Renace la Esperanza

Justamente cuatro años después de la decepción del mundial de Francia, la selección española llega con nuevos bríos a la justa mundialista de Asia. España se perfila hoy como uno de los candidatos...

Justamente cuatro años después de la decepción del mundial de Francia, la selección española llega con nuevos bríos a la justa mundialista de Asia. España se perfila hoy como uno de los candidatos para convertirse en campeón del mundo. Sin embargo, una loza de pesados fracasos en este tipo de torneos se hace presente de nuevo. Al día de hoy la selección, compuesta por grandes jugadores de la “liga de las estrellas”, tiene que soportar la presión que cada dos años se posa sobre ella, ya que si no es la Copa Europea lo es el mundial. La “furia” se ha caracterizado por lograr que todo un país sueñe con conseguir un titulo importante a nivel profesional en varias ocasiones, ya que en el plano juvenil se han dado resultados satisfactorios, pero ha sido en el momento decisivo cuando se han venido a tierra los sueños de un país ávido de un triunfo de grandes magnitudes. La historia parece concederle una nueva oportunidad para lograr lo hasta ahora imposible. Sin duda el hecho de tener en su liga al mejor club de toda la historia, hace que España no pueda consolidarse en el plano de selección nacional, a pesar de contar en todos los mundiales y copas europeas a los que se ha clasificado, con uno de los mejores equipos participantes, o por lo menos así se muestra en el papel. Este año, esta nueva oportunidad, este nuevo milenio; puede ser para la selección de Camacho el parte aguas en la historia del fútbol español. A lo largo de la historia mundialista, los grandes de Europa se perfilan a enfrentar el mundial de la manera ya conocida, jugando a ocupar unos de los puestos de la segunda ronda tranquilamente y sin presión, para a partir de ésta instancia, pulverizar a cualquier rival que se interponga en su camino hacia las finales. Pero el caso de España es diferente, ya que siempre les cuesta trabajo arrancar y cuando por fin logran consolidarse, generalmente se les presenta una situación adversa que se torna difícil de resolver. Recordemos que en muy pocas ocasiones España ha conseguido el primer lugar de grupo, lo que los ha obligado a enfrentar equipos embalados y de alto nivel que en varias veces los ha echado de la competencia. En este mundial el grupo donde se ubica la selección española, no parece presentar un gran conflicto para que los de Camacho consigan el primer lugar de grupo, dejando que tanto Paraguay, que se mostró interesante hace cuatro años, luche con todo ante dos equipos que resultan como una incógnita en la competencia mundialista. Pues bien, esperemos que España logre consolidarse en este mundial que se presenta muy interesante debido al poder ofensivo de varias selecciones, y por fin logre consumar el sueño de una afición que sigue esperando colocarse entre la élite de los pocos que pueden ostentar el haber levantado en alguna ocasión la copa del mundo. Recordemos que América par los americanos y Europa para los europeos. Pero Asia… ¿para quién? Habrá que ver. Nota aparte: en hora buena Perrín por la llegada del nuevo crío, recuerda que ahora es tú turno para transmitir los valores que a ti se te inculcaron desde pequeño. Espero que Dios te siga llenado de bendiciones, como lo ha hecho hasta ahora. Salú.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas