Una más y van...

Otra víctima acaba de cobrarse el fútbol argentino. Un hincha de Talleres de córdoba, Pablo Miranda, falleció de una puñalada producto de un enfrentamiento entre hinchas cordobeses durante el...

Otra víctima acaba de cobrarse el fútbol argentino. Un hincha de Talleres de córdoba, Pablo Miranda, falleció de una puñalada producto de un enfrentamiento entre hinchas cordobeses durante el encuentro ante Lanús. La víctima 139, dicen las frías estadísticas. Demasiadas, dice la razón. Como siempre, surgen miles de preguntas sin respuestas. ¿Cómo pudo un barra ingresar con un cuchillo a la cancha? ¿Dónde estaba la policía? ¿Dice la verdad Carlos Dosetti, el presidente de Talleres, cuando declara no conocer a la barrabarava del club cordobés? Como se ve, muchas preguntas pero ninguna respuesta concreta. Hace tiempo ya que el fútbol dejó de ser tomado como un simple juego o deporte. Desde empresarios oportunistas que lo usan para hacer negocios con los jugadores, dirigentes que dejan deudas millonarias en los clubes porque no es su dinero el que está en juego, hasta imbéciles escudados detrás de la camiseta de un club para descargar su violencia en las canchas influídos por el alcohol y las drogas; es mucho lo malo que ronda por el fútbol como para que varios sigan tomándolo como un simple juego o deporte. Mientras tanto, otra muerte sacude al fútbol argentino. La 139. Demasiadas, alrededor de lo que solo debería ser tomado como un juego.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas