De aspiraciones a súplicas (II)

Por: Ernesto José Campos

Por: Ernesto José Campos Estamos de regreso en las patadas. Ya no hay tiempo para armar, sólo queda confiar en lo que se tiene y en lo que se obtuvo para reforzar. Algunos para salvarse del descenso. Otros para trascender aunque sea poco y no perderse en el limbo de la indiferencia para el aficionado. Comentábamos en la primera parte de este artículo sobre los tipos de esperanza que tienen los equipos de la primer división para este Verano 2001 que apenas comienza. Considero preciso arrancar este artículo con la súplica que hace el aficionado común y corriente del deporte más popular del mundo en nuestro país. Esta sería que nuestro amado deporte no siga los pasos históricos del box que se convirtió en una disciplina elitista a la que no todos pueden ver. Eso acabó con los ídolos ya que hoy en día muchos no conocen si quiera a nuestros campeones mundiales. Con el futbol y su todavía mínima, pero cada vez mayor, presencia en la televisión de paga y satelital parece se repetirá la historia. Lo más probable es que el próximo mundial tengamos que contratarlo en alguno de esos sistemas de entretenimiento ya que Directv tiene los derechos para América Latina. Súplica. ¡No se lleven este deporte al satélite! Hecha pues la imploración vienen los aspirantes. Aquellos cuyas metas son hacia arriba y que tienen el respaldo del pasado, que con trabajo, los ha llevado a olvidarse de andar suplicando bendiciones, goles y resultados, ya que ellos se los fabrican. Pachuca El cuadro tuzo aspira a llegar al segundo mundial de clubes aprovechando la evidente debacle de la dinastía de Toluca y está a sólo unos días de poder conseguirlo. Además tienen las armas suficientes para llevarse de nueva cuenta el título. Ya sin tanta sorpresa y sí con todo el respaldo del trabajo serio de su directiva que encabeza Jesús Martínez y que en la cancha comanda Javier Aguirre. Cruz Azul Dejar de ser el eterno segundo lugar y agregar otra estrella más a su escudo. Este año es importante para la Máquina. Su debut en la Copa Libertadores representa una oportunidad histórica de trascender más allá de nuestras delimitaciones geográficas. Al menos el grupo que enfrentará en la primera ronda le da las facilidades de colocarse no menos de los octavos de final. Morelia Su aspiración es a no cambiar. A conservar ese estilo de juego que los hizo encontrarse con las circunstancias que les dieron el título. Y también a ser una directiva más seria que no quiera estafar a los jugadores que vende a otros clubes. Aunque para ello tiene el respaldo de su televisora, experta en campañas de desprestigio. Para los demás. Necaxa, Toluca, Atlas y Santos sólo una es su meta: la constancia. De los equipo de Monterrey no se escribió mucho. Pero ellos deben comenzar por entender cómo se juega este deporte y por qué la gente les llena el estadio. Ya que lo hagan, les dedicaremos espacio... ejcampos@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas