América-Pumas, verdadera pasión

El próximo domingo se jugará una edición más de un clásico que no tiene nombre, América vs. Pumas. Para este tipo de partidos se habla mucho fuera de la cancha, pero también dentro de ella. El...

El próximo domingo se jugará una edición más de un clásico que no tiene nombre, América vs. Pumas. Para este tipo de partidos se habla mucho fuera de la cancha, pero también dentro de ella. El Clásico de Clásicos lo juegan Águilas y Chivas, el Joven es entre Cremas y Cementeros, el Regiomontano entre Tigres y Rayados, el Tapatío entre Atlas y Chivas, pero pocos, muy pocos levantan la pasión de un América-Pumas, la madre de todas las batallas. Un aficionado universitario puede ver eliminado a su equipo de un campeonato, pero nunca soporta perder con el América. Un aficionado crema puede soportar la humillación de no ganar un título en más de 12 años pero perder con los Pumas es imperdonable. Pumas ha tenido un muy buen arranque de torneo y América, a pesar de su irregularidad, está también en los primeros lugares de la tabla y con un gran arranque en la Libertadores. La rivalidad entre ambos cuadros nace en las Fuerzas Básicas, ya que desde pequeños, los niños americanistas y pumas se odian en la cancha y levantan una pasión importante. Hablar de un favorito claro para el domingo resulta difícil, creo que será un duelo muy peleado y con un buen espectáculo. Pumas y América ha empatado en sus últimos duelos, sin embargo recordamos que Pumas se ha impuesto con claridad en algunas ocasiones recientes, como en la primera etapa de Hugo Sánchez cuando ganaron en CU por 4-1. Otro recuerdo es la última edición del duelo cuando Paul Delgadillo le dió un empate inmerecido a los americanistas. Enfrentamientos por títulos son también memorables, ya que América derrotó en dos ocasiones en la final a los Pumas en los ochenta y el último título de la UNAM (última final de América) con el Tucazo en aquel 1991. Los invito a que visiten la columna que escribí en Marzo del 2001 con motivo del enfrentamiento entre ambos equipos, titulada Pumas-América, 10 años después. Claro que será importante para los fanáticos el resultado de su equipo en la cancha, sin embargo lo que más debemos esperar es que no se presente la violencia en el Estadio, algo de lo que siempre se habla hasta el cansancio. Prueba de fuego para ambos equipos, Pumas es sublíder general, sin embargo todavía no se ha enfrentado a los mejores equipos del torneo. América por su lado cuenta con un gran plantel y está en una buena racha que desea seguir venciendo a los universitarios. Que llegue la pasión, que la violencia desaparezca y que gane el mejor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas