Cuatro voleas

El futbol puede ser considerado como muchas cosas, es un deporte, un juego, un espectáculo, pero es un hecho que yo prefiero considerarlo como un medio de expresión.

El futbol puede ser considerado como muchas cosas, es un deporte, un juego, un espectáculo, pero es un hecho que yo prefiero considerarlo como un medio de expresión.

Cuando jugamos futbol no hay manera de esconder nuestra manera de ser, no podemos decirnos hábiles si realmente somos torpes, no podemos aparentar ser nobles si tiramos una patada a lastimar, fingir ser inteligentes si atacamos nuestro propio arco o ser alegres si realmente odiamos el juego. Así, el futbol es sin duda un medio de expresión obligadamente sincero. Aun cuando nosotros no lo seamos, la sinceridad del juego nos lleva a no poder aparentar que los somos.

__________________________________

El futbol puede ser comparado con muchas cosas, puede ser un circo, una batalla, un ballet, una obsesión, pero sin duda, yo prefiero compararlo con la música. Es abstracto, inesperado y absorbente como música que se oye por primera vez, puede ser rítmico como una danza o adormecedor como una canción de cuna, puede hacernos cantar, bailar, gritar, reír o llorar. Así, el futbol es música.

__________________________________

Este, el deporte más bello del mundo, puede generar muchas cosas, un control de masas, un fenómeno social, una guerra, odio, amor, enriquecimiento lícito o un negoció ilícito, puede generar olvido o recuerdos, pero no puedo negar que yo prefiero que genere arte, que sea fotografiado, filmado o dibujado con una finalidad artística. Que vaya más allá, que sea contado de las más diversas maneras posibles.

__________________________________

Un futbolista puede basarse en muchas cosas, puede ser fuerte, duro, mañoso, torpe, hábil, con buen juego aéreo o respetuoso y ordenado. Sin embargo, a mi me gusta que un jugador siempre se base en su capacidad creativa.

Lo primero que se necesita para jugar bien al futbol es imaginarlo. Este proceso de inteligencia creativa, la capacidad de imaginar una jugada en menos de un segundo y llevarla a cabo con el conocimiento exacto de los movimientos individuales y de equipo para lograrlo, ver más allá de lo que está sucediendo, planear e imaginar la acción y la reacción… Este aspecto es tal vez uno de los fenómenos más incomprensibles del deporte más famoso del mundo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas