Crisis Puma

Amigos de mediotiempo.com, los Pumas de la UNAM se encuentran en un bache tremendo. Desde que iniciaron los torneos cortos no han podido ofrecer algo importante a su "valiosa" afición. Desde el...

Amigos de mediotiempo.com, los Pumas de la UNAM se encuentran en un bache tremendo. Desde que iniciaron los torneos cortos no han podido ofrecer algo importante a su "valiosa" afición. Desde el título y la gran temporada 90-91, el equipo del Pedregal no ha podido levantar y se encuentra en una de las crisis más profundas de su historia ya que, acostumbrado a estar en boca de todos por sus éxitos, ahora no hay más que palabras de críticas y de cuestionamientos. No es fácil encontrar culpables en la situación universitaria. La UNAM es la máxima casa de estudios de nuestro país la cual ha estado llena de conflictos a lo largo de su historia. Ahora bien, recordemos que desde hace más de dos décadas, el equipo profesional de los Pumas se encuentra administrado por un Patronato conformado por gente universitaria. Dicho patronato fue dirigido por Gilberto Borja y Guillermo Aguilar Álvarez en los "mejores años" de Pumas quienes pasaron la estafeta a la mancuerna de Guillermo Soberón y Javier Jiménez hace poco menos de cuatro años. A nivel directivo, podríamos hablar de muchos cambios, algunos para bien y otros para mal, pero donde tristemente se demuestran los problemas es en la cancha y en los números, donde los aficionados realmente lo sienten. Vayamos a las realidades. Antes.......... Pumas era un equipo grande pero en los últimos años ha demostrado no querer mantener su tamaño al colocarse de media tabla para abajo. Pumas era un equipo que producía la mayor cantidad de jugadores para el futbol nacional y para la Selección, ahora no aporta uno-solo directamente. Pumas era un equipo que gozaba de continuidad en todas sus líneas y ahora, cambia de técnico cada torneo y sus jugadores importantes ya no cumplen un debido ciclo. Pumas era el equipo donde todos querían debutar, ahora los que quieren iniciar su carrera se la piensan dos veces antes de probarse con la UNAM. Pumas era un equipo admirado por toda la gente de futbol, ahora pocos voltean a ver lo que sucede con la institución. Pumas calificaba y era protagonista, en los 10 torneos cortos lo más destacado son dos semifinales y ahora es el quinto equipo con el peor porcentaje y casi en el fondo de la tabla general. Pumas era un equipo de respeto en su casa y fuera de ella, ahora... Pumas era un equipo que se manejaba con total discreción, ahora tanto directivos como cuerpo técnico y jugadores exhiben sus carencias en los medios y hablan más fuera de la cancha que dentro de ella. Y así nos podríamos seguir con el antes y el ahora pero la única realidad es que Pumas se encuentra en la peor crisis de su historia, tanto a nivel deportivo como administrativo. Todos tienen su culpa, tanto los anteriores como los actuales directivos, tanto los técnicos de antes como el que se acaba de ir, tanto los jugadores que están como los que no están. Quizás hasta la afición tenga parte de culpa por su comportamiento inadecuado y hasta vandálico hacia técnicos, directivos y jugadores. Lo único cierto es que hay problemas de fondo y muy fuertes, la solución no está querer linchar a Jiménez Espriú (como muchos lo han querido hacer) o traer a Hugo Sánchez al timón (como toda la porra lo pide). El problema es mucho mayor. Desgraciadamente no es posible resucitar al Ingeniero Aguilar Álvarez (quien aunque muy a su manera, tuvo un estricto control de la institución y logró cosas importantes) ¿Soluciones? La solución está en que todos los “culpables” se autoanalicen y evalúen su trabajo para tomar decisiones importantes. Si alguien cree sobrar en el club pues que se vaya y si alguien tiene deseos de incorporarse para aportar pues que le den la bienvenida. Es una pena que el Goya cada vez se escuche menos y que la dignidad de los Pumas esté por los suelos. Los que aman los colores azul y oro, ojalá que no los abandonen, sigan apoyando fuerte y exijan, con coherencia, una solución a los graves problemas que se viven actualmente en Ciudad Universitaria. Es una lástima lo que sucede con Pumas pero una realidad, ojalá que quienes trabajen por este equipo, sean gente de FUTBOL, que conozcan y entiendan el deporte y más aún, que lleven tatuados los colores de la Universidad Nacional Autónoma de México. A todos sus seguidores y simpatizantes mis mejores deseos de suerte y calma en esta muy complicada etapa. Me gustaría conocer sus opiniones ante la crisis puma. Saludos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas