Dinero contra Futbol

Sin duda son muchos ya los años que han pasado desde que la liga no se peleaba tanto, y al día de hoy podemos observar como cada jornada que pasa, tenemos un líder distinto. Esta semana toca turno...

Sin duda son muchos ya los años que han pasado desde que la liga no se peleaba tanto, y al día de hoy podemos observar como cada jornada que pasa, tenemos un líder distinto. Esta semana toca turno a los naranjeros del Valencia, hace apenas una semana la afición merengue reaccionaba favorablemente cuando el Madrid conseguía de nuevo colocarse en lo mas alto, los gallegos del Celta probaron las alturas no hace mucho tiempo, la afición blaugrana espera con ansía el tan añorado primer sitio que el Barca podría conseguir esta semana y finalmente los leones del Athletic de Bilbao parecen estar mas determinados que nunca a recuperar esa hegemonía que los caracterizara en años anteriores. Que podría resultar mas espectacular, justo en el año mundialista, que la liga española se definiera en las últimas jornadas; ¿Podría ser un indicio de que por fin España logrará lo que hasta ahora se ha convertido en una misión imposible de conseguir? Tal vez. Pero lo que hoy estamos presenciando, es sencillamente la tendencia a la que el fútbol moderno se está dirigiendo. Grandes sueldos, mucho glamour, exceso de publicidad, negocios millonarios, infidelidad de jugadores hacia los clubes, y creo que un poco de pasión y algo del deporte que en ocasiones perseguía fines monetarios pero simplemente por el bien del juego. Hoy día los equipos tienen valor bursátil, los jugadores se esfuerzan cada día mas para poder llegar a fichar con equipos millonarios que mas tarde los cederán a otro equipo de gran poder adquisitivo, por el simple gusto de implantar un record de transferencia, sin importar que no hayan logrado un título en varios años, porque “varios” son mas de dos. Pero a la afición no le interesa presumir records monetarios; si no títulos, trofeos, copas, distinciones que realmente influyan históricamente en el palmarés del club. Sin duda la plata es un medio importante para poder conjuntar un equipo ganador, pero no tiene que convertirse en el principal factor de identidad de un equipo. Porque a pesar de ser aficionado a cualquier equipo “millonario”, los seguidores no veremos jamás algo de ese dinero en nuestro bolsillo, solamente queremos ver ese dinero convertido en títulos que se muestren en las vitrinas del club. Eso sí es importante. Lo que hoy sucede en la punta de la liga española, es un simple recordatorio que el fútbol es el deporte mas bello del mundo, el que logra escaparnos de la realidad y perder noción del tiempo. El factor que nos hace recordar que estamos vivos, ya que es capaz de conjuntar pasión y sentimiento, aún en los peores momentos de la historia del ser humano, ya sea particular o colectivamente. Hoy día no importa tal vez, quién sea campeón por el simple hecho de serlo. Al final de ésta liga lo importante será quien logró ser campeón tras dejar a otros cinco rivales hambrientos de triunfo. Lo importante al final será recordar que el único factor que dio origen a tantos hermosos sentimientos solamente fue... el fútbol. Nota aparte: Sin importar el equipo al que apoyemos, y la afición que por éste en algunos casos convirtamos en religión, Rivaldo fue capaz de demostrar que solamente hay un deporte capaz de sorprender a todo el mundo. Gracias por ese enorme “casi” gol, que al día de hoy, no me he cansado de admirar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas