Ya no hayan ni qué inventar

Por: Francelle Cetto

Por: Francelle Cetto Corría el 14 de marzo de 1994. Después de una larga junta de directivos, se aprobó la reducción a 18 equipos, cuando en aquel entonces eran 20. El entonces titular de la primera división, José Antonio García (presidente del Atlante en esos tiempos) ratificaba la decisión. El propósito de los directivos era tener un futbol más competitivo, darle tiempo a los torneos que jugara la selección nacional y crear la primera división “A”. ¡Qué gran contradicción! Uno de los principales artífices de la innovadora propuesta de 1994 era el presidente del Atlante, José Antonio García. Hoy el mismo equipo azulgrana está en problemas. Hoy, en mayo de 2001, después de 7 años, el Atlante está metido en un tremendo lío. Después de haber descendido se le brinda la oportunidad de regresar al máximo circuito por 5 millones de dólares, no sin antes enfrentar a La Piedad o Veracruz. ¿Dónde quedó la idea de los mismos directivos de reducir el número de equipos de 20 a 18? Ahora se hacen para atrás e inventan la idea de volver a tener 20 equipos mediante un descabellado proceso, totalmente injusto…una mentada promoción para aumentar a 19 el número de equipos en la siguiente temporada. Vemos que en el futbol mexicano no existe la justicia. El futbol mexicano está plagado de corrpuciones y envidias. Ganar deportivamente es secundario. Para ellos es más importante ganar billetes a corto plazo, dejando de lado los análisis de los pros y los contras de sus decisiones. ¿Por qué no inventaron antes ese mecanismo? ¿Por qué no lo hicieron cuando Pachuca, Veracruz, Puebla y Toros Neza estuvieron involucrados en el descenso? ¿Por qué darle la oportunidad de regresar al máximo circuito a un equipo mediocre como el Atlante? Desde 1998 se veía claramente que el Atlante estaba condenado al descenso. No hicieron nada sus directivos y como todo buen mexicano, hicieron las cosas hasta el último. La Piedad se merece el ascenso directo porque lo ha DEMOSTRADO EN LA CANCHA. Atlante no tiene méritos para ganárselo mas que el DINERO del señor Burillo Azcárraga. Lo único que resta es esperar que los Reboceros de La Piedad den la cara por la primera “A” y demuestren a todo México que pueden superar a un equipo de primera división. Que demuestren que en la primera “A” hay calidad (aunque usted no lo crea). ¿Cuál será el próximo invento de los directivos? Estaremos pendientes de sus actos. Dignos finalistas Hablando de primera “A”, La Piedad y Toros Neza son dos equipos que se merecen estar en la final. La Piedad ha sido el mejor equipo en los dos torneos de manera indiscutible. Toros Neza viene desde la recalificación. Después de haber tenido un torneo irregular, en la liguilla está en grande. La Piedad sigue siendo el gran favorito. Pero ¡cuidado!, los Toros andan crecidos y podrían ponerle los cuernos a los Reboceros. Por último le damos una cordial bienvenida a las Jaibas Bravas de Tampico, que están de regreso en la Primera “A”, después de ganar la final de ascenso ante los Potros de Zitácuaro. cetto@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas