Hay que exigir

El problema del aficionado mexicano, al igual que el jugador mexicano, es el no querer ver la realidad de nuestro futbol y no apreciar lo que sucede fuera de nuestras fronteras.

El problema del aficionado mexicano, al igual que el jugador mexicano, es el no querer ver la realidad de nuestro futbol y no apreciar lo que sucede fuera de nuestras fronteras.

Para algunas cosas, el mexicano es malinchista, no le gusta lo MADE IN MEXICO, sin embargo para el futbol, está cegado y no reconoce que debemos mejorar mucho.

A pesar de que este extraordinario portal está dedicado en su mayoría al futbol mexicano, es notorio la falta de interés de los usuarios por lo “extranjero”. Si alguien habla del futbol ibérico, la gente opina: me vale madres el Madrid. Si enaltecemos el futbol italiano, no faltan los que escriben: los pinches italianos juegan feo; si hablamos bien de Ronaldo, siempre se critica su estrellitas; si decimos que los gringos han crecido y que ya son mejores que nosotros, salen los renegados y hasta se meten con Chelsea Clinton. Señores, abramos los ojos!

Quizás en ocasiones es molesto no estar a la altura de los demás y por ello criticamos a los de fuera, sin embargo es tiempo de que el aficionado mexicano abra los ojos y en vez de defender a capa y a espada a los nuestros, exijamos como se les exige en otros países. No es cuestión solamente de apoyar al futbol internacional, no estoy hablando de acabarnos a los ratones, simplemente es poner las cosas en una dimensión balanceada.

El aficionado mexicano es muy noble y ha sido manipulado por muchos anos por la mayoría de los medios. Sin embargo, el aficionado mexicano también tiene coraje y dignidad por lo que ya en estos tiempos del tercer milenio, debe pensar en grande si es que deseamos disfrutar de éxitos internacionales de nuestro balompié, de lo contrario seguiremos en lo mismo, viendo extranjeros de poco pelo en nuestro futbol además de contados mexicanos jugando en Europa.

Es tiempo de exigirle al futbol mexicano que voltee hacia afuera y hacer un "benchmarking" copiando lo mejor de cada uno de los sistemas del mundo.

La idea no es generalizar, vaya una disculpa a los aficionados que si reconocen lo bueno y exigen.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas