No todo fue malo con los malos…

Por: Ernesto José Campos

Por: Ernesto José Campos Terminaron los tormentos para nueve equipos de la primera división y en algunos casos sus temporadas deben ser calificadas como desastrosas. Unos Tigres que no dan el ancho con todo y lo gordo de su nómina. Unos Rayados mediocres desde técnico hasta directiva, unos Pumas con una “Rata Rinconera” de vicepresidente y un Atlético Celaya donde los jugadores desertan. Todo en suma se escucha como tremendos fracasos, pero si se detiene a analizar cada unos de los personajes que se encuentran en esos perdedores equipos se encuentran notables excepciones que bien pueden ser considerados como figuras dentro del fútbol mexicano. Veamos a los Tigres. Jesús Olalde se convirtió en el goleador del que los felinos carecían desde hace varios años. Sus 11 goles dieron una alegría engañosa a su afición y fue de las excepciones de un equipo donde Claudio Suárez, Ramón Ramírez, Iván Hurtado, Joaquín del Olmo y Antonio Sancho, bajaron su nivel en proporción al aumento de dinero en sus billeteras. Con los Rayados destaca un joven que tuvo en esta su temporada de debut. Antonio deNigris. Apellido poco futbolero para un jugador mexicano que convirtió 11 goles en un equipo que jamás fue constante . Remates de cabeza, balones ganados a base de fuerza física, tiros lejanos y remates de bolea fueron sus firmas. Sólo le faltó anotar un penal y eso le costó ver su casa llena de huevos y apedreada. Así es la afición de Monterrey. En los Pumas se consagró Luis Ignacio González. El joven de 19 años tuvo que echarse el equipo a la espalda cuando nadie rendía, la pareja de entrenadores se peleaba entre sí y el vicepresidente estaba más preocupado por mejorar su vergonzosa imagen ante la Federación Mexicana de Fútbol. Lamentablemente para la escuadra felina el “Gonzo” quiere ya salir de Pumas. El mal trato del que fue objeto desde el principio de temporada y su sueldo que no corresponde a la clase de jugador que es lo llevan a considerar esa posibilidad. Con las Chivas se vio en gran nivel a Benjamín Galindo con todos y los 40 años que cumplirá el próximo 11 de diciembre. Anotó en tiro libre al Celaya, le marcó tres goles a los Tecos y demostró que con trabajo y disciplina el fútbol puede durar un poco más. Los Toros del Atlético Celaya vieron despertar a Armando González. El nativo de Aguascalientes marcó nueve goles en un equipo poco goleador. Fueron casi la mitad de los tantos que su escuadra festejó. Armando supera así años previos de calentar la banca y superar dolorosas y prolongadas lesiones. Esos fueron los triunfadores en medio de los mediocres. Desatacar les costó más trabajo y también merecen ser reconocidos…

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas