¡A olvidar y a creer Pumas!, pero Ya

Por: Durán

Por: Durán Un equipo que sale a proponer y (aparentemente) a ganar todos los juegos, no puede o más bien no debe ir en el penúltimo lugar, ser el equipo más goleado y llevar tan solo 4 puntos de 18 posibles. El juego ante Necaxa ayer fue la gota que derramó mi vaso y mi paciencia para con los Pumas. Imposible tener tanta llegada y fallar, imposible que con tres llegadas del equipo contrario hagan tres goles (Necaxa = 100% Efectividad), imposible fallar goles tipo Donoso, Gonzo, Yegros y Lozano. Es cierto que Necaxa hizo un partido tácticamente muy inteligente y aparte salió con el pie derecho a jugar (el gol de Peña lo demuestra). ¡Pero no puede ser! Estamos hartos de ver a los Pumas jugar “disque” bien y que pierdan la mayoría de sus partidos, estamos hartos de que digan en la tele que es un equipo que merece mejor suerte. Por supuesto que los Pumas merecen mejor suerte, pero esa suerte no se las va a dar nadie, ellos mismos la deben de crear. Parece ser que salen a jugar con ganas de ir al frente, crear llegadas y dar un buen partido pero convencidos o decididos a perder. Si analizamos los juegos que van hasta la fecha creo que por su mal funcionamiento solo merecían perder el partido en contra de los Tecos y el que jugaron frente a Morelia (el cual empataron). Pero todos los demás partidos debió de haberlos ganado, a lo mejor el del Atlante era justo el empate pero a Toluca los debió vencer si es que se les ocurre marcar bien y meter todas las que tuvieron y contra el Necaxa ni se diga, los goles fallados no tienen perdón (¿sino meten esos goles entonces cual van a meter?) y a eso le aumentas errores infantiles de marca y de concentración en la zaga defensiva, así es impensable que vayan a ganar otro partido. Es hora de que los Pumas comiencen a “creer”. A creer en que proponer los juegos es para ganarlos y no para perderlos, a creer en su estilo de juego, en sus no tan jóvenes talentos (por la experiencia que ya tienen), en las victorias y en sus nuevos técnicos. Pero también es hora de comenzar a olvidar……. olvidar a Hugo Sánchez. Señores jugadores de los Pumas, aunque duela, es hora de que olviden a Hugo Sánchez. Tomen sus enseñanzas, recuerden sus victorias, su mentalidad, sus ganas, su amor por los Pumas etc, etc, etc, aplíquenlas en ustedes mismos y en detalles de su nuevo juego y empiecen a ganar. Vean hacia delante, es tiempo de entender que es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad, que se abre una página en el libro de los Pumas que ustedes van a escribir, y qué mejor escribirla con triunfos. La afición está desesperada de que en sus buenos partidos pierdan y en los malos partidos pierdan también. No obliguen a los técnicos a cambiar este sistema de juego tan bueno para el futbol mexicano; ofensivo, alegre, con buenas jugadas, llegadas y go…. bueno y goles, que es lo que les falta, así como mayor compromiso, concentración y decisión en la defensa. Creo que a nadie le gustaría ver unos Pumas con un estilo diferente al ofensivo, creo que no es bueno jugar bonito y perder, pero tampoco jugar feo y ganar. La ideología de los Pumas busca siempre agradar a la afición no solo con triunfos, si no con un esquema táctico que salga a proponer los partidos tanto de local como de visitante. Les gustaría jugar como algunos equipos con un estilo feo pero efectivo, a mí en lo personal no me gustaría ver así a los Pumas, pero si los jugadores salen sin creer en su juego, van a orillar a que los técnicos impongan un estilo así, para salvar puntos, olvidarse del porcentaje y saber lo que es ganar otra vez, pero jugando mal. Espero que no suceda esto, y comiencen un repunte. Por otro lado, a pesar de lo que dicen de la plantilla de los Pumas, que es joven, que los extranjeros no tienen calidad etc, eso no es cierto y tampoco es excusa. La mayoría de los jóvenes que han sido titulares este torneo aparte de buen juego ya tienen varios años de experiencia en primera división: llámese Beltrán, Trujillo, Christian Ramírez, Bernal, Galindo, López o Lozano, quizá los únicos nuevos son De la Torre, Alpizar y el Gonzo. En lo que se refiere a los extranjeros por lo que he visto en el torneo, sí existe calidad, claro que ninguno es el Tuca o Juan Carlos Vera, pero es cierto que es de lo mejor que ha llegado en los últimos años (acuérdense de Zermatten, De Pietri, Schuster, Mario Alvarez, Richard Zambrano etc, algunos sin calidad y otros sin ganas); a Caballero y a Donoso se les nota el buen futbol en cuanto tienen la bola y las ganas que tienen (muy importante “las ganas”), les falta un poco de confianza tanto de los técnicos como en ellos mismos; Ochoaizpur fuera de que aveces es un tanto sobrado, es buen jugador, duro y tiene experiencia; Yegros y Ubaldi, sin ser estrellas conocen el futbol mexicano, vienen con ganas de mostrarse y de volver al nivel que tuvieron. Si se les da oportunidad y continuidad necesaria a los extranjeros comprometidos con la camiseta estoy convencido que darán de que hablar. El único bache o falla que encontramos en el plantel de los Pumas está en la contención o más bien dicho en la ausencia de Torrado (o Carlos Cariño). En muchos encuentros aparece libre esa zona, la recuperación de la bola es una de las labores más importantes de un equipo de futbol, por el tráfico del balón, la llegada que se puede tener y la labor defensiva; la contención requiere de gran fondo físico y gran ubicación por lo que siento que Torrado (o un contención nato) se extraña; Alpizar está haciendo esa función, hay que recordar que la posición natural de Alpizar es defensa y como tal le está costando trabajo adaptarse y lograr sus funciones con éxito (en lo personal me gusta más De la Torre en la contención). Sería conveniente para Pumas buscar a alguien más para la posición o enseñar a Alpizar o a De la Torre a jugar la contención. Fuera de este bache que existe dentro del equipo (el cual se puede tapar) creo que no hay excusa por el plantel que se tiene para hacer cosas interesantes en el torneo. El “pan” o la “papa” (como prefieran llamarle) para reencontrarse por el camino del triunfo está en la mentalidad de los jugadores y en la añoranza de HS. Ha llegado el momento de creer, olvidar y reaccionar, porque el torneo cuenta ya con 6 fechas, quedan otras 11 y comparten grupo con: Atlas, Irapuato, Tigres y Celaya (la historia de Celaya esta temporada se asemeja a la de los Pumas - Suerte a Luis Flores). De estos equipos cualquiera puede ser protagonista, así que hago un llamado para avisarles que tienen las armas para reaccionar, se está a tiempo, aunque no queda mucho, así que empiecen: ¡A olvidar y a creer Pumas! Pero ya. duran@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas