América: ¡Qué resultado tan... engañoso!

Por: Durán

Por: Durán Hago un llamado a los americanistas para que no echen las campanas a vuelo y se den cuenta de la realidad del partido contra León. Lo más importante de este juego fue que el América ganó en su casa, pero el resultado tan abultado fue bastante circunstancial y a la vez engañoso. Que tanto el 5-1 se debió a la buena aplicación del América, o a la falta de juego del León, o a que el América se despertó con el pie derecho y el León con el izquierdo. Yo me inclino por las dos últimas, ya que el América siguió mostrando sus carencias de este torneo y de torneos anteriores (las carencias de este torneo se olvidaron por un momento gracias a los cinco goles y las del torneo pasado las ocultaba Cuahutémoc, cuando podía). La verdad el domingo no se vio a un América superior al rival, ni siquiera a un América diferente con respecto a sus anteriores encuentros: el traslado de la bola sigue siendo lento, los problemas y errores en la defensa siguen siendo infantiles, Braulio, Pavel, Frankie y Estay al tener el balón no tienen opciones para pasar, Calderón tiene que salir de su zona ya que no le abastecen balones, falta idea al jugar y al hacer movimientos, todavía hay jugadores que caminan en la cancha (displicentes), Chuy Mendoza lucha de más por la falta de conjunto que existe, etc. En resumen al América le urge trabajo colectivo y encontrarse en la cancha. Este resultado es un gran paso para poder trabajar un poco más tranquilos, pero les falta demasiado; demasiado futbol. No olvidemos algunos resultados del América el Torneo pasado (Verano 2000), abultados pero que a la postre la falta de conjunto salió a relucir por encima de estos buenos marcadores: En la fecha uno del torneo derrotó al Toros Neza por 5-0, en la dos al Atlas por 4-1, en la cuatro el León sucumbe 4-2, en la siete derrota al Toluca de visitante por 4-2 y en la fecha doce el Santos cae por 6-1. Acabando el partido contra Santos cuando todos pensaban que el América se enfilaba a terminar el torneo a tambor batiente, calificar y realizar una gran liguilla; se desplomó y lo único que logró en sus cinco juegos posteriores fueron 2 míseros puntos. Los resultados mencionados fueron muy buenos y esperanzadores para los americanistas, sin embargo el equipo nunca se encontró, nunca fue uno y por lo mismo no calificó. Es por eso que hay que tener cuidado con este resultado; exigir goles y estar contento con ellos está bien, de eso se trata, pero también se debe exigir mejor funcionamiento y más, mucho más entrega. Una goleada será el verdadero reflejo de un equipo cuando le precedan varias buenas actuaciones; es decir que jornada tras jornada se juegue a lo mismo, se juegue en conjunto, se rompa el alma el equipo etc. y el día que viene la goleada uno este convencido que el equipo va en ascenso. Ahora no se sabe. El América debe de estar encima del rival durante todo el encuentro, no dejarlo respirar, debe jugar bien, convencer, tener variantes, que el contrario se desespere por la falta de llegada: no solo golear. Acuérdense que por eso ha sido un equipo adorado por sus seguidores y odiado por los demás. Americanistas, que buena victoria ¡Felicidades!. Pero pienso que no es momento de festejar ya que les falta exigir y esperar mucho más de este equipo tan sobrado. Que quede claro que es un excelente resultado, no puede ser mejor para el equipo y para dejar trabajar en paz al Coco, pero la próxima semana contra Pachuca podrán confirmar su ascenso o bien el regreso a lo que nadie quiere: un equipo sin convicción y sin respeto por parte de sus rivales. Mal hecho por algunas personas de la Prensa: Cambiando rápido de tema me gustaría comentar que estamos hartos que la prensa con el fin de dar notas importantes trasgiverse unas declaraciones confrontando al nuevo técnico y al presidente del América. Me refiero a la declaración que hizo el Coco acerca de que “no tiene equipo”. Muy claramente Basile se refería exclusivamente a eso: no juegan en equipo, no tienen conjunto, no juegan a nada, no se entienden en la cancha, no tienen motivación etc. pero en ningún momento dijo que su plantel fuera malo. La prensa se agarró de ahí para hacer una nota que llamara la atención y creara posibles conflictos dentro del nido. Un plantel que cuenta con 7 seleccionados mexicanos durante el mundial de Francia 98 (contando a Lara y a Luis Hernández), 2 seleccionados importantes en sus respectivos países (Estay y Oviedo), uno de los mejores porteros de México (con su respectivo suplente que ya lo quisieran muchos equipos en México: Adolfo Ríos y Hugo Pineda), un centro delantero alguna vez campeón goleador en Argentina (José Luis Calderón) y una base de jóvenes importante, de calidad (Hernández, Santibañez, Tahuilán, Mendoza, etc.) no puede ser catalogado como un mal plantel. El Coco no lo catalogó así, estúpido sería de su parte decir que sus jugadores no sirven y crear malestar en el grupo; pero la prensa se encargó de hacer creer que se refería al plantel y no al equipo como tal, como conjunto, como grupo. Evidentemente no es la primera vez que pasa. ¡Que el aficionado no se deje engañar! Es importante cuestionarse e ir más a fondo de lo que se dice simplemente. ¡Algunos de la Prensa lo que quieren es vender! ¡Cuidado!. fduran@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas