Lavolpe y su rollo

Toda una polémica salió a la luz cuando el banco tricolor estaba vacante. La terna, compuesta por Hugo, Bianchi, Scolari y Lavolpe, puso a este último, “merecidamente” en el lugar que todo técnico...

Toda una polémica salió a la luz cuando el banco tricolor estaba vacante. La terna, compuesta por Hugo, Bianchi, Scolari y Lavolpe, puso a este último, “merecidamente” en el lugar que todo técnico aspira. Ricardo Antonio Lavolpe, aunque argentino, ha hecho su carrera en México y sin duda alguna merecía el puesto en algún momento.

Pero precisamente eso, el momento, el momento que se vive no es el mejor, dadas las circunstancias actuales del futbol mexicano y lo todavía lejano que se ve Alemania 2006. Lavolpe es un tipo difícil, nunca fue una ficha fácil en los equipos que dirigió, los roces con directivos siempre estuvieron a la orden del día, sin embargo, gracias a que sus equipos jugaban buen futbol, se le respetó y le permitieron trabajar libremente. Solo recordemos las grandes épocas del Atlas, el título con Atlante y la continuidad en Toluca. Sí, los equipos de Lavolpe siempre han jugado bonito al futbol, han tratado de dar espectáculo, pero todas estas cosas positivas nunca estuvieron de la mano de resultados, eso fue lo que siempre le falló a Ricardo Antonio. El futbol que él dirige ha sido espectacular por momentos pero la gente quiere ver ganar a su equipo, a veces a costa hasta de jugar feo.

Lavolpe toma la Selección, y en tan solo partidos amistosos, no ha dado buenos resultados, ha hecho muchos experimentos, por mínimos ratos ha jugado “bonito”, pero no ha habido resultados convincentes. Lo de El Salvador, ha sido una llamada de atención para ya no permitir ir más atrás, la derrota fue vergonzosa y totalmente merecida para los centroamericanos. Ya no debemos permitir que los equipos chicos de Centroamérica nos ganen, eso ya debe ser cosa del pasado, pero parece que no aprendemos, cada 4 años, vemos que nuestro país no crece, sino sigue viviendo la irregularidad de siempre, así, ladies and gentleman, seguiremos viviendo la misma historia: sufriendo en eliminatorias, eliminados en octavos en los mundiales, ya-merito en Copa América y Libertadores, en fin, ningún triunfo importante.

Lavolpe se pelea con la prensa, pone su soberbia por encima de todo, sin embargo se le olvidan dos cosas muy básicas: su equipo no juega a nada y su equipo es la Selección Mexicana, el equipo de todo un país, debe aprender esto y comportarse a la altura que le exige el puesto. Ahora viene la Copa de Oro, un torneo segundón que México deberá ganar y punto, será la primera prueba de fuego para Lavolpe, si la pasa, las aguas calmarán, de lo contrario, liado con la prensa, el argentino quizás cuente sus días a bordo del Tritanic.

Y ya será tema de otra columna, pero es claro que los femexfutos deben darse cuenta que si la Selección juega así de mal, ya nadie ira a verlos ni en California, donde ayer apenas fueron escasos 10,000 mexicanos al duelo contra los salvadoreños, con todo y que era un estadio nuevo. Atención!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas