Los grandes mediocres

Dicen que hay equipos grandes y pequeños en el futbol mexicano.  La diferencia entre plantillas es abismal, se manejan muchos millones para traer y llevar futbolistas de un equipo a otro antes de...

Dicen que hay equipos grandes y pequeños en el futbol mexicano.  La diferencia entre plantillas es abismal, se manejan muchos millones para traer y llevar futbolistas de un equipo a otro antes de cada torneo, se manejan muchos nombres pero no siempre se dan los resultados esperados.

¿De quién es la culpa que un equipo como Cruz Azul, América y Pumas estén peleando los últimos puestos en la tabla general? ¿Será el entrenador, la directiva o los jugadores?

Después de ver el partido de ayer entre América y Morelia, me di cuenta que cambiar de directiva y de entrenador no siempre es la solución.  Los jugadores americanistas jugaron apáticos, con una puntería que daba pena y una defensiva que más bien parecían despejar el camino para que los Monarcas de TV Azteca entraran al área y fusilaran a Ochoa.

El equipo de Televisa no hizo nada en la cancha. Con todo y los malos resultados que han tenido, el sueldo que les pagan –el Piojo cobra casi 3 millones de pesos al mes- y ni por simple dignidad, los emplumados pudieron darle alegría a los pocos aficionados que nos atrevimos a pagar un boleto por ver si podían levantar el vuelo ante el penúltimo lugar de la tabla.  Es una grosería para los casi 25 millones de fanáticos del América – o eso dicen tener- que se muestren como figuras cuando no han demostrado nada.  ¿No sería bueno hacer una limpia de jugadores, incluyendo a los de reciente adquisición?

Empezando por el pésimo portero Sebastián Saja que sólo vino a darle una comisión a Ruggeri por su traspaso.  Es indudable la calidad del joven Guillermo Ochoa, y a pesar de haber cometido algunos errores en los partidos anteriores, es indiscutible que este arquero llegará muy lejos en el futbol mexicano.

Horacio Ameli, argentino recomendado por el ex técnico azulcrema, no es ninguna estrella, es más, muchos ya extrañamos a Ricardo Rojas con todo y que su calidad variaba de semana en semana.   Djalminha tiene calidad, pero también tiene una dudosa lesión que de comprobarse que es falsa provocaría su baja inmediata del equipo.  Claudio López no ha demostrado por qué vale tanto a estas alturas de su carrera deportiva y con sólo 2 goles a mitad de torneo ha dejado mucho que desear.

A la nueva directiva americanista le pedimos que ponga transferibles a todo el plantel con excepción del mencionado Guillermo Ochoa y de Francisco Torres.  No necesitamos nombres, necesitamos hombres.  En la delantera hace falta un talento joven que ha sido desperdiciado como es el joven de 19 años Santiago Fernández, que luego de pasar varios meses en la banca decidió probar suerte en España donde encontró lugar en el Barcelona de Segunda División.

En el caso de Pumas, no creo que estemos ante un caso de campeonitis, más bien pareciera que el peso a la ofensiva dependió mucho de Bruno Marioni y ahora olvidan que tienen gente de mucha calidad como son Iñiguez, Fonseca, Da Silva y Delgado.  ¿Por qué insistir en Alonso y Botero?  Hugo Sánchez se distrajo mucho entre torneos y pareciera que haberle ganado al Real Madrid le hizo olvidarse de sus deseos de dirigir a la Selección Nacional y ahora busca que los galácticos se le hinquen para pedirle que los salve de la crisis por la que atraviesa el conjunto madrileño.

Los únicos jugadores que han respondido como merece esta institución son Sergio Bernal - ¿quién lo hubiera pensado?- Del Olmo y Verón.  Con la calidad de estos tres jugadores, los Pumas han logrado rescatar puntos en este trágico torneo para los universitarios.

Cruz Azul va en ascenso.  El equipo cada vez se ve mejor, juegan con calidad y corazón a pesar de estar en el último lugar general.  Los extranjeros de los cementeros son fundamentales, pero la defensiva se ha puesto las pilas para que los resultados mejoren.

América tiene dos compromisos dificilísimos en las próximas dos jornadas, primero visita al Rebaño Sagrado – que tampoco ha satisfecho a la afición Chiva- y después recibirá a los Pumas de la UNAM en un duelo donde se juega más que el amor a la camiseta, el odio entre aficionados y los tres puntos. 

Por su parte, los felinos del Pedregal jugarán contra los Dorados de Sinaloa antes de enfrentar a las Águilas, mientras que Chivas visitará la Comarca Lagunera después del Clásico Nacional.

Aprovecho para felicitar a los Tiburones Rojos del Veracruz por el superliderato provisional, al Puebla por su racha invicta y a los Tigres y Rayados de Monterrey por que al fin se encuentran los dos en la parte alta de la tabla, después de varios años de no encontrar la fórmula para trascender.

Amable aficionado, ¿usted que opina? ¿Debe haber una limpia de jugadores en América? ¿Es Marioni la solución para que Pumas retomen el buen camino?  ¿Cruz Azul volverá a sorprender este torneo dando espectaculares partidos el resto del torneo?  No se quede con las ganas y escriba sus comentarios.  Muchas gracias.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas