Siempre sí, dice Cuauhtémoc

Corría el mes de Noviembre en el 2001, México lograba la clasificación al Mundial Corea-Japón 2002 venciendo contundentemente a Honduras. Días después, México jugaba un amistoso en una nefasta...

Corría el mes de Noviembre en el 2001, México lograba la clasificación al Mundial Corea-Japón 2002 venciendo contundentemente a Honduras. Días después, México jugaba un amistoso en una nefasta cancha contra la Selección Española, oportunidad importante para que los nuestros, y sobre todo los "internacionales" se mostraran. Inexplicablemente, Cuauhtémoc Blanco, la figura de México en las Eliminatorias, no se presenta al partido y se empiezan a correr todo tipo de rumores. Unos lo mandaron de parranda con las viejas de Televisa, otros lo hacían briago en Tepito, la verdad sólo la sabra él, pero eso sí, unos días después, Televisa se encargó de armar una melodramática telenovela, entrevistando al jugador pucela en Valladolid y rescatando la muy amenazadora declaración: "Ya no vuelvo a la Selección", sin razones de peso, los amarillos se alarmaron y hablaron de ésta situación como una tragedia nacional. El Temo sacó las lágrimas ya que no lo volaban en First Class, en fin, todos rogándole al ex-americanista para que recapacitara y nada... Javier Aguirre tomó una postura extraordinaria al hablar de la importancia de Cuauhtémoc pero no dejándose llevar por su juego de estoy "sentido". El Vasco bien dijo que en la Selección solo estarán los que lo merezcan y los que realmente quieran. Todos sabíamos que tarde o temprano, Cuauhtémoc Blanco iba a "recapacitar" y ahora, apoyado nuevamente por sus patrones y dueños, declara que estará a las órdenes de la Selección si Javier lo llama, echándole la pelotita al técnico nacional. Que si Cuauhtémoc es importante para el Tri, eso no está en duda, lo triste y delicado de la situación es como papi le dice al Temo qué, cuándo, cómo y porqué hacer tal o cual cosa. Todo esto parece parte de las relaciones turbias entre los primos, ya que en el futbol, las patadas de pantalón largo están a la orden del día. Lo relevante del caso no es lo declarado por Cuauhtémoc, que independientemente de todo debe ir al Mundial, sino que "el mejor jugador del país" tiene una mentalidad reducida que no le permite actuar bien fuera de la cancha, y ahora ni dentro de ella al estar como banca indiscutible en su equipo español. Blanco regresará seguramente a México al final de la temporada, es un gran jugador, sin embargo sus 30 años más su equivocado precio lo ponen inalcanzable para cualquier otro equipo europeo. Otro mexicano más que ha pasado sin pena ni gloria en España, podríamos hablar de Elcock como un gran culpable o el actual técnico del Valladolid que no le da su oportunidad, en fin, lo cierto es que Cuauhtémoc estará en el futbol casero, donde la cosa es más fácil y donde tendrá muy cerca a los suyos, para no extrañarlos y para que Televisa le siga manejando su marketing. Por el bien de México, ojalá que llegue en un buen nivel a la Copa del Mundo, nada más.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas