Los "rescatadores" del TRI

Cambios en la Selección Mexicana de Futbol. Javier "El Vasco" Aguirre y Alejandro "El Güero" Burillo entran al rescate. El primero, me parece el adecuado dada la situación de emergencia...

Cambios en la Selección Mexicana de Futbol. Javier "El Vasco" Aguirre y Alejandro "El Güero" Burillo entran al rescate. El primero, me parece el adecuado dada la situación de emergencia prevaleciente para el Tri en la eliminatoria mundialista. El segundo, dueño de todo lo relacionado con el equipo nacional, es el único capaz de salvar su propio negocio que últimamente no ha dado buenos dividendos. Me imagino que con estos cambios, la afición estará más tranquila y confiada en que el futbol volverá a nacer en los botines de nuestros ratones, los jugadores presentarán una motivación especial por la etapa que comienza y los directivos mostrarán mayor orden ante el nuevo jefe de jefes. Pero desgraciadamente amigos de mediotiempo.com, ni el Vasco ni el Güero son magos y mucho menos podrán levantar el barco tan fácilmente. Coincido con Javier Aguirre en el hecho de que la unión entre todos los que rodeamos al futbol debe ser lo más importante en esta difícil marea. El domingo, el Azteca deberá estar pletórico para demostrarle a los gringos que no podrán con México. La empresa es muy difícil, pero no imposible. El Vasco es una persona muy inteligente a quien ya hemos alabado en este espacio y ahora más que nunca deberá demostrar su personalidad que tantos triunfos y satisfacciones le ha dado en el pasado. No hay de otra, vencer a los Estados Unidos, de lo contrario, ahora sí, la empresa pasará de ser difícil a imposible. Ya después, habrá tiempo para experimentos y cambios de fondo. Es cierto, la solución a los problemas del futbol mexicano no estaba en la persona del caballero Meza ni en la del paraguayo Kiese, la crisis está y es de fondo, independientemente del resultado del domingo. Vendrá Copa América y luego cuatro partidos cruciales en el hexagonal, pero en el inter, deberán haber cambios de estructura y de orden que realmente sean aplicables, trascendentales y que arrojen los resultados que todos queremos. De aquí al domingo no podemos esperar otra cosa más que el Vasco y sus nuevos jugadores trabajen muy duro en lo físico pero sobre todo en lo mental ya que esto último puede hacer la diferencia. Estoy seguro que Javier Aguirre dejará todo en favor de la Selección Nacional y ojalá tenga éxito, el mismo que desgraciadamente se le negó a su antecesor. Esperemos que el Güero ya no se rodeé de empleados incompetentes y se aleje de ellos (o los despida), que llame a los mejores hombres para que colaboren con él (como el caso de Aarón Padilla que ya suena) y ojalá que llegue a poner orden y a dirigir con autoridad, no únicamente repartiendo billetazos, si es que los “muchachos” ganan. Por último, si lo que sucedía en la cancha daba asco y lo que hacían los directivos también, ahora las televisoras están de vergüenza. Siempre muestran dos caras de la moneda totalmente opuestas, dependiendo de qué lado esté el balón. TV Azteca, comandada por José Ramón, ahora respeta y elogia a Burillo (eternamente criticado por su poder tras bambalinas), mientras Televisa liderada por Orvañanos, ahora muestra una inconformidad total con la nueva designación en la Comisión de Selecciones porque el otrora bienamado primo, ya no es parte de la empresa que antes era dueña del futbol. Ambas empresas de televisión están mal, cada vez peor, no es posible que nunca puedan mostrar parcialidad ni objetividad, ni hablar, la televisión es parte importantísima del negocio llamado futbol. No se diga más, no hay de otra, última llamada antes de la desgracia, hay que ganarle a los EEUU, para que podamos seguir hablando de la Selección. Suerte y ojalá, por el bien de todos los aficionados, se gane el domingo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas