Primera “A”: Jornada 4

Terminó la sorprendente jornada 4. Poco a poco nos damos cuenta de cuáles serán los verdaderos equipos protagonistas, pues muchas veces sucede que los equipos que repuntan al principio, a mediados...

Terminó la sorprendente jornada 4. Poco a poco nos damos cuenta de cuáles serán los verdaderos equipos protagonistas, pues muchas veces sucede que los equipos que repuntan al principio, a mediados del torneo ya los encontramos en la parte baja de la tabla. Lo destacado fue que el Irapuato se puso en el superliderato, después de vencer 2-0 al León. Nadie puede parar a los Freseros y el brasileño Josías Ferreira no se cansa de hacer goles. Y si de goles hablamos, destacan los siete que el Acapulco le propinó al Oaxaca, en una goleada de antología. Por otro lado, el Zacatepec ya salió del fondo, con su victoria de 4-1 sobre el Gavilanes. Y como habíamos predicho, el Potros D.F., carente de afición, se ubica en el fondo de la tabla. Así es que hubo mucho movimiento en la Primera “A”. Veamos lo que sucedió en cada uno de los partidos. La fecha 4 comenzó en Mérida, con el partido Yucatán-Tijuana. Tal parece que los Venados salieron con la cabeza en alto, esperando que los goles cayeran automáticamente. Pero no, eso no se puede hacer. Y en vez de eso, el chileno Carlos Reyes hizo el primer gol en el primer minuto de juego. El Yucatán cayó en exceso de confianza en la mayor parte del partido. Ya en el segundo tiempo vino el empate momentáneo con el tanto de Daniel Rossello. Pero el Nacional nunca se rindió, sino que luchó, hasta que vino el segundo gol de Carlos Reyes. Otra vez el Yucatán tuvo que luchar contra la corriente, y apenas Daniel Rossello consiguió su segundo gol, el del empate a dos. La afición yucateca esperaba más de su equipo, tal vez una goleada, después de que estuvieron la semana pasada en el superliderato. Tal vez se imaginaron que el Nacional Tijuana sería una presa fácil, con sus jugadores jóvenes y desconocidos. Lo cierto es que Reyes, del Nacional, y Rossello, del Atlético, fueron las estrellas del partido. El “malo de la película” fue el equipo de Yucatán, especialmente Willians de Oliveira, que se ganó una tonta tarjeta de expulsión. De esta manera el Yucatán bajó al segundo lugar. ¡Y mucho cuidado porque tienen problemas de descenso! Hay alegría en la selva cañera, porque ganó el Zacatepec con una goleada de 4-1. Las víctimas fueron los Gavilanes de Nuevo Laredo. El despertar cañero llegó de repente, tan de repente, como los tres goles con los que se desató Héctor “la Yaya” Álvarez. Para complementar, Esteve Padilla anotó el suyo. Por los Gavilanes anotó el gran jugador uruguayo Carlos Cancela, que sigue manteniendo su ritmo. Y es que se siente una gran diferencia cuando se juega con público. El Zacatepec no contó con sus fieles aficionados en el partido anterior, en el que perdieron contra el Tapatío. Pero ahora sí, y las cosas cambiaron. Antonio Ascencio ya puede respirar tranquilo, pues el Zacatepec subió del sótano a un 14avo. lugar momentáneo. Se vivió un duelo norteño en Cd. Juárez. Las Cobras se enfrentaron a los Tigrillos de Saltillo. Ambos tienen una gran rivalidad. Todo terminó en un empate a dos goles. Por las Cobras anotó Sergio “el Alvin” Pérez (penalti) y Pierre Ibarra. Por Tigrillos anotó el brasileño Valtencir Gomes, que fue la estrella del partido. Las Cobras lideran el grupo 1. Aparentemente un Acapulco-Oaxaca sería un partido cualquiera en condiciones normales. Pero si alguien dijera que quedaría 7-2, hubieran dicho que estaba loco. Pues bien, algo inimaginable pasó el día 31 de agosto, en la Unidad Deportiva de Acapulco. Carlos Ramírez y Gabriel Rey sacaron inspiración de quién sabe dónde, y entre los dos se despacharon con seis goles. ¡Verdaderamente se despacharon con la “cuchara grande”! El partido fue muy extraño, porque en el primer tiempo las cosas parecían normales. El árbitro Joel Rangel decretó penal en el minuto 43, y fue bien cobrado por Juan Carlos Centurión. Pareciera como si la ausencia de Juan Carlos Barrón, desde el minuto 17, provocada por una expulsión, hubiera ocasionado un gran descontrol en el Oaxaca. Los Chapulineros salieron totalmente desorientados en el segundo tiempo y el partido tomó un giro radical. A partir del segundo tiempo todos los balones buenos fueron para el Acapulco. Carlos Ramírez y Gabriel Rey llegaron con sus seis tantos y aplastaron, hicieron pedazos a la defensiva del Oaxaca, con la colaboración de su portero Ricardo Martínez. Algo tiene que hacer el técnico Juan Alvarado para corregir los problemas defensivos. De seguro debe haber sufrido una regañada terrible. Y el Oaxaca no se quedó con los brazos cruzados pues, eso sí…Cristian Morales y Adrián Sarkissián también anotaron sus dianas. Ya casi en el final cayó la expulsión de José Luis del Valle, pero no le afectó para nada a los Jaguares; al contrario, reaccionaron con el último gol de Gaby Rey. A pesar de que el Acapulco goleó y que el Oaxaca fue goleado, esto no significa que el Acapulco sea el mejor equipo de la Primera “A” y que el Oaxaca el peor. No, para que esto suceda debemos esperar para ver más partidos. Eso sí, el Acapulco va por buen camino, gracias a sus mejores jugadores: Centurión y Gaby Rey. El Durango volvió a su casa y venció 3-2 a los Reboceros de La Piedad. Ahora los Alacranes están en el quinto lugar general. Pero no fue fácil el triunfo del Durango, porque el equipo de La Piedad insistió. Los goles del Durango fueron de Guillermo López (2) y Bernardino Aguilar. En el segundo tiempo el árbitro expulsó a Jaime Sosa, uno de los jugadores más importantes, y se perderá el siguiente partido. Por La Piedad anotaron Mauro Gerk y Pascual Sánchez. La Piedad puede dar más en este torneo, pero tal vez le falte un poco de apoyo de los piedadenses. El Potros D.F. todavía no gana y se ubica en el sótano general, luego de empatar 1-1 con el Correcaminos. El Correcaminos iba ganando con un gol del defensa argentino Norberto Orrego. Más adelante salió expulsado Mario Pérez, y dio lugar para que Jesús Hernández empatara los cartones. Al final ya no hubo nada relevante, más que la expulsión de Manuel Gómez, de los Potros. Es difícil que los Potros D.F. hagan algo importante en este torneo. Algo le pasa al Mexiquense, porque no consigue carburar en este torneo. Para esta jornada ya deberían llevar algunos puntos, pero no, están en el penúltimo lugar de la tabla. El domingo pasado consiguieron un empate ante el Tapatío, que sufre el efecto contrario: plantel modesto, pero excelente arranque. Los tapatíos dieron el susto a los mexiquenses, cuando iban ganando con el gol de Omar Aguayo. Pero dos minutos después empataría Édgar González para darle el respiro a los Pingos. Hace falta que reaccionen los extranjeros del Mexiquense, como Héctor Giménez, Erpen y Miguel Ángel Manzi. El Orizaba no ha ganado y logró un empate en su visita al 10 de Diciembre, casa del Cruz Azul Hidalgo. La gran revelación de los Cementeros fue el balcánico Marko Zivkovic, que debutó con el pie derecho en el futbol mexicano. Él fue el único anotador cruzazulino. En el segundo tiempo el brasileño Netto de Valladares puso el definitivo para el empate entre Cementeros y Albinegros. El Cihuatlán goleó en El Llanito, 3-0 a la Real Sociedad de Zacatecas, que no da una de visitante. Los tantos del Cihuatlán vinieron a cargo de Héctor Hernández, Christian de la Mora y José de Jesús Jiménez. Los jaliscienses jugaron mejor en el segundo tiempo y aprovecharon la expulsión de Raúl López, desde el segundo tiempo. De esta manera, los auténticos benjamines de la división de ascenso se colocan en la media tabla, después de haber tenido algunas dificultades. Gran ambiente que se vivió en el Sergio León Chávez de Irapuato. El futbol renació en esa ciudad. Y es que según los informes, 15,000 aficionados llenaron la mitad del estadio. Se vivió uno de los duelos clásicos del Bajío: Irapuato contra León. El equipo irapuatense dio una actuación aceptable. Consiguieron el triunfo por 2-0. Los anotadores fueron Josías Ferreira y Mariano Monroy. El brasileño Josías Ferreira se ha convertido en la mejor pieza en el plantel que dirige José Luis Saldívar. El que no se vio muy bien fue el argentino Ariel González, pues tuvo en sus botines para poner el 3-0, pero no lo logró, cuando erró un tiro desde el manchón de penal. El León se vio agresivo mas no contundente, no pudo definir en la meta del buen arquero Carlos Briones. Para colmo, los Panzas Verdes se quedaron con un hombre menos, tras la expulsión de César Márquez. Y es que el León tardará algún tiempo para que se acostumbre a esta división. Esperemos que Pablo Centrone los guíe para regresarlos a la Primera División o conseguir cualquiera de los dos títulos. Por el lado de Irapuato, el equipo está en su mejor momento y ya alcanzó el superliderato, pero es muy prematuro decir que seguirán con la misma tónica el resto del torneo. Para terminar, esta semana será de jornada doble y habrá mucha actividad. Tal vez veamos algunas sorpresas, como siempre sucede en las fechas dobles. Además, una felicitación vaya a los que actualizan la información en la página oficial de la Primera “A”, pues en este torneo han puesto a tiempo la información y la calidad de la página ha mejorado notablemente. Esto facilita el trabajo de los periodistas y columnistas que semana tras semana hacemos el esfuerzo de entregarle a tiempo la mejor información, además de todos los partidos con sus respectivos análisis. Aprovecho también para enviar un saludo a todos los fieles aficionados, barras y porras que no se pierden la información de esta columna, semana tras semana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas