1, 2, 3, 4-0…Retroceso para el FutMex

Por: Durán

Por: Durán De un tiempo para acá la selección mexicana había jugado torneos y partidos en donde se había cotizado, si no como uno de los grandes del futbol, si como un rival peligroso y de cuidado el cual le podía ganar a cualquiera. Recordemos por un instante la Copa América del 93 (Subcampeón), el Mundial de EU 94 (superando a los Búlgaros en futbol, pero superados en mentalidad), la Copa América 97 (3er Lugar) o el Mundial de Francia 98 (donde se superó futbolísticamente a los alemanes pero por nuestra pobre mentalidad no se les pudo liquidar – el ya merito), o bien la Copa Confederaciones en México (donde se jugó un encuentro inolvidable contra Brasil para ganar el titulo). En estos torneos México desplegó buen futbol, y la tendencia normal que todos esperábamos era mejorar día con día, avanzar, sin embargo esto no ha sucedido y en lugar de cotizarnos a nivel mundial nos hemos ido depreciando y desprestigiando con nuestro pobre y lamentable futbol del 2000 y lo que va del 2001. Mucho nos quejamos que en partidos amistosos los equipos fuertes nos enfrentan con su segundo o tercer equipo, bueno pues eh aquí en el juego del viernes el porque. Que vergüenza que un partido que le debió de haber servido a los ingleses de preparación, les sirvió de todo lo contrario, les sirvió de relajamiento y diversión, es decir echaron una cascarita; Y a los mexicanos nos debió de servir para conformar un estilo de juego y un equipo, nos sirvió solo para dar pena y demostrar lo mal que se está trabajando. Yo me pregunto, cuando van a querer los “Leones” ingleses enfrentar de nuevo a los “Ratones” mexicanos? Pues muy fácil, en partidos de preparación nunca más, pues es solo una perdida de tiempo, y en torneos oficiales pues siempre, porque saben que jugando como lo hicieron le pasaran por encima las veces que quieran. El renombre que en el ámbito internacional se comenzaba a tener se ve seriamente perjudicado por este tipo de exhibiciones (4-0). Se comienza de nuevo a tener una imagen de México futbolísticamente hablando de tercer mundo. Es decir este juego además del coraje que nos hizo pasar, afecta mucho más a fondo a nuestro futbol de lo que nos imaginamos; no se trata de decir que fue un mal juego y debemos de salir adelante, se debe de poner un alto a este tipo de vergüenzas por el bien de nuestro futbol y del poco prestigio alcanzado. El Juego La alineación dejó mucho que desear; hay jugadores que no tienen lo que se necesita para estar en la selección: Chima (conduce y conduce por la banda izquierda hasta que invariablemente se ahoga perdiendo el balón; encara y trata de burlar, pero no tiene creatividad, ni carácter, ni empuje para estar ahí), Coyote (quien sus buenos años han pasado ya) y V. Ruiz (quien no ha dado el estirón para ser quien conduzca al frente al equipo mexicano, y creo que a estas alturas ya no lo dio), hay otros que posiblemente tengan el nivel pero requieren de un proceso con un equipo más armado: Beltran, Oteo y Chavez. Debemos recordar que no es culpa de estos jugadores ser convocados, si no que es culpa del técnico nacional. Si además del problema de los jugadores (que posiblemente sea el menor, ya que todos tienen calidad) le unes la falta de conjunto, la falta de definición de un mismo equipo, la falta de actitud, la falta de carácter, la falta de velocidad, la falta de buen futbol, la falta de entusiasmo, la falta de amor por ser seleccionado, la falta de un líder dentro y fuera de la cancha, la falta, la falta…. Pues es obvio que no se puede tener un buen resultado. Donde está el liderazgo de Claudio Suarez (quien es la persona de experiencia) si él era el indicado para tirar el penalti (ha tirado y muy bien penaltis importantes en partidos internacionales), y no lo hizo, se lo dejó a alguien que quería ser protagonista (que al final su único interés era el llevarse de intercambio una camiseta inglesa). Extrañamos a un líder nato como Alberto García Aspe, quien con su futbol reclama su regreso a la selección. Tal vez si ya existiera tal (que quede claro, queremos un buen líder dentro y fuera de la cancha, no-líder “grillo” cuyo único interés sean las primas) en la era Ojitos, no se voltearía a ver a AGA, pero no lo hay y hasta que aparezca alguien, él es el indicado para esta labor. Todo equipo necesita un líder, y el equipo nacional necesita al mejor de ellos. Sabemos que los ingleses son superiores a los mexicanos. Es un hecho que debemos de evolucionar de nuestro futbol horizontal al vertical, y de nuestro juego semi-lento a la velocidad que se maneja actualmente, pero también es un hecho que nuestro futbol no está para que se nos pase por encima con tal facilidad, no esta para hacer ridículos y no esta para dar este tipo de vergüenzas internacionales. Eso no somos, eso no es nuestro futbol. Somos malos, pero no tan malos. Es preocupante no ver una selección definida o medio armada. A la fecha no se sabe quienes son titulares de esta selección, no se sabe a que se juega, no se sabe si se calificará al mundial, no se sabe nada; y eso preocupa. A ver si en la Confederaciones, Copa América y eliminatoria sucede algo inesperado y sacamos la casta de ratones, para retomar un nivel aceptable. Que sirvan estos juegos para conformar a un equipo que tenga continuidad, que sea competitivo y que desarrolle buen futbol. Ojalá y esta columna la contradiga la selección con su futbol en sus próximos compromisos. fduran@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas