Un muy buen balance

El futbol no nos deja un minuto. Luego de un intenso semestre futbolero, podemos decir que esta primera mitad del 2005 ha dejado buenas cosas para el futbol mexicano.

El futbol no nos deja un minuto. Luego de un intenso semestre futbolero, podemos decir que esta primera mitad del 2005 ha dejado buenas cosas para el futbol mexicano.

En lo que al Clausura se refiere, vivimos un buen torneo y el América fue un digno campeón. Resulta bueno para el futbol, que equipos grandes como las Águilas ganen campeonatos, así, el resto de los equipos le pelearán a muerte el Apertura con tal de que no repitan las odiadas y amadas águilas. América fue un campeón sólido que terminó ganando con justicia luego de ser el mejor en la liguilla.

La Copa Libertadores 2005, ha sido muy buena para los equipos mexicanos. De entrada, los tres clubes participantes superaron la etapa de grupos y Chivas se colo hasta semifinales. Pachuca y Chivas tuvieron que eliminarse entre si en octavos y Tigres avanzó a cuartos, siendo eliminado por Sao Paulo, sin embargo, para ser esta la primera copa de tuzos y tigres, su participación fue destacada. Mención aparte merecen las Chivas, el mejor equipo mexicano de la Copa, que nos llegó a ilusionar tanto como aquel Cruz Azul de Trejo. Si Chivas hubiera contado con equipo completo en la ida de semifinales, quizás hoy estaríamos esperando con ansias la participación del rebaño en la gran final. Vaya nuestro reconocimiento a Jorge Vergara, Benjamín Galindo y todos los jugadores por demostrarle a Conmebol que el invitado incómodo seguirá dando pelea.

En cuestión de selección mayor, ha sido un buen año, un arranque casi perfecto en eliminatorias que nos tiene a dos minutos del Mundial. Lavolpe vive un romance con su Selección luego de la gran actuación del Tri en la Copa Confederaciones, quizás la edición con el mejor nivel competitivo desde que la inventó el Rey Fahd. La conclusión es sencilla, Mexico le puede jugar de tu a tu a cualquiera y el reconocimiento mundial es latente. El Mundial 2006 será la prueba de fuego para confirmar lo sucedido en la Confederaciones y lo mínimo a esperar será superar los octavos de final, para confirmar, que estamos entre los ocho primeros del mundo, por méritos propios y no por el ranking cocacolero de la FIFA.

Estamos en julio y aunque todos estemos un poco cansados del futbol, el asunto sigue y ahora viene la Copa de Oro, torneo que se debe ganar ya que es el pase para la Confederaciones, además de que servirá de prueba para jugadores jóvenes. A fines de mes, tendremos el siempre interesante duelo entre América y Pumas, quienes como preámbulo al próximo torneo, disputarán a visita recíproca, el Campeón de Campeones.

El futbol no nos deja ni un minuto, pero mientras siga llenándonos de emoción, que la fiesta continué. Los episodios futboleros del segundo semestre incluyen la Copa de Oro, campeón de campeones, el torneo local, la Copa Sudamericana, eliminatorias mundialistas y la suerte de México a principios de diciembre cuando se lleve a cabo el sorteo en Alemania.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas