Cuauhtémoc, bendita reaparición

Después de un horroroso primer tiempo pero gracias a la eficiente reaparición de Cuauhtémoc Blanco, la Selección Mexicana de Futbol logró su objetivo, derrotar a Jamaica en una etapa más de las...

Después de un horroroso primer tiempo pero gracias a la eficiente reaparición de Cuauhtémoc Blanco, la Selección Mexicana de Futbol logró su objetivo, derrotar a Jamaica en una etapa más de las eliminatorias rumbo al próximo Mundial. En el mediotiempo (.com), el análisis era por demás lamentable, todo lo sucedido en los primeros 45 minutos fue para dar lástima. México jugaba mal, no llegaba, perdía todos los balones, solo se veían balonazos, se veía superado ampliamente por un rival que después confirmó ser inferior, jugaba tan mal que no merecía ni siquiera conseguir un boleto para el Mundial, vamos hasta el autogol más infantil cayó y de ahí en adelante, a sufrir se ha dicho. Me imagino que el Vasco dio algunos gritos y mentadas a quienes lo merecían en el vestuario ya que la actitud cambió para el complemento. Los ratones se dieron cuenta de lo que estaban perdiendo y mejoraron. Ojo, el futbol desplegado por el Tri no fue bueno pero sí suficiente para darle la vuelta al marcador que tenía a todo México, eliminado de la Copa del Mundo. Cuauhtémoc Blanco demuestra que no ha olvidado todo lo que tiene en los botines y marcó la diferencia anotando en par de ocasiones. Es de gran gusto saber que el de Tepito está en buen nivel, lo que sin duda servirá para su confianza personal y para su incorporación como titular en Valladolid. Con la entrada de Cuauhtémoc, México desplegó un futbol más creativo y sobretodo peligroso, cuánta falta había hecho el Temo en el ayer, lo importante es que ahora está listo para seguir como titular indiscutible en el once mexicano. Aguirre quizás no se atrevió a iniciar con el pucela pero ahora no creo que dude para el partido ante Trinidad. Es increíble lo superior que fue Jamaica en el primer tiempo, a base de fuerza y sobretodo velocidad ganaban todas las pelotas disputadas pero gracias a que siguen teniendo dotes de troncos, fallaron más de una clara perjudicados también por el árbitro egipcio quien debió expulsar a Germán Villa, que está muy por debajo del nivel de Torrado, quien por estar peleándose afuera de las canchas, está muy lejos de la concentración tricolor. Rafa Márquez volvió a demostrar un gran nivel y con mínimos titubeos, mantuvo orden en la zaga mexicana sin demeritar los sustos de los veloces jamaicanos o jamaiquinos (qué es lo correcto?). El Cabrito tuvo un fatídico primer tiempo y aunque no jugó bien el segundo, por lo menos tuvo participación en ambos goles, que al fin y al cabo marcaron la diferencia. Ojalá alguien le diga a Jesús Arellano que lo único que sabe hacer es desbordar y encarar, algo a lo que nunca se atrevió en la primera mitad, cuando se decidió, cayó el primer gol, si lo hiciera más seguido y con resultado...pues...simplemente... jugaría en el extranjero. Otra cosa clara es que Jared Borgetti lo hace mucho mejor de guerrero lagunero que de seleccionado azteca ya que no demuestra en el Tri, el nivel que tiene con Santos y queda muy claro que está por debajo de la clase y calidad de Cuauhtémoc o de Juan Francisco. Es triste que no podamos exigir un buen funcionamiento del representativo nacional. Creo que poco hay que hablar del juego de la Selección que sin duda dejó mucho que desear en cuanto a su desempeño. Lo importante eran los tres puntos que nos colocan, a pesar del triunfo hondureño, en zona de calificación. El siguiente paso es vencer jugando bien y convenciendo, a Trinidad y Tobago para en 72 horas, hacer las matemáticas necesarias, analizar las posibilidades y combinaciones reales. Es una pena que a estas alturas, con 3 boletos en la zona, tengamos que estar haciendo cuentas, pero ni modo, así lo quisieron Meza y sus ratones, quienes ahora quieren quitarse el mote, algo que parece pueden y deben lograr. ¡Ánimo pues y a golear a los trinitarios!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas