Ya no somos ningún 'flan'

La Gran Final de la Copa Confederaciones será una edición más del Clásico Sudamericano Argentina – Brasil. La verdeamarelha derrotó a Alemania por 3-2 mientras que los “Che” accedieron a la Final...

La Gran Final de la Copa Confederaciones será una edición más del Clásico Sudamericano Argentina – Brasil. La verdeamarelha derrotó a Alemania por 3-2 mientras que los “Che” accedieron a la Final al vencer en penales a México.En el Frankestadion, Alemania y Brasil revivieron la final del Mundial del 2002 y desde el comienzo, el medio campo alemán comandado por Deisler y Ballack se impuso a la medular brasileña. Aunque los teutones dominaban, no podían materializar. Kuranyi luchaba pero no encontraba el gol que pusiera en ventaja a su equipo. En cambio, Brasil aprovechó una jugada a balón parado para conseguir el primer gol del partido por conducto de Adriano, quien  cobró un tiro con potencia y ante el desvío de la barrera, el balón se incrustó en el marco de Lehmann. Parecía que el Campeón del Mundo tendría un partido a modo pero 2 minutos después, en un tiro de esquina cobrado por Deisler, Lukas Podolski se quitó la marca de Roque Junior y con un buen cabezazo batió el arco defendido por Dida.

El primer tiempo siguió con llegadas de ambos equipos y en la recta final, Huth cometió una inocente falta sobre Adriano y regaló un penal que Ronaldinho se encargaría de anotar. Una vez más perecía que Brasil tomaba la delantera pero en el minuto 45, Ballack cobró de excelente forma un penal que Roque Junior había cometido a Huth, en lo que supuso la última jugada del primer tiempo.

Para la segunda mitad, Alemania continuó luchando por batir a Dida sin tener éxito. Los brasileños sellaron su victoria  en un error de la zaga alemana que permitió  a Adriano enfilarse a la portería defendida por Lehmann. Ya en el área, el jugador del Inter sacó un potente disparo cruzado que dejó sin oportunidad al guardameta alemán y Brasil se apuntó como el primer finalista.En Hannover, México y Argentina protagonizaron un partido muy igualado. La Volpe sorprendió al salir solamente con un delantero nominal (Borgetti) y parecía que el contragolpe iba a ser el planteamiento a seguir. Pero gracias a las llegadas por las bandas de Zinha y Lozano, el Tri fue el que obligó a Argentina a jugar en su cancha durante los primeros minutos.

Corría el minuto 3 cuando Borgetti mandó el primer aviso a Lux. Luego, Zinha y Pavel exigieron a fondo al guardameta de River con un potente tiro y un cobro de tiro de esquina que parecía gol olímpico, por su parte Juan Pablo Sorin tuvo la opción más clara para la albiceleste cuando disparó por encima de Oswaldo en un desborde y el argentino cantaba el gol, pero Pineda llegó justo para despejar. Así, los primeros 45 minutos finalizaron dejando en claro que esta Selección Mexicana le iba a pelear de tu a tu a Argentina el pase a la Final.

La segunda mitad comenzó con Argentina más conectado y durante 5 minutos tuvo oportunidades claras para abrir el marcador pero Oswaldo volvió a ser fundamental y atajó todo lo que llegaba. El conjunto dirigido por La Volpe fue acomodándose mejor en el campo y tomo la rienda del partido, México trató de ir al frente, generó más llegadas que en la primera mitad y logró contener a Riquelme, motor de Argentina.

Ambos técnicos trataron de mejorar el rendimiento de sus equipos y realizaron cambios; Luis Pérez y Medina dieron mayor movilidad al conjunto mexicano mientras que Maxi y Aimar refrescaron la defensa y el mediocampo argentino. En el ocaso del tiempo reglamentario, Saviola y Márquez fueron expulsados y aunque ambas escuadras estuvieron cerca de anotar gol, las buenas intervenciones de Lux y Oswaldo mandaron el partido a la prórroga.

Durante el primer tiempo extra, Argentina dominó y fue hasta la gran jugada de Salcido (robó el balón en su cancha y fue dejando sentado a cuanto argentino le salía) que México pudo adelantarse en el marcador. En los minutos restantes de la prórroga, Argentina, obligado a ir al frente, acosó la meta de Oswaldo. Primero, “Lucho” Figueroa tuvo una clarísima oportunidad que  increíblemente falló cuando no tenía a nadie enfrente.

Unos minutos después, el delantero del Villarreal se sacó la espina y  venció la portería mexicana con un disparo machucado que se coló por debajo del portero mexicano y de paso, sentenció la definición por la vía de los penales.México y Argentina acertaron en sus primeros 5 disparos, destacando el cobro de Pineda. En la muerte súbita, Osorio falló su disparo mientras que Cambiasso lo hizo bueno y dio el pase a la Final a su equipo.A destacar: La actitud y el buen juego mostrado por México. El conjunto dirigido por La Volpe dejó un buen sabor de boca al mostrar que la brecha que separa a México de otras selecciones se ha acortado de manera significativa. Los jugadores mexicanos están listos para jugar en ligas más competitivas ya que han demostrado que en cuanto a características son iguales o mejores que muchos jugadores que se encuentran en Europa. Prueba clara son Salcido y Pineda, los dos jóvenes mexicanos han tenido una magnífica actuación y han llamado la atención de los medios europeos quienes los han catalogado como promesas del fútbol mundial.

Ahora, México debe de salir con todo contra Alemania. El Tri tiene que cerrar con broche de oro su participación y dejar en claro que dejó de ser un "flan"  y  es un equipo de respeto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas