México a un paso del 2002, a un paso…

El objetivo en Costa Rica era ganar y no se logró, el objetivo final es el Mundial y todavía se está muy lejos de ello. Si analizamos numéricamente nuestras posibilidades, tenemos un 66.67% de...

El objetivo en Costa Rica era ganar y no se logró, el objetivo final es el Mundial y todavía se está muy lejos de ello. Si analizamos numéricamente nuestras posibilidades, tenemos un 66.67% de probabilidad de estar en el mundial (2 de 3 resultados posibles); sin embargo por los resultados del domingo 7 de octubre nos podemos dar cuenta que las probabilidades, la historia y lo que parece que es definitivo no lo es. Para ejemplo recordemos simplemente en esta eliminatoria 3 encuentros cruciales: México vs Costa Rica (g. Costa Rica), E.U.A. vs Honduras (g. Honduras) y Honduras vs T&T (g. T&T); si se fijan, todos los resultados son del visitante derrotando al local, un local derrotado es México y un visitante victorioso es Honduras (¿Alguna similitud con el 11 de noviembre?). Los primeros dos resultados nos pusieron contra la pared, inesperados y prácticamente imposibles; sobre todo el primero que nos hizo perder la confianza y el liderazgo que se había mantenido de la zona futbolística durante años. El EUA vs Honduras agravó nuestras posibilidades de calificar y nos hizo darnos cuenta que el no ir al Mundial era una opción real y cercana. El gran resultado de los trinitarios en cancha hondureña nos da un nuevo respiro para el mundial. No debemos olvidar estos resultados, hay que tenerlos en cuenta para saber que aunque las cosas nos favorezcan no hay nada escrito y se debe trabajar el doble. Ya vimos que se le debía de ganar a los ticos y no se logró, la combinación de resultados nos ayudo; ahora no cabe esa posibilidad porque ningún otro resultado nos dará el pase, debemos de sacar nosotros mismos con buen futbol el triunfo. No hay espacio para el empate, pienso que ha sido tan sufrido el camino para calificar que lo último que necesitamos es otro partido tenso, se tiene que compensar a la afición estando en el mundial con una victoria convincente. Es indispensable saber que los Hondureños no tienen ya absolutamente nada que perder y mucho que ganar, ya que tienen un pie fuera del mundial y si se logran colar sería un milagro para ellos. Esto indica que van a venir al Azteca a dejar absolutamente todo en la cancha y a jugar por todo para ganar. Por otro lado México tiene la presión de que esta con un pie dentro del mundial, pero que con cualquier descuido puede perder lo que se ha ganado en los últimos juegos con Javier Aguirre al mando. En una entrevista a Ricardo Peláez decía que: “se debe de ser optimista en que vamos a ir al mundial, pero que no nos debemos de confiar”; creo que tiene razón al comentar esto, hablar positivamente y pensando en que se va a calificar, pero sin llegar al punto de la confianza excesiva. Analizando el partido contra Costa Rica nos damos cuenta de lo mucho que pesó la presión en el grupo de seleccionados por ganar a como diera lugar. Se jugó extraordinariamente mal, por mucho que se diga que los ticos son un buen equipo y han hecho una buena eliminatoria, se tiene calidad por encima de ellos. La defensa de Márquez, Vidrio y Morales ha sido el día que más endeble se ha visto, les llegaron por el centro y por los laterales las veces que se decidieron atacar; no hubo una defensa sólida. Hacía el frente se llegó lo necesario, desgraciadamente las que se tuvieron se dejaron escapar increíblemente, además que las llegadas por las laterales no terminaron en buenos centros (un % muy alto de centros se volaron o estrellaron a los defensas) y eso no puede permitirse de seleccionados. Cabe destacar la labor de dos jugadores de la selección mexicana: El Conejo y Johan. Del Conejo no hay mucho que decir, creo que sus atajadas hablan por si solas, y Johan fue impresionante su desenvolvimiento hacía el frente, su manera de pisar el área, sus constantes llegadas; por mucho fue el que más preocupó al equipo contrario. Por los demás creo que hay algunos que decepcionaron, pero esperamos que se califique al mundial y que olvidemos de una vez por toda esta tan sufrida eliminatoria. Solo queda que llegue el 11 de noviembre para apoyar y esperar el triunfo de la selección; ojalá no nos quedemos en el ya merito. Saludos, Espero sus comentarios. Durán.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas