América ¿Dónde está el Problema?

Por: DURÁN

Por: DURÁN En contra de los Jugadores “Estrellitas” Una nota de un periódico me llamó la atención: “Aficionados sitiaron el Club América (Pedían medidas a los Directivos)”. Así es, el aficionado del América dejó de ser pasivo a ser activo al buscar a las cabezas del América para dialogar y dar sus puntos de vista así como algunas propuestas, que válidas o no, ayudan. Estos aficionados están pidiendo a gritos un equipo serio, comprometido, aguerrido, que sepa lo que es vestir la camiseta del América; porque este equipo no tiene ninguna de estas características. Por lo general la gente se mete con la directiva o el técnico, pero estos aficionados tocaron un tema clave: “los jugadores”. Sí, los jugadores americanistas fueron a los que criticaron, de los que pidieron su cabeza o por lo menos sanciones económicas (porque seguro son las únicas que les afectan). Me da gusto que el aficionado Americanista comienza a ver más a fondo los problemas y no simplemente la fachada; se dio cuenta de la falta de entrega, la falta de amor (a la camiseta), la falta de futbol, la falta de compromiso, la falta de apreciar (los beneficios de la institución), la falta de h…. la falta de todo lo bueno que hace a un equipo de futbol. El domingo era el momento idóneo para reivindicarse y cambiar el rumbo del campeonato sin embargo el equipo grande que alguna vez fue por sus jugadores y su afición, ahora solo es grande por su afición, su historia y nada más. Sin temor a equivocarme pienso que la mayoría de mis lectores alguna vez en su vida han jugado una cascarita, ya sea por el gusto de jugar, ganarse un refresco o simplemente por el orgullo de ganarle al equipo contrario. ¿Alguna vez en alguna de estas cascaritas jugaron tan apáticos? ¿Jugaron sin querer jugar? ¿Jugaron sin ganas de ganar? Puedo firmar que muy rara vez no les dolió perder después de sudar la camiseta y tener un par de raspones, o después de ver la felicidad en la cara de los oponentes que fueron mejor que tu equipo; y eso que no somos profesionales, pero tenemos orgullo deportivo. Yo no entiendo como el domingo pasado en un clásico del futbol mexicano, a los jugadores del América pareció no importarles perder en su “cascarita más importante”; no les importó quedar mal con ellos mismos por su orgullo (y por sus sueldos), con su familia, con los directivos, con su equipo, con la historia, con el futbol mexicano y lo más importante con su afición (que con estas actuaciones tenderá a disminuir ¡Alarma!). A pesar de ser el juego más importante de la temporada regular del futbol mexicano, la ausencia de todo lo que hace bueno al futbol salió a relucir, no les importaba el resultado; así fuera un 3-0. No había razón para ofrecer primas dobles, triples o quíntuples para que el equipo saliera a partirse el alma en este partido tan especial, el mismo partido lo obliga. Sin embargo se les ofrecieron ya que son unos niños mimados que creen que la camiseta y el nombre de América por si solo asustará a los contrincantes y que trotando ganaran los partidos; en el futbol actual eso ya no sucede. ¿Qué se puede hacer con un equipo que lo tiene todo? y sin embargo salen a arrastrar los pies, sin ánimo, sin convicción, sin espíritu de lucha sin nada de nada. Como a un chiquillo mimado que no sabe apreciar las cosas cuando se le dan fácilmente, y un buen día se encuentra en que no tiene que luchar por conseguir lo que quiere, así mismo se mostró el América en el Clásico. Señores, ser del América o de cualquier equipo con las características de un gran equipo implica una responsabilidad mayor a la que están asumiendo, no significa llegar y cobrar, tienen que demostrar el porqué están ahí y tienen esos sueldos. Deben portar los colores reivindicando la historia y principios de equipo ganador. No sé si tienen vergüenza, pero qué vergüenza que se les paga para ganar o por lo menos para que dejen el alma en la cancha y sin embargo no lo hacen. Pero eso si el día 15 están puntuales revisando su quincena en el banco. Su trabajo de jugadores del América implica como mínimo: sacrificio. El América es un equipo que cuenta con 4 seleccionados mexicanos y 2 seleccionados internacionales; a poco por ser seleccionado tienes el derecho de no mostrar actitud, o sientes que eres más que los directivos o que la institución. Los seleccionados deben de ser un ejemplo para los integrantes de su equipo y de otros equipos, y los del América están siendo una total decepción. Por el nivel que mostraron contra el Monterrey y después contra el Guadalajara, ninguno de los que estuvo jugando merece estar en su selección. Ya es tiempo de dejar de consentir a los jugadores y empezarles a exigir; para qué primas dobles o triples, si para eso se les paga un sueldo. Es hora de modificar los contratos e incluir cláusulas por falta de rendimiento, actitud, etc. En cualquier trabajo si no rindes hay sanciones. ¿Por qué aquí no? Al firmar un contrato lo menos que puedes hacer es comprometerte por hacer un esfuerzo en tu trabajo (jugar futbol). Si estas cláusulas existieran actualmente en el América, una de dos, o no se estaría en esta situación tan deplorable para la institución u hoy en día los únicos que cobrarían serían los jugadores de la banca y Adolfo Ríos. O tal vez los jugadores que no rinden en el América lo puedan hacer en el Querétaro (Primera A), que es un equipo de la institución pero el nivel es más bajo como lo muestran actualmente la mayoría de jugadores de América (propuesta de un compañero de trabajo: JML). Aunque definitivamente no merecen jugar ni en Querétaro, ni en Segunda División, ni Tercera si es que siguen con la actitud característica de esta temporada. A favor de los Jóvenes Jugadores Por ahí leí un artículo que los jóvenes debutantes son en parte culpables ya que no saben lo que es portar los colores del América. Yo difiero rotundamente con esta afirmación. Los jóvenes que culpa tienen en esta temporada, por supuesto que son los menos culpables. Llegan al primer equipo con grandes aspiraciones, e idolatrando a algunos jugadores y al llegar se dan cuenta que estos jugadores no reflejan la imagen que debería tener cualquier jugador del América; no hay entrega, compromiso y mucho menos liderazgo (o solo liderazgo negativo), lo único que hay son unos carrazos en el estacionamiento, cuentotas de bancos, de restaurantes, de discotecas etc… Que gran decepción para estos jóvenes después de un largo recorrido por las fuerzas básicas llegar a una meta que alguna vez parecía inalcanzable y encontrarte en tu equipo con un grupito de estrellitas mimadas que no saben lo que es vestir la camiseta que tu llevas puesta desde que eras pequeño, donde te enseñaron a luchar por el triunfo y por lo menos dejar sudada tu camiseta. Qué tristeza darse cuenta que estas estrellitas no saben apreciar lo que es llegar a entrenar a Coapa, lo que es jugar de local en el Estadio Azteca, lo que es ponerse la camiseta amarilla, no lo saben, no lo aprecian, no lo sienten, porque hasta que no demuestren la actitud que exige este equipo, definitivamente no son parte de la institución (aunque jueguen en ella). Pobres Jóvenes, les están debilitando sus sueños y haciendo daño. No los hagan mercenarios del futbol. Conclusión: ¿Qué estará pasando con este equipo? Pienso que hay algo más de fondo en el accionar del equipo americanista, las posibles razones, varias: · Será que a los jugadores no les pareció la destitución de Tena (No funcionaban ni con él) · Están boicoteando a la Directiva Azulcrema · Son una bola de estrellas que como chiquillos mimados todo se les concede · Están enojados porque no hubo aumentos para esta temporada (Después de lo que cobran, que descaro) · No aprecian vestir la camiseta y pertenecer a la institución · Existen líderes negativos en el seno del equipo · Ganan demasiado dinero que se les ha olvidado la esencia del futbol · Quieren a otro técnico No lo sé. Lo que es claro es que los jugadores no deben de poder más que la directiva, que la institución y que los aficionados. Cada quien debe de hacer su chamba; los directivos toman las decisiones (les guste o no a los jugadores) y los jugadores deben de jugar (valga la redundancia). Ni los directivos se meten a jugar, ni los jugadores deberían de presionar para la toma de decisiones (cambiar de técnico, de directiva etc.) En qué empresa del mundo los empleados (en este caso los jugadores) deciden los rumbos de ésta, o quitan al Presidente de la empresa. El América es una Sociedad Anónima, no una democracia. Repito, qué gusto que los americanistas comiencen a ver los problemas de fondo, y que vean que no siempre exigir las mejores contrataciones del futbol mexicano es lo mejor. Ya ven que están plagados de estrellitas, que no son dignos de portar ni este, ni ningún uniforme de futbol con esta actitud, espero la cambien o los cambien a ellos. Es bueno apostar por la continuidad, por un proyecto de equipo y criticar (pero saber a quien criticar de fondo y no por encimita). No vaya a ser que al rato en vez de cantar: ¡Aguilas a ganar! ¡América Aguilas! ¡América a ganar! ……… habrá que cantar: ¡Jugadores del América por favor échenle ganas, no sean apáticos, les van a dar primas dobles, al rato cobran, Jugadores del América alguna vez fuimos grandes, etc, etc, etc, etc, etc. A ver si así reaccionan. fduran@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas