¿Hay amor a la camiseta?

Sin duda la pregunta de moda. Alberto De la Torre, presidente de la FMF, se atrevió a decir el martes pasado que algunos jugadores de la Selección Nacional juegan solo por dinero y no por amor a...

Sin duda la pregunta de moda. Alberto De la Torre, presidente de la FMF, se atrevió a decir el martes pasado que algunos jugadores de la Selección Nacional juegan solo por dinero y no por amor a la camiseta. Al pobre dirigente le llovió muy duro. Campos, Ramón, Olalde, Palencia, Márquez, Luis Hernández, Cuauhtémoc y muchos otros, criticaron abiertamente las declaraciones del dirigente femexfuto. El único conciliador fue Lapuente, quien dijo: De la Torre ha hecho mucho por la Selección, por lo que se le puede perdonar cualquier “error”. Lo que menos me interesa es saber las reacciones de los protagonistas tricolores. Es obvio que ellos defenderán a muerte su amor por México. Nadie duda el que se sientan honrados por representar a su país, pero no me vengan con que el asunto de los dineros no les interesa, o que pasa a segundo término. Recuerdo muy bien, cuando los seleccionados se rebelaron antes de la Copa América 93 (donde por cierto fueron subcampeones), diciendo que si no había primas, no viajaban y por ende no jugaban. El Ing. Aguilar Álvarez (q.e.p.d.), les dijo, si no quieren jugar, no jueguen, ahí están los Hermosillos, los Chepos y compañía que seguramente quieren jugar. El querido “Tenebras” vaya que si tenía huevos. Los seleccionados no tuvieron de otra y jugaron, y vaya que si se lucieron, con todo y sus “bajas primas”. En otra ocasión, los juveniles nacionales no quisieron jugar el internacional de Toulon ya que no aceptaban las primas, en esa ocasión, se envió a un equipo juvenil de Pumas para representar a México. ¿Por qué estos ejemplos?., pues solo para recordarles a algunos jugadores que muchas veces no ponen “la camiseta” por encima de todo y solo juegan por las primas y las hermanas. De acuerdo, los jugadores viven de eso, del futbol, de sus salarios y de las famosas primas, pero a veces se nos olvida que la profesión de JUGADOR DE FUTBOL SOCCER, es una de las mejores pagadas de nuestro país. Recordando el caso de Torrado, quien pedía $200,000 pesos libres al mes y su representante hablaba de que era un salario por debajo de la media que ganan los futbolistas en México. Les pregunto, no creen que un salario como el antes mencionado es digno?, qué porcentaje de los mexicanos gana tales cantidades?, vamos ni el 5% de toda la población económicamente activa. Es válido que los jugadores velen por sus propios intereses, aprovechando lo inflado del mercado, pero personalmente creo que cuando un jugador es llamado a formar parte de la Selección Nacional de Futbol, debe poner antes que nada el amor, la pasión y el respeto por la camiseta y después dedicarse a los pesos y centavos. Si los jugadores se concentran en lo realmente suyo, los billetes verdes vendrán detrás. El otro día, leyendo el periódico El Financiero (zapatero a tus zapatos, solo deberían de hablar de finanzas y no de futbol), observé una nota donde una mujer decía que equipos como Pumas, pagaban salarios de burócratas. Yo solo le digo a Ma. Del Refugio que ya quisiera ser tan burócrata en su trabajo como lo son los jugadores en Pumas. Ya quisiera un burócrata de piso, ganar los $100,000 mensuales que por ejemplo gana el Gonzo, un joven burócrata de tan solo 20 años de edad. Vaya que este tema es difícil y polémico, se maneja mucho dinero en el futbol y los directivos, sí los directivos tienen la culpa, sí tienen la culpa de que los jugadores ganen tanto dinero y estén tan consentidos, aguas señores directivos, no vayan a quebrar. Cómo hacen falta directivos que pongan orden y detengan el exagerado crecimiento de los sueldos de los futbolistas. Espero no se enoje Don Florentino Pérez. Lástima que no juego futbol, ya que sería un burócrata con salario de periodista.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas