Tigrillos que resucitan

“LO MEJOR DE LA FECHA DOBLE”

“LO MEJOR DE LA FECHA DOBLE” La pasada semana tocó fecha doble y se jugaron veinte partidos, todos importantes y determinantes. Ya faltan tres jornadas para que termine el torneo. El Irapuato sigue siendo el líder general, pero sufrió un descalabro en su visita a Zacatepec, y muy cerca se encuentran La Piedad y Tapatío. En el grupo 2 las cosas se están esclareciendo y ya aparecieron los tres primeros equipos eliminados: Gavilanes, Orizaba y Potros DF. En el resto de los grupos todavía no hay una situación clara y cualquier cosa puede pasar. Hablando de los avances más importantes, tenemos que el Tigrillos se coloca como mejor equipo de la semana. ¿Por qué? Porque consiguió seis puntos en la jornada doble, además de una diferencia de +5, anotando 6 y recibiendo 1. La mayoría pensaba que el Tigrillos ya estaba muerto y que no tenía muchas posibilidades de entrar a la liguilla. ¡Pero qué equivocados estaban los detractores del subcampeón! Se levantaron de su tumba y el tigre muerto volvió a la vida. A los inteligentes directivos se les ocurrió cambiar de aires. Dijeron: “A ver si tenemos suerte en Monterrey”. Y hasta la Sultana del Norte fueron los Tigrillos para jugar en su casa mayor, el Universitario de Monterrey, mejor conocido como “el volcán”. Y los muertos se levantaron y empezaron a hacerle goles al Mexiquense por montones. 5-1 quedó el marcador. E inesperadamente anotaron: el novato Julio Frías, Valtencir Gomes, Felipe Aguirre, en su propia meta, y el perdido brasileño Laurenço Andrade. A pesar de la intensa lluvia, los Tigrillos ganaron fuera de Saltillo, y casi con la tribuna vacía. No contentos con la goleada, los Tigrillos querían más carne, y qué mejor que carne de gavilán, aprovechando el abaratamiento de su precio. No dieron un gran esfuerzo, pero ganaron 1-0, como siempre, en la cancha de Nuevo Laredo. Y vaya que los Gavilanes están perdidos, pues según los informes, los aficionados que se atrevieron a apoyar al Gavilanes no eran más de 100. Vaya que se necesita valor para irle a un equipo tan malo. Entre tanto, los Tigrillos se colocan en el cuarto lugar del grupo 4, empatando en diferencia de goles con el Cihuatlán y el Nacional Tijuana, y a 3 puntos del líder grupal. ¡Quién diría! Otro equipo que dio dos juegos muy buenos fue el Zacatepec. El primer compromiso fue contra el Irapuato, en la cancha del Coruco Díaz. Todos saben que el Coruco es una cancha muy difícil. Esto lo debió haber sabido muy bien el Irapuato. Pero como que últimamente han bajado mucho la guardia y les ha costado algunos puntos. A como va la situación, lo más probable es que el Irapuato pierda el superliderato. Ya en el partido, no podía faltar el afamado Héctor Álvarez, conocido en nuestro argot como “la yaya”. Tres goles se llevó este señor, dos de ellos de penalti. Y vaya que el partido estuvo muy “penalero”. Se marcaron tres penales, dos en contra del Irapuato y uno en contra del Zacatepec. La diferencia estriba en que el Zacatepec aprovechó las dos opciones y el Irapuato no. Resulta que Ariel González falló el penalti que pudo haber dado esperanzas de empate. Luego de que los Cañeros ganaron tan difícil partido, fueron a visitar a los Alacranes de Durango. Pero el Durango no tenía muchas ganas de dar un buen partido y cayeron, con un gol de Héctor del Ángel. De modo que le sientan muy bien los seis puntos a los de Zacatepec, colocándolos en la segunda posición del grupo 2, empatando en diferencia de goles con el Tapatío. Y ahí está el Zacatepec, expectante en el cuarto lugar. El tercer equipo que está remontando es el León. Qué pésimo inicio tuvo el León, como cuando los dirigía Centrone, por ejemplo. Pero la situación está cambiando poco a poco con Carlos Reinoso, que aunque le sigue yendo al América, su segundo equipo siempre será el León. Si no, recordemos aquel subcampeonato que les dio el portero Comizzo. Pero no nos vayamos al pasado. El León enfrentó al Nacional Tijuana, en el punto más norteño de nuestro país. Parece que para el León todo fue pan comido. El Nacional Tijuana no hizo valer su condición de local, dio muchas ventajas y facilidades y el resultado ahí está: 2-1 a favor del León, gracias a los goles de Martín Vilallonga y Gustavo Gorsd. Los extranjeros dieron un muy buen partido y se fueron con la cosecha de tres puntos. Regresando al Nou Camp, a la ciudad de los zapatos, el León tenía enfrente a los Venados de Yucatán. No se cumplió la posible promesa de jugar con público, pero ganaron el duelo. El Venados de Yucatán es un equipo que juega muy bien en todas partes, independientemente de dónde juegue. La desventaja que tienen es que en cualquier momento se pueden debilitar, después de haber dominado. Lo mismo les pasó en León. Iban ganando con el gol de penal de Daniel Rossello. Pero después cayeron los goles del equipo Esmeralda, obra de, una vez más, Martín Vilallonga y Gustavo Gorsd. De modo que el León repitió la misma dosis que le aplicaron al Tijuana. La crítica contra el equipo era fuerte, pero poco a poco se ha venido aplacando. A ver qué dicen los periodistas de las dos victorias. Por el momento el León se coloca en el segundo lugar del grupo 1, y si logran quitarse de encima a las Cobras de Cd. Juárez, el León podría pasar a la segunda ronda, por la vía de la recalificación. Nadie se lo imaginaba. Otros equipos que mostraron avances fueron: Cihuatlán, Tapatío, Acapulco y Correcaminos. Por ejemplo, el Cihuatlán dio una goleada histórica de 7-1 frente a las Cobras de Cd. Juárez. Las Cobras aprendieron la lección: no subestimar al rival. Aparte que las Cobras son un equipo malísimo cuando juega de visitante. Excelente actuación de Diego Torres, que anotó cuatro goles, en una hazaña sin precedente para un equipo benjamín. El Tapatío también goleó, y la víctima fue el Real Sociedad de Zacatecas. 5-1 quedó el marcador. Anotaron Luis Sandoval, Juan Pablo Alfaro, Héctor Valenzuela y Jonny Magallón. De modo que los jaliscienses siguen en el tercer lugar y están apoderados del primer lugar de su grupo. El Acapulco consiguió una victoria muy importante en su visita a Naucalpan, en el conurbado de la Ciudad de México. Enfrentaron con éxito el difícil problema de la altura y se impusieron 3-1, con la ayuda de dos penaltis marcados a su favor. El Potros DF sigue navegando en la miseria. Tienen un partido menos y eso les da más posibilidades de que en cualquier momento rebasen al Tapatío y al Zacatepec, ya que solo les separa un punto. Por último, el Correcaminos logró un triunfo en la cancha de sus vecinos, los Gavilanes de Nuevo Laredo. Pero como todo mundo les gana, pues no es la gran hazaña. Los anotadores fueron Juan Carlos Franco y Miguel Larrosa, de penal. La victoria era predecible. Parece que si algún equipo no le gana a Gavilanes en su cancha, ese equipo ha de ser muy, pero muy malo para perder con un equipo de esa calaña. Se jugarán interesantes partidos en la siguiente jornada, como el Yucatán-Oaxaca, partido clave del grupo 3; duelo de malos, entre Orizaba y Gavilanes; Cruz Azul Hidalgo se juegará la vida y esperará un milagro contra La Piedad, y otros siete partidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas