Diferencias Abismales

Si bien es cierto que las comparaciones nunca son buenas, creo que en estos momentos sí es valido hacer una entre dos selecciones que son muy diferentes la una de la otra. Hace poco mas de dos...

Si bien es cierto que las comparaciones nunca son buenas, creo que en estos momentos sí es valido hacer una entre dos selecciones que son muy diferentes la una de la otra. Hace poco mas de dos meses la selección mayor de España volvió a ser una de las decepciones mas grandes de un torneo internacional, al ser eliminada tristemente por Francia en la Euro 2000, cuando junto a su mismo victimario era una de las grandes favoritas para llevarse el titulo de campeón de Europa y solo quedo en mera suposición. Hoy en día resulta completamente contradictorio pero sumamente agradable, que la selección “menor” española vaya a pelear por la medalla de oro en los juegos olímpicos de Sidney. Aunque es claro que no se juega al mismo nivel de competencia que en cualquier torneo de mayores dimensiones, de cualquier forma tiene un grado de dificultad muy alto, lo que lo convierte en un logro bastante difícil de conseguir. Actualmente cuando vemos los nombres en la alineación inicial, no encontramos a grandes estrellas ni a jugadores consagrados de la la liga española, pero en contra parte vemos los nombres de futuros jugadores que en un tiempo no muy lejano quizá puedan traer la gloria de un mundial o de un título de Europa, a una España que desde hace mucho tiempo está cansada de esperar una satisfacción a nivel selección nacional. Esta es una simple suposición, pero el tiempo nos dará la razón en un futuro que ojalá no esté tan lejano. Volviendo al punto de la comparación podemos observar que los jugadores que integran la selección olímpica no reciben los millonarios salarios que ostentan las estrellas del club al que pertenecen, pero en contra parte éste puede ser un punto de partida para llegar a ocupar un lugar en el sobrevaluado firmamento que cubre a la liga española. Por otro lado ésta selección no partió como favorita al inicio del torneo, factor que sin duda a ayudado a que sus integrantes jueguen desinhibidos, sin ninguna presión y por el solo hecho del honor que significa representar a la nación que los ha visto nacer y crecer como futbolistas. Además no debemos olvidar que sea cual sea el resultado del partido final por la medalla de oro, ésta selección ya aseguro por lo menos la presea de plata, resaltando en éste punto que la selección española del 92 consiguió la de oro, pero en territorio español en las olimipiadas de Barcelona, lo que convierte a ésta selección en la primera en buscar la de oro en tierras internacionales. A diferencia de la selección mayor, que viaja a todo lujo y con grandes consideraciones, la selección menor viaja como un integrante más de la delegación olímpica española siendo no menos ni más importante que cualquier otro miembro de la misma. Otro factor que en comparación es de dimensiones mucho menores al de la selección mayor, es el factor económico donde incluso no puede haber punto de comparación alguna. Y por último, pero sin duda el más importante de todos, el amor a la camiseta que muestran estos chavales al salir a la cancha y dar todo lo mejor de ellos para poder cumplir con un sueño que al día de hoy está a la vuelta de la esquina y no tan lejano como la gloria que la selección mayor pueda nunca alcanzar. Indudablemente el partido por la medalla de oro se presenta muy complicado y no solo por lo que representa disputar la presea aurea, sino por el rival en turno, ya que la selección de Camerún ha desplegado un futbol dinámico, veloz y que además cuenta con una fuerza y contundencia extraordinarias. Pero lo que es un hecho es que la selección menor ya ha hecho historia: primero, porque sea cual sea el resultado ya han asegurado una medalla; segundo, porque han superado todas las expectativas que se tenían para este torneo; tercero, el papel desempeñado es un ejemplo de suma importancia para todos los futbolistas españoles; cuarto, porque a diferencia de la selección mayor, la selección olímpica se encuentra muy lejos del fracaso y la desilusión; y por ultimo, porque ésta selección si está decidida a hacer historia de la buena, cosa que no a muchos les interesa. Finalmente podemos concluir que sí existen diferencias abismales entre la selección olímpica y la selección mayor española. Y basta solo mirar al pequeño comparativo antes mencionado, para obseravar que la selección mayor esta muy lejos de poder llegar a dar una satisfacción tan grande como la que la selección olímpica ya nos ha brindado en estos momentos. Por lo que solo me resta decir a las grandes estrellas que integran la devaluada selección mayor, que por un momento bajen de su nube y pogan un poco de atención en los jugadores que en algún momento no tan lejano van a pelear sus puestos. Porque nada es eterno, ¿o no? Nota aparte: Cabe hacer mención de los grandes momentos que viven los clubes españoles en la primera parte de la Champions League, hay que seguir adelante, porque aunque aquí no se peleen medallas de oro, si está de por medio el titulo de Europa y el prestigio de ser la mejor liga del mundo. Saludos desde el viejo continente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas