudieran siempre resolverse en una cancha de futbol, aunque, de acuerdo a los resultados, México no estaría muy bien que digamos.

Muchos acusan a los amantes del balompié de sobredimensionarlo, de otorgarle una relevancia de la que carece. Sin embargo, resulta innegable, para bien o para mal, que la Copa del Mundo produce comportamientos y actitudes que ningún otro evento puede presumir. Quizás una histórica participación de México no serviría para erradicar la pobreza o la falta de empleo, pero vaya que sería de utilidad para enseñarle a la sociedad que los sueños pueden convertirse en realidad, que un futuro mejor es posible si se trabaja en equipo y con objetivos claramente definidos.

En Medio Tiempo nos hemos preparado a conciencia para ser el hogar de tu pasión, la casa de un futbol que hoy, más que nunca, exige profesionalismo a la hora de informar el qué y los cómos de los protagonistas que se disputan la supremacía en un rectángulo verde. Nuestra meta es clara: brindarte la mejor cobertura de la Copa del Mundo Alemania 2006. Para ello combinaremos, como nadie más, el entretenimiento con la actividad periodística. Nosotros te damos el balón para que juegues con él y disfrutes al máximo la pasión mundialista.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas