El IFE a la FIFA

El grito de fraude no se oyó en México, pero sí en Suiza, en la “democrática” FIFA. En las elecciones presidenciales del 2 de julio, Fox no ganó por un voto, pero en la FIFA si hubo margen mínimo....

El grito de fraude no se oyó en México, pero sí en Suiza, en la “democrática” FIFA. En las elecciones presidenciales del 2 de julio, Fox no ganó por un voto, pero en la FIFA si hubo margen mínimo. Y los que se quejaron no fueron los mexicanos, sino los sudafricanos. La designación de Alemania como ganador de la sede del mundial 2006, ha desatado una serie de rumores como los que se han presentado en el Comité Olímpico Internacional en los últimos años. El resultado de la votación final ha sido todo un misterio, que según dicen, se entrelazan poderosos intereses comerciales, política, amenazas de muerte, chantajes, “mordidas” y corrupción. La prensa alemana ha comunicado que hasta el presidente germano viajó a Zurich para hacer arreglos de última hora con los indecisos, llámese la cargada. Sudáfrica era el favorito natural e indiscutible. El resultado final fue de 12 votos a favor de los germanos y 11 para los sudafricanos, con una extraña abstención, la del representante de Oceanía, Charles Dempsey. Mr. Dempsey tenía el mandato de su confederación de apoyar a la nación africana, pero increíblemente no lo hizo. Dicen que se pudo deber a amenazas de muerte. Si este señor hubiese votado, Blatter tenía el voto del desempate que presumiblemente era para Sudáfrica, quien hubiera ganado la elección como se esperaba. La nación de Mandela ha ordenado una investigación exhaustiva sobre todo lo que rodeó a la designación, aunque se ve difícil que se le quite el triunfo a los germanos. Ahora, solo falta que la FIFA, invite al IFE para que de forma organizada y limpia, le organice sus próximas votaciones para la elección de sede mundialista o para renovar la presidencia del máximo rector del futbol. Así es, la FIFA se mueve con “billete” y por eso ganó Alemania, por eso perdió Sudáfrica; al igual que Atlanta ganó los Juegos Olímpicos de 1996, los cuales, con lana o no, eran para Atenas. México YA goza de democracia, estamos contentos y esperanzados por lo que viene, por todo lo que el señor de las botas representa; por todo lo que le debemos al profesional IFE y por la gran actitud de todos los contendientes y del sorprendente y respetable Doctor Zedillo. En cambio en la FIFA, no gozan la democracia y aunque todo esté arreglado, vendrán días difíciles, eso, no lo dudo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas