¿Cuál de este par de palabras escogen?

Hoy no vamos a  hablar sobre el “planeta futbol” , sino de la realidad que existe en nuestro balompié, en la selección mexicana y de las opciones que tienen los jugadores con talento.   En el...

Hoy no vamos a  hablar sobre el “planeta futbol” , sino de la realidad que existe en nuestro balompié, en la selección mexicana y de las opciones que tienen los jugadores con talento.   En el futbol hay conjunciones de palabras que pueden cambiar el destino de un jugador, una de ellas son   “superación y grandeza” y la otra  “conformismo y pasividad” , estas últimas,  palabras que han llegado  a jugadores con grandes aptitudes. Pero demos referencias y nada mejor que empezar con palabras de Jorge Valdano  “De un jugador líder necesitamos que tenga un alma provocativa o dicho de otra forma, que su capacidad innovadora nos proporcione este toque mágico que destierra el conformismo y la pasividad”.

Conformismo y Pasividad,  ¿ Cuántos jugadores con calidad los han alcanzado estas dos palabras en los últimos años? Jugadores con talento y tan inflados por los medios que hoy en día viven en la irregularidad  con sus equipos y muchos de ellos hasta en la banca, sintiéndose grandes figuras de nuestro campeonato.  Mencionemos algunos de ellos como  Miguel Zepeda o  Cesáreo Victorino que les pesó estar en un equipo grande como Cruz Azul, otros como Daniel Osorno o Víctor Gutiérrez que ven los partidos desde la banca u otros como Juan Pablo Rodríguez, Melvin Brown o Tomás Campos que sólo dan flashazos de su talento. Muchos de ellos seleccionados o ex – seleccionados nacionales que han tenido las oportunidades que han querido en la grande y en sus clubes. Jugadores que un día pensamos que iluminarían nuestro balompié  y desfilarían por los  equipos europeos de prestigio, su defecto fue el  apropiarse de estas dos palabras tan pesadas y tan fácil de deshacerse de ellas.    Ejemplos de jugadores que  desterraron el conformismo y  la pasividad son  Hugo Sánchez y Benjamín Galindo que con esfuerzo diario y dedicación llegaron a superar las barreras  de la vida y de defensores,  para que con goles demostraran  que el mexicano  podía sobresalir y triunfar tanto en la liga local como en la española. El desafío fue la práctica constante de sus disparos después de sus entrenamientos mientras sus compañeros descansaban.   En la actualidad hay dos jugadores que han superado  estas dos palabras con hambre de triunfo, uno es Gerardo Torrado que dejó la comodidad de  la liga mexicana para sufrir tanto económicamente como personalmente en una de mayor nivel  como la española, sus frutos,  el prestigio como jugador y   que hoy en día sea muchas veces titular en el Sevilla. El otro es Rafael Márquez  que con talento, liderazgo y esfuerzo ha llegado a ser titular en el Barcelona uno de los cinco mejores equipos del mundo.  Sin duda cuatro  jugadores ejemplares que vencieron al conformismo y pasividad y agarraron las palabras superación y  grandeza.

Hoy en día tenemos una nueva generación de jugadores  con talento demostrado en el pre-olímpico y con sus clubes como Juan Pablo García,  Rafael Márquez, Luis Pérez, Diego Martínez, Mario Pérez, Aarón Galindo y  Gerardo Espinoza. Jugadores que han apoyado al Atlas, Necaxa, Morelia, Cruz Azul y Monterrey a obtener victorias. Jóvenes que ya ganaron un pre-olímpico, y que están en la mira de Ricardo Lavolpe para la próxima Olimpiada, Copa América, Confederaciones y las eliminatorias mundialistas.  Hoy  ellos  tienen en sus manos escoger el camino fácil de las palabras “conformismo y pasividad” o el difícil de “superación y grandeza” . Nosotros  tenemos el compromiso de exigirles, apoyarlos,  ponerles los pies en la tierra y no  el de figurarlos como estrellas antes de tiempo y quitarles el hambre de éxito.  Ahora hay que preguntarles a ellos ¿Cuál de este par de  palabras escogen?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas