Primera “A”: Listas las semifinales

Terminaron los sorprendentes cuartos de final en la Primera “A”. Por ahí hubo algunas sorpresas. Otros equipos se impusieron como favoritos. Los partidos de semifinales serán: Correcaminos-San...

Terminaron los sorprendentes cuartos de final en la Primera “A”. Por ahí hubo algunas sorpresas. Otros equipos se impusieron como favoritos. Los partidos de semifinales serán: Correcaminos-San Luis y Veracruz-Cruz Azul Hidalgo. Vimos la desgracia que le pasó al Querétaro al caer en San Luis. Algunos no nos esperábamos ver a un Querétaro que perdiera la serie. Pero así son las cosas en nuestro futbol de mediana calidad. Si estuviéramos en Europa, el Querétaro hubiera sido campeón de la segunda división y hubiera ascendido automáticamente y punto, sin necesidad de efectuar una “interesante” liguilla por el título (considerando si fuera un solo torneo). Lo que le sucedió al Querétaro es algo extraño, debido a que Antonio Ascencio y sus jugadores veteranos son personas que han pasado por muchas situaciones difíciles en sus equipos y han sabido salir adelante. ¿Dónde estuvieron el famoso Filiful, el Guamerú, Adalberto García, Ariel González, el Campeoncito Hernández, Pedro Muñoz, entre otros? En cambio, el San Luis se presentaba con un equipo plagado de jóvenes reservistas del América, aunque claro, reforzado muy bien con jugadores desequilibrantes, como Marcelo de Faria, Rodolfo Flores, José Enrique García y Andrés Silva. Esos jugadores hicieron la diferencia. Juan Antonio Luna, aunque con poca experiencia, supo resolver los partidos y le complicaron la vida al hasta entonces superlíder, Querétaro. Probablemente la clave estriba en la actitud del San Luis. Un ejemplo de templanza de fe, confianza y disciplina. Así es que el San Luis acabó con la ilusión de una ciudad que ansía tener de vuelta un equipo de Primera División. La otra sorpresa la dio el Cruz Azul Hidalgo al superar al Zacatepec. Se impuso la juventud (¿sería la semana de la rebelión de la juventud futbolera?). Dígame usted algún jugador conocido, experimentado, del Cruz Azul Hidalgo. Por supuesto, ninguno, porque el Cruz Azul Hidalgo es la reserva del Cruz Azul, y el equipo está compuesto al 100% por jóvenes. En cambio el Zacatepec tiene en sus filas a Rafa Bautista, Pablo Bocco, Jorge Collazo, Guadarrama, J.J. Rivera, el Chispa Suárez, etc.: toda una camada de viejos jugadores. Podemos deducir que los jugadores del Cruz Azul Hidalgo se esmeraron más que sus rivales en conseguir un buen resultado. Pero ¿dónde quedó la experiencia de Cristóbal Ortega, que casi ascendió a la Piedad la temporada pasada? Es decepcionante lo que sucedió con la relativa experiencia que algunos ostentaban. El Correcaminos a duras penas eliminó al Nacional de Tijuana, y es más, ni siquiera le ganó. En el primer partido, en Tijuana, se vio un partido dinámico. Correcaminos fue ampliamente superior y avasalló a su rival. Pero en el juego de vuelta presenciamos a pura gente moribunda vestida de naranja, merodeando en el perímetro de la cancha del Marte R. Gómez. No entiendo cómo puede haber tanta variación en el rendimiento de un equipo. O a veces parece que algunos equipos juegan mejor de visitantes. Resulta que el Nacional, al que todos daban por muerto, saca fuerzas, recobra energía y empieza a atacar y atacar con confianza. Los Correcaminos pensaban que su víctima era pan comido. Pero no, ahora los Correcaminos eran las víctimas de un voraz Nacional que quería otro milagro. El Nacional atacaba (claro, sin concretar, sin contundencia) y Correcaminos se defendía y buscaba al mero estilo de un equipo mediocre, el contraataque. Todo esto se vio en la cancha de Cd. Victoria. Al final se impuso el criterio de quién fue mejor en la tabla general y lógicamente pasa Correcaminos, pero con muchos apuros. Ahora no sabemos cómo le vaya ir en las semifinales, con el escaso futbol que dio en su cancha. Pero ahí tienen a muy buenos jugadores como: el joven Leo Castro, Jorge Cruz, De Almeida, Vargas, Miky Sánchez, Rossello, Martell y Echeverría: una gama de jugadores de alta calidad. Por último tenemos al Veracruz, eterno contendiente por el ascenso (¿Esto no suena a América?). Enfrentaron a unos Gallos de Aguascalientes que no se hallaban en óptimas condiciones. Anteriormente habían tenido algunas bajas de jugadores, siendo castigados por la famosa Comisión Disciplinaria. El primer partido fue una pesadilla para el Veracruz. Los Gallos impusieron condiciones en su cancha y lucharon para conseguir un apretado 2-0 que no garantizaba nada, porque todavía faltaba la visita al puerto. Allá en el puerto ahora le tocó el turno al Veracruz. Resolvieron el destino con un apurado 3-1. De modo que estamos hablando de que el Veracruz no venció al Aguascalientes. Sólo lo superó en la tabla general. Si hubiera imperado el criterio ampliamente reconocido por FIFA de que en caso de empate gane el que tenga más goles de visitante, hubiera sido el adiós definitivo del Veracruz. Afortunadamente estamos en México, y a los directivos mexicanos la FIFA casi les vale gorro. Lo consideran como un organismo que sólo busca restringir e imponer. Considero que el criterio de FIFA es mejor que el de la FEMEXFUT. Ahora los escualos enfrentarán a un plantel que no tiene jugadores de renombre, pero muy peligroso. Los Tiburones deben recordar lo que le sucedió al Zacatepec y al Querétaro, para que les sirva de escarmiento. Comprobadísimo: la juventud y vigor pueden más que la experiencia. Correcaminos enfrenta al San Luis en un duelo muy parejo. Aquí todo puede suceder. Pronóstico reservado. El Veracruz enfrenta al Cruz Azul Hidalgo y es factible que los Cementeros den la sorpresa. Pero no debemos olvidar que el Veracruz siempre lucha y tendrán la ventaja de recibir en el puerto. El grupo Pegaso vuelve a hacer de las suyas: Esto yo no lo inventé. Es una noticia confirmada. Resulta que las acciones de los Tiburones Rojos del Veracruz pertenecen 80% al Grupo Pegaso, y el restante 20% al Gobierno del Estado. El Gobierno tendrá una reunión con el Grupo Pegaso y directivos del Veracruz el próximo 14 de diciembre. ¿La razón? Buscar por las buenas o las malas que el puerto de Veracruz tenga futbol de Primera División. El diputado Raúl Zarrabal García, integrante de la Comisión del Desarrollo Económico, mencionó que “ya sea por la vía deportiva por ascenso o bien por la transferencia de alguna franquicia, se espera que antes de que inicie la próxima temporada de futbol exista un equipo de Primera División en el puerto”. Recuerde que el mismo Grupo Pegaso propuso abiertamente la mudanza de la franquicia del Irapuato a Veracruz. Incluso trataron de mover el Atlante de la capital a Veracruz. Afortunadamente esto no sucedió, porque hubo gente que se opuso abiertamente al movimiento de estas importantes franquicias. Pregunto: ¿En qué futbol se pueden dar este tipo de cosas corrosivas, que van en contra de la esencia del deporte? No cabe duda que el futbol cada vez es más un comercio que deporte.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas