Lo que nos dejó la primera jornada

La primera jornada de la Copa Confederaciones Alemania 2005 dejó entrever lo que pasará con los ocho equipos que se encuentran disputándola.

La primera jornada de la Copa Confederaciones Alemania 2005 dejó entrever lo que pasará con los ocho equipos que se encuentran disputándola.

En el partido inagural, Argentina pasó más problemas de lo esperado para vencer a un equipo de Túnez que aunque mostró sus limitaciones peleó y tuvo en sus manos un penal que hubiera cambiado el rumbo del partido. Sin embargo, los argentinos se mantienen como candidatos al título debido a sus individualidades. Riquelme jugó un buen partido y demostró que su paso por el Villareal lo ha hecho crecer. Se nota más comprometido y con mayor peso en los momentos difíciles. Saviola a pesar del gol no estuvo certero a la hora de definir por lo que para el próximo partido tendrá una presión extra, ya que Pekerman cuenta con otros jugadores ofensivos que le podrían quitar el puesto.

Alemania y Australia jugaron el partido que daba formalmente el banderazo de salida para la conquista de la copa. Fue una grata sorpresa la manera de jugar de los australianos que mediante toques acertados y de primera intención complicaron el debut del cuadro germano. Aloisi marcó en dos ocasiones para dejar claro que tiene nivel para jugar en la Liga Española. El guardameta Schwarzer tuvo una magnífica actuación al atajar más de dos disparos que hubieran supuesto la goleada en su contra.

Dentro del cuadro alemán, hay que destacar la actuación de dos jugadores: Lukas Podolski y Bastian Schweinsteiger. Podolski demostró que Klinsmann no se equivocó en su convocatoria al ser una pesadilla para la defensa australiana. Su velocidad y buen desborde generaron varias ocasiones de gol. Por su parte, Schweinsteiger demostró que domina su posición y coronó una gran actuación con un gol para la tribuna después de la jugada elaborada por Asamoah y Ballack. El capitán alemán tuvo una buena actuación aunque se le exije que tenga más peso en la ofensiva ya que el punto débil de esta escuadra es la parte creativa por lo que es imperante que el del Bayern Munich intervenga más para que Alemania sea un equipo más peligroso.

México y Japón pelearon durante todo el partido para llevarse la primera victoria del Grupo B. El conjunto dirigido por Zico sorprendió por su velocidad y de la mano de Hidetoshi Nakata controlar a un equipo mexicano sin ideas durante casi toda la primera mitad. Yanagisawa adelantó al equipo nipón en el marcador en una jugada vertiginosa que terminó por vencer el arco defendido por Oswaldo Sanchez.  La reacción del cuadro dirigido por La Volpe vino de la mano de un golazo que Zinha marco con un potente tiro al ángulo que era inalcanzable para Kawaguchi. Sin lugar a duda, este fue el momento en el que México subió su moral y para la segunda mitad salieron mucho más decididos a llevarse los tres puntos en disputa. Con más corazón que buen juego, Fonseca marco de cabeza lo que supuso la primera victoria del torneo para el equipo mexicano.

A pesar del resultado, México sigue generando dudas sobre su funcionamiento y es claro que en este equipo el talento está a cuenta gotas. Luis Pérez y Rafa Márquez son los jugadores que tienen que cargar al equipo y demostrar que están en un nivel diferente a los demás.

La verdeamarelha tuvo un día de campo ante el Campeón de Europa que mostró una de sus peores caras. Bastaron unos chispazos de la ofensiva brasileña para resolver un partido que exijió muy poco a el Campeón del Mundo. Adriano, aprovechó la auscencia de Ronaldo y mediante un soberbio gol tumbó el cerrojo de los de Otto Rehhagel. A pocos segundos de haber comenzado la segunda mitad, Robinho mató definitivamente al conjunto helénico y más tarde Juninho Pernambucano nos regaló otro golazo que selló la victoria de un conjunto sudamericano muy superior al helénico.

Por lo anterior, los favoritos siguen siendo Alemania, Brasil y Argentina, por su peso histórico y por lo que hicieron en la cancha. Las sorpresa del torneo es Australia que necesita emplearse al máximo para poder aspirar a clasificar, siendo lo más predecible su marcha a casa con la cabeza muy en alto por la actitud y el juego mostrado. Ojo para el quinto equipo de la Conmebol.

México necesita mejorar su juego y su actitud ya que por momentos se ve un equipo sin ideas y fácil de dominar debido a la falta de talento y ambición. Habrá que ver como actuan ya con Rafael Márquez ante Brasil. El Campeón de Europa demostró que no está en su mejor momento y es uno de los candidatos para abandonar la competencia al terminar la fase de grupos. Sus jugadores acusaron en el físico y aunque Charisteas peleó todo el encuentro, no tuvo los balones a modo para poder marcar.

Finalmente, el Scratch es el equipo que se vio más conectado y demostró que con las figuras que tiene hará sufrir a la defensa de cualquier equipo que enfrente. Si bien en este partido Ronaldinho no brilló como en algunos partidos con el Barcelona, Robinho demostró que ya dejó de ser una promesa y es una realidad. Si Brasil se decide no va a tener rival.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas