¿Directivos?

Es una pena lo que sucede en el futbol mexicano; muchas veces en este espacio he criticado a técnicos y jugadores cuando en realidad los grandes culpables son los de pantalón largo que todo el...

Es una pena lo que sucede en el futbol mexicano; muchas veces en este espacio he criticado a técnicos y jugadores cuando en realidad los grandes culpables son los de pantalón largo que todo el santo día están dando de qué hablar.

 

El futbol mexicano necesita directivos serios y desgraciadamente los actuales no entran en dicha categoría; salvo excepciones que contamos con los dedos de una mano, los demás son una bola de grillos que todo el día se enrollan en problemas que no tienen nada que ver con el porvenir del futbol.

 

Las empresas más poderosas del país son las dueñas de la mayoría de los equipos de Primera División y es increíble que no abran los ojos para reclutar o colocar a las mejores piezas en las posiciones directivas. Qué no hay gente capaz de llevar a bien sus empresas llamadas “clubes de futbol”. Mientras los dueños no dediquen tiempo y cabeza a sus equipos y sigan metiendo a sus cuates de la primaria, esto seguirá igual.

 

Los directivos son culpables de muchas cosas, son muy grillos y muchos de ellos son de dudosa honestidad, se exponen semana a semana para que todos pensemos lo peor; la inflación de nuestro balompié, al igual que la poca exportación de jugadores son errores de pantalón largo, y pudiera yo seguirle sin terminar (caso Codesal-Ramos Rizo, caso Lebrija, caso Donizete, caso Cachirules, arbitrajes comprados, derechos de televisión, manejos del Tri, y un eterno etcétera)

 

Ahora que conviví unas semanas con la MLS me he podido dar cuenta de la gran diferencia existente entre los directivos mexicanos y los gringos; la Major League Soccer es sin duda de un menor perfil comparada con la Liga Mexicana, sin embargo sus directivos se dedican a trabajar, a luchar por sus empresas y rara vez se les ve enfrascados en un lío que esté fuera de lugar; ustedes dirán misa de la liga gringa, sin embargo algo que realmente me llamó la atención es la mentalidad, educación y humildad de los directivos, se dedican a hacer su trabajo y punto, hay seriedad y están ahí para cumplir y dar resultados; como siempre caray, los gringos aburridos como ellos solos, pero salen adelante por su mentalidad.

 

Total México es México y eso nadie lo cambia, las circunstancias son diferentes, lo único que podemos pedirles es que se dediquen a trabajar por sus negocios y por el lo que les debe unir a todos, el futbol. Pedimos mucho los aficionados?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas