Hoy si hay opciones

El futbol mexicano ha crecido, es un hecho. La liga mexicana, pese a todas sus carencias, la limitada protección y educación al jugador joven, el instinto de amarillismo que por momentos invade el...

El futbol mexicano ha crecido, es un hecho. La liga mexicana, pese a todas sus carencias, la limitada protección y educación al jugador joven, el instinto de amarillismo que por momentos invade el medio, la organización sobre las rodillas y la tremenda capacidad que tenemos para escoger un proyecto equivocado, ha evolucionado.

No quiero ir a un análisis profundo del entorno futbolístico nacional, quiero hablar de que en México, de cierta manera, todos estos factores, sumados al big bang que provocó en nuestro país el hecho de organizar dos Mundiales en menos de 20 años, logramos una casi mágica producción de jugadores de nivel aceptable, medio y alto que ahora debemos aprovechar.

Muchos de nosotros debemos recordar o de alguna manera conocer las carencias con la que la Selección Mexicana se plantaba hace algunos años en un torneo internacional. No creo que podamos olvidar que en 1993 y 1994, uno de los más talentosos medios por izquierda que ha tenido el futbol mexicano, fue inventado como un lateral debido a las debilidades que se tenía en jugadores en esa posición.

Creo que difícilmente alguien no recordará con impotencia, como Manuel Lapuente tuvo que arriesgar a Raúl Rodrigo Lara y al resto del equipo, al ubicar al mediocampista como tercer defensa central en el partido ante Alemania ante la imposibilidad de contar con un tercer marcador que tuviera movilidad, buen mano a mano y conceptos básicos de manejo de pelota.

Estos podrían ser los ejemplos más claros de lo que podía llegar a sacrificar la Selección Mexicana para adquirir una combinación táctica que disfrazara las carencias ¿pero qué sucedía a fin de cuentas? Lo lógico, un rival que tuviera las mismas variantes tácticas pero con jugadores especializados en sus posiciones y con tal nivel de juego como para crear variantes sobre la marcha, acababan dejándonos en el odioso ya merito.

Hoy, invito a cualquiera de Ustedes a que nombre una posición en el campo en la que nuestro técnico nacional no tenga al menos 5 opciones viables, pudiendo escoger entre juventud, fortaleza, concentración, mesura, entrega, fineza técnica, en fin, pudiendo escoger a un jugador de entre una baraja de opciones.

Y no voy más lejos que el último partido de la Selección Mexicana, en el que fueron llamados jugadores alternativos que bien podrían ocupar un puesto en el equipo tras demostrar firmeza de carácter y cualidades tácticas y técnicas para cumplir. ¿Alguien puede reprocharle algo a Edgar Dueñas que se enfrentó a los gigantes noruegos con total aplicación en su primer partido con la Selección? ¿Quién podría decir que Olvera, después de verlo haciendo paredes por la izquierda con Cuauhtémoc, no tiene los tamaños para tener un puesto?

Pensemos en marcadores centrales ¿cuántas opciones hay en México atrás de nuestros diamantes Márquez, Osorio y Salcido? Otro caso, los porteros, detrás de Oswaldo están Ochoa, Corona, Muñoz, Cirilo Saucedo y estoy seguro que dependiendo nuestras preferencias de estilos, podríamos nombrar al menos un par más.

Podemos seguir un buen rato citando a gente en diversas posiciones, como Andrés Guardado, Juan Carlos Medina, Jorge Iván Estrada, Fernando Arce, Alberto Medina, Rafael Medina, Hugo García, "Chícharo" González, Paulo Serafín, Osvaldo Lucas, Figueroa, Grimaldo, Mario Pérez, el "Negro" Sandoval, Landín, Márquez, Padilla...

Y sí, pienso lo mismo que Ustedes, los atacantes mexicanos no se han desarrollado como el resto por razones ya repetidas hasta el cansancio, pero además de Borgetti y "Kikín" me atrevo a asegurar que cada uno de nosotros conoce otro par de opciones como posibles cambios en el Mundial de Alemania.

Entontes ¡qué nadie nos diga que en México no hay jugadores! Si cada vez que nos paramos en la Libertadores o en la Copa América somos favoritos, que nadie nos venga con el cuento de que no tenemos con qué jugar.

¡Qué nadie nos engañe! Ahora sí hay, ahora no tendríamos que inventar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas