Resaca mundialista

Es tiempo de volver a la normalidad. El júbilo generalizado que nos inundó a lo largo de la Copa del Mundo llegó a su fin. Hora de analizar lo sucedido, tanto en el caso específico de nuestro...

Es tiempo de volver a la normalidad. El júbilo generalizado que nos inundó a lo largo de la Copa del Mundo llegó a su fin. Hora de analizar lo sucedido, tanto en el caso específico de nuestro balompié como a nivel global, donde hay una creciente preocupación por el deficiente espectáculo visto. Las conclusiones que se obtengan servirán para dos fines: cerrar con éxito un proceso e iniciar el siguiente con valiosos aprendizajes.

El Mundial nos emocionó por el simple hecho de ser lo que es. Sabíamos que las emociones en la mayoría de los partidos eran escasas, pero nos manteníamos conformes por el simple hecho de estar observando la máxima competencia futbolística del orbe. Pensábamos que conforme avanzara el torneo se incrementaría la calidad… Los días pasaron y se mantuvo la tendencia: el futbol ordenado y conservador dominaba ampliamente al que buscaba el espectáculo y el agrado a las tribunas. Suficiente es con observar a los italianos para confirmar que quienes forman parte activa del deporte más popular del planeta ignoran la forma y se preocupan por el fondo, en este caso, triunfar en la Copa del Mundo.

Quienes integran la enorme comunidad futbolera deben evaluar lo sucedido e idear el mecanismo para que la alegría vuelva a las canchas, para que un gol no sea motivo suficiente para replegar líneas y esperar pacientemente a que llegue el silbatazo final. Ya la FIFA ha dado a conocer diferentes propuestas. Se busca que el juego vuelva a ser precisamente eso y no una metódica partida de ajedrez. Los aficionados lo exigen y los medios lo solicitan, pero hace falta que técnicos y jugadores se convenzan de que los resultados pueden ir acompañados de emociones para las tribunas.

Vienen días de cierta sequía futbolera. El mundo está saturado de futbol, aunque no tardará en volver a encenderse ante la menor provocación. Mientras tanto, en Medio Tiempo te invitamos a que nos digas cuáles son los apuntes que te dejó la Copa del Mundo y a que esperes la mejor cobertura del Torneo de Apertura 2006 del futbol mexicano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas