Final del Verano 2001

Por: Durán

Por: Durán Es increíble pensar que el torneo del Futbol Mexicano (Verano 2001) en el cual se juegan 153 partidos de torneo regular más los 16 que van hasta ahorita de repechaje y liguilla, lo que suma un total de 169 partidos (los cuales equivalen a 15,210 minutos de juego), se resuma a solo 180 minutos jugados entre dos equipos: Pachuca y Santos. Ha llegado la final de este torneo tan polémico e irregular, donde muchas cosas han pasado en el Futbol Mexicano y en su entorno: que si el León o el Atlante, que si son 18, 19 ó 20 equipos, que si la promoción, el codazo de Vidrio, el superliderato de América, la muerte de Pablo Hernán, la perdida de objetividad de TV Azteca, los casos de Mora, Tilón, Pirata y Cabrito, el NO pago del Atlante (5 millones dólares), el SI pago del Atlante en plazos, el mal desempeño de la Selección mayor y las menores, problemas de algunos jóvenes en Pumas, el Bam Bam, la salida de Lavolpe del Atlas, la No-Clasificación de Necaxa, Toluca, Chivas, Cruz Azul y Pumas, la clasificación de los equipos de Monterrey a un torneo corto, la consolidación de Antonio de Nigris, el doble campeonato de goleo de Borgetti, la “profesionalización” de la FEMEXFUT (Srio. Gral), una final inédita: Pachuca vs Santos, la juventud del equipo Monterrey, la falta de ella en Pumas, Ruggeri, el regreso de Miguel España, Ramírez Perales y MMB a Pumas, el resurgimiento de Alberto García Aspe, el sorprendente Puebla, el veto de la selección a los medios, las malas y absurdas decisiones de algunos directivos, etc. etc. etc. en fin. Difícil pensar que todo lo sucedido en el campeonato, tanto dentro del terreno de juego como fuera, toda esta política, grilla, casos, controversias y comentarios que se dan, son simple y sencillamente por la Selección Mexicana y por encontrar un campeón en nuestro torneo local (el cual conoceremos el domingo 20 de mayo). Semifinales El juego de América vs Pachuca fue muy emocionante y el final decepcionante para los americanistas. Los dos equipos salieron al campo a hacer lo que tenían que hacer, uno hacia el frente a tratar de remontar la ventaja y el otro a mantener el orden de medio campo hacia atrás pero sin olvidarse de atacar. Fue un partido bien jugado por los dos sin embargo ese extra que deben de sacar todos los equipos (y más los grandes) solo lo dio uno, el otro por momentos, pero no durante todo el encuentro como lo ameritaba tanto el juego como la afición. Cierto que Calero en el primer juego y en el segundo hizo paradones en los momentos clave, pero la diferencia se dio en las ganas y el amor a la camiseta. Creo que esa afición se merece un equipo que juegue bien, saque resultados y tenga más jugadores que sientan la camiseta (FB) y menos “estrellitas”. Bien por Pachuca. En la otra semifinal el Puebla debía de dar un segundo partido perfecto (como lo hizo el Pachuca), sin embargo lo dio casi perfecto y ese casi fue suficiente para que se diera el empate global y fuera eliminado. Santos y Puebla dieron dos juegos dignos de semifinal (lástima de la expulsión de Claudinho en el segundo, ya que hubiera sido más emocionante con todos los jugadores en la cancha); ojalá y todos los partidos fueran jugados con esas ganas y buen futbol por momentos, sería otro nivel el que se viera en las canchas de México. Un aplauso al Santos y al Puebla. La Final Pienso que la va a marcar la consistencia que han mostrado estos equipos en la liguilla (que quede claro: en la liguilla), al igual que en mi columna pasada siento que no hay favoritos, los dos tienen sus ventajas y desventajas y están practicando buen futbol. El Pachuca ha sacado ventaja en sus dos juegos de local durante la liguilla y creo que es indispensable para ellos sacarla este jueves ya que está manejando bien sus partidos de vuelta, por el otro lado el Santos a sabido cerrar bien en casa, y el partido vs Puebla tuvo presión encima y supo salir adelante, así que debe ser una final muy interesante y bien jugada; claro si es que no pasa nada extraño. Saludos, Durán. P.D. En mi artículo anterior, el Santos al que me refería (el que no ha sido campeón), es el que lleva los últimos 2 años jugando una final y dos semifinales, es decir que ha estado tan cerca y sin embargo al momento de la verdad no pasa nada, le falta ese estirón para el titulo. Todo mundo recuerda el gol de Borguetti (en fuera de juego) que les dio el titulo contra Necaxa en el Invierno 96. fduran@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas