Expectativas cumplidas

La semana pasada arrancó con la gran desilusión que nos causó la eliminación de nuestra selección ante Canadá en la Copa de Oro. Muchos seguramente pensaron, qué iba a ser de nuestra semana...

La semana pasada arrancó con la gran desilusión que nos causó la eliminación de nuestra selección ante Canadá en la Copa de Oro. Muchos seguramente pensaron, qué iba a ser de nuestra semana futbolera, muchos se deprimieron por que no podrían ver el gran duelo de la selección mexicana frente a la poderosa Trinidad y Tobago. Pero muchos también nos dimos cuenta que la Jornada 7, independientemente de los partidos que hubo en Europa entre semana, la Libertadores y lo que quedaba de la Copa de Oro, nos traería grandes cosas. Yo soy de los que piensa que la gran expectación que se crea en torno a los partidos "atractivos" afecta considerablemente en el rendimiento de los equipos, pero creo que en esta ocasión, fue lo contrario. Se esperaban grandes duelos, el primero, en España, los equipos más populares de la "madre patria", el Real Madrid y el Barcelona, equipos acostumbrados a estar peleando el primer lugar general, pero en este torneo se toparon con muchos problemas que les habían impedido estar en los primeros planos. Ambos equipos se han recuperado y ahora son firmes candidatos a luchar por la liga, aunque el Real ha dado el verdadero gran paso colocándose a solo 6 puntos del líder de la competencia, el Depor. El Madrid no solo ganó un partido, no solo los 3 puntos cuentan, se ganó el orgullo, se ganó con la camiseta, se ganó el único partido que no se debe perder, se ganó mucho. El Barcelona se vio muy por debajo del Madrid y creo que el triunfo fue bastante justo. El partido cumplió sin duda con las expectativas de los aficionados. ¡Qué nivel de futbol! Ahora vamos con México. El América cumplió y fue mejor, sacó un triunfo muy valioso de una de las canchas más difíciles derrotando 4-2 al Toluca, recuperándose de una desventaja de dos goles. El partido, cumplió expectativas. Nos vamos a la Sultana del Norte, el gran clásico regio, los Tigres con un gran plantel, se acordaron nuevamente que si juegan como un "equipo", tienen todo para ser campeones. Importante recuperación del Monterrey, pero la desventaja era ya muy amplia. Nos guste o no, aceptando que hubo muchos errores, fue un partido emocionante que cumplió también con las expectativas. Otro clásico, el tapatío. El Atlas venía de un compromiso difícil frente al River en la Libertadores con quien empató a un gol. Se decía que los jovencitos estarían cansados y ya vieron el resultado, un buen partido donde la Academia le quita lo invicto a las Chivas y nos habla de que este torneo mexicano, a pesar de las inconsistencias que se presentan a lo largo del torneo, no tiene favoritos asegurados, se acuerdan del Pachuca 99?. Otro partido más del que se habló en la semana, otro partido que cumple con las expectativas. Con todo esto quiero decir que los aficionados debemos de estar satisfechos. Cuántas veces se crea expectativa por una jornada y no pasa nada. Cuántos clásicos, cuántas polémicas y después, solo aburrimiento. Esta ocasión ha sido diferente, ojalá que así fuera siempre. Todo está en que los jugadores quieran romperse la madrinola en cada encuentro y se entreguen, lo que da como resultado que estemos contentos con lo sucedido en el fin de semana y nos olvidemos de que probablemente estaríamos celebrando el campeonato de la selección en la Copa de Oro. Y eso no fue todo ya que los partidos restantes de la jornada 7 nos trajeron muchos goles y buen futbol en general. No hay más que desearle suerte a nuestros representantes en la Libertadores, que viajan a Sudamérica motivados para por lo menos sacar algún punto en sus compromisos de mitad de semana. Amigos pues, démosle gracias a nuestro futbol por lo que vimos en las canchas. Quizás no vimos la calidad que se presentó en el Bernabeu, pero sí tuvimos emociones, goles y el resultado = expectativas cumplidas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas