Arriba los Cangrejos de ... México, México, Ra-Ra-Ra

Por: Durán

Por: Durán El FM (Futbol Mexicano) es una preocupación constante. Los cambios que se hacen hoy en día son únicamente por intereses propios inmediatos y no con una planeación por el bien del futbol en México. Esto en verdad que debe de llenar a cualquier mexicano de tristeza, ya que en lugar de crecer juntos e ir escalando sin dar marcha atrás, sucede que cuando en realidad se crece un poco, se forman grupos con intereses muy particulares y jala al fondo de nuevo a todo el FM. En realidad todo esto del aumento de equipos para la siguiente temporada a 19 y para la 2002-2003 a 20, es simple y llanamente un paso o varios pasos atrás (igual que los cangrejos) y la causa son los intereses personales. Nadie a dado un argumento válido y convincente del porqué el aumento en el número de equipos, ni siquiera los Presidentes que votaron a favor de esta decisión. Y ¿Por qué? Porque no lo existe. Solo unos años atrás, por ahí de la temporada 93-94 se decide la reducción de equipos, ¡si escucharon bien!, La reducción de 20 a 18 equipos, hay que recordar que en ese entonces había 20 equipos, una sola liguilla por temporada, y aún así se decidió. Los principales argumentos para la reducción eran: - Reducir el tiempo del torneo para lograr una verdadera internacionalización de los clubes mexicanos, - darle más tiempo de concentración a la selección mexicana con el fin de obtener mejores resultados internacionales, - por consecuencia de la internacionalización, el seleccionado, pre-temporada, torneo, liguilla etc. los jugadores mexicanos necesitarían descanso necesariamente para rendir mejor. La esencia de estos puntos para lograr la reducción de equipos era por el bien del FM (como yo lo entiendo); es cierto que los equipos iban a perder 2 taquillas por temporada o derechos de TV (al ser locales) y que muchos clubes (o la gran mayoría) no tienen seleccionados o bien no iban a ser internacionales, pero se sacrificarían por el bien y el crecimiento del FM, tanto nacional como internacionalmente. A la larga si crece el FM (Futbol Mexicano), estos equipos se van a ver beneficiados seguramente. Los ingresos que se dejan de ganar se deben compensar con una mejor mercadotecnia y publicidad, y se deben de abatir costos implementando políticas de topes salariales e impulsando a las fuerzas básicas, no aumentando el número de juegos o de equipos (al rato van a querer que en un torneo corto haya visita reciproca). Me parece increíble y sorprendente que todo esto venga cuando los clubes mexicanos comienzan a jugar la Copa Libertadores, Merconorte, Mundial de Clubes (sí se lograra calificar), etc. y en plena eliminatoria para el Mundial 2002. Dicen que si se aumenta el número de equipos se debe de reducir los extranjeros, estoy en desacuerdo: “No se deben de aumentar los equipos (inevitable en este momento) y se deben reducir (por lo menos a 4) el número de extranjeros”, de esta forma se seleccionará mejor al extranjero (más calidad) y se dará la continuidad que le falta a las fuerzas básicas hacia el primer equipo. Yo no sé quien está detrás de todo este movimiento (aunque tengo una buena sospecha), pero me impresiona que gente dentro de la Femexfut y algunos presidentes de equipos (Empresarios y gente exitosa) se deje mangonear por un grupo (o un equipo) y solo este grupo de equipos es el que saldrá beneficiado, no el FM. ¡Que decepción! ¡Que tristeza! Que el FM no logre despegar por los intereses propios y por el desinterés hacia el verdadero futbol. Ya verán que cuando se entre en razón (o se vayan algunos de los malos directivos, ya que no todos son malos), a lo mejor en 4 años, se reducirá de nuevo el número de equipos. ¡Ojalá! México 3 – 3 Brasil….. Mejoró la actitud de jugadores, la conjunción, la exigencia del publico, la contundencia, etc. Se siguieron cometiendo errores infantiles, sigue habiendo jugadores que no deben de estar ahí, no se saben manejar los resultados, la defensa hizo agua muchas veces, etc. Sin demeritar el buen juego del miércoles, no se nos debe olvidar que era un partido ideal para México: Este era un juego donde no se tenía nada que perder, ya que era contra Brasil y venía con sus estrellas; así que presión no existía por perder (lo que se lograra era ganancia), como si existió vs. EUA. Es un rival que juega abierto y no aprieta mucho las marcas (por eso nos pudimos ver mejor en la ofensiva), se jugó de local, es un rival “grande” lo que hace que México se crezca y para Brasil era un juego demasiado amistoso, es decir: jugó tranquilo. Mi punto es que no nos debemos de engañar por un buen juego con muchas ventajas para los mexicanos. Se debe de seguir trabajando y falta mucho, tal vez demasiado para alcanzar el nivel que nos lleve a hacer cosas importantes; porque nivel se tiene, de eso estoy convencido. Pero falta actitud, entrega, trabajo, actitud, entrega, trabajo, etc…. La prensa debe de seguir haciendo su trabajo como lo ha hecho (critica objetiva pero exigente) y los jugadores se deben de concentrar más en sus objetivos deportivos. fduran@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas