Gracias, Vieja

Así se titulan las memorias de uno de los mayores mitos del fútbol, Alfredo Di Stéfano. Para los que no lo vimos jugar y solo oímos maravillas de lo que este argentino-español hizo con el fútbol,...

Así se titulan las memorias de uno de los mayores mitos del fútbol, Alfredo Di Stéfano. Para los que no lo vimos jugar y solo oímos maravillas de lo que este argentino-español hizo con el fútbol, vale la pena leer este libro. Gracias, Vieja resume toda su gratitud a quien le sirvió de manera fiel a lo largo de su carrera: la pelota, a quien Alfredo se debe de forma apasionante. Dentro de los temas que Di Stéfano toca en sus memorias y que vale la pena conocer, destacan: su infancia en La Boca, sus primeros pasos en el fútbol (River, Huracán y la Selección Argentina), su paso por Colombia, su llegada a España con la puja entre el Barcelona y el Real Madrid así como su consolidación y éxitos con el club blanco y su etapa final como jugador en el Espanyol. Por otro lado su vida como director técnico empezando por el Elche, Boca, Valencia, Rayo Vallecano, Castellón, River y por supuesto, el Real Madrid. Y finalmente el papel que desarrolla hoy día, como asesor a la presidencia del club que lo vio triunfar en Europa. Es una obra cómoda ya que todos los relatos y memorias del alguien suelen ser del agrado de los lectores, pero como todo buen libro, deja muchos puntos para la reflexión. Alfredo Di Stéfano es considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y esto sobretodo por los éxitos que logró con el Real Madrid, ganando las primera 5 Copas de Europa de la historia de manera consecutiva, así como 8 ligas y 5 pichichis. Nadie, absolutamente nadie en la historia del fútbol español, puede presumir el palmarés de Di. Alfredo nunca triunfó a nivel de selecciones, jugó para la albiceleste y para la furia (por cierto, algo que no me quedó claro es lo que opinaron en Argentina cuando Di Stéfano jugó para España, seguro hubo escándalo, por eso ni lo menciona. Por ello, aunque en el ámbito de Ligas, ganó todo, tanto en Argentina como en España, Di Stéfano está por debajo de los auténticos mitos del fútbol mundial, llámese Pelé, Cruyff, Maradona. Lo mismo le pasó a Hugo Sánchez, triunfó en el Madrid pero nunca hizo nada con su selección. Di Stéfano no sabía hacer otra cosa que el fútbol y por ello en cuanto se retira de las canchas, decide seguir su carrera pero ahora desde el banquillo. Su carrera como jugador y como entrenador no tienen comparación alguna, ya que lo único que logró fueron algunos campeonatos aislados en el Valencia, Boca, River y la Recopa en el Madrid. Como jugador casi siempre era el Primero, como técnico casi siempre Segundo, lo que él no aceptaba. Lo que más llama la atención es el pésimo trato que le dio el Madrid; primero cuando jugador, fue despedido por mandarse a la “mierda” con su entrenador Muñoz en 1964. Alfredo ya había ganado todo con el Madrid y por un incidente propio de la calentura de una final de Copa de Europa, lo echan, lo cual no considero apropiado. Cuando llega al Madrid de técnico, esto en 1983, es segundo lugar en todas las competiciones en que participa y por ello lo echan. Y en 1990, se hace cargo provisionalmente del cuadro merengue, gana la Supercopa y lo echan de nuevo. El Madrid le jugó chueco, pero por lo menos hoy día, ostenta un cargo y salario en reconocimiento a su gran trayectoria, como asesor de la presidencia del Real Madrid C.F. Vaya esta enseñanza para Hugo Sánchez Márquez, quien al igual que Di, ganó todo en el Madrid y después lo trataron de una manera incorrecta. Di Stéfano triunfó como jugador pero como técnico no contó con la misma suerte, ni en el mismo Madrid. Hugo no ha ganado nada y ya se siente entrenador del cuadro blanco. Aguas, hay que poner los pies en la tierra y después hablar. Alfredo Di Stéfano, como cualquier ser humano que escribe sus memorias, se describe como un tipo extraordinario y casi sin defectos. Esto pues es imposible, ya que todos tenemos nuestro lado obscuro, pero lo cierto es que después de leer Gracias, Vieja, conozco mogollón de uno de los mejores jugadores de toda la historia y de un gran hombre que siempre llevó su carrera de forma transparente y entregada. En fin, se los recomiendo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas