Derecho de piso

"Es mi primera colaboración con Medio Tiempo. Soy Gerardo Mascareño y estaré conviviendo con Ustedes a través de este espacio todos los miércoles. Agradezco la posibilidad que me brinda Medio...

"Es mi primera colaboración con Medio Tiempo. Soy Gerardo Mascareño y estaré conviviendo con Ustedes a través de este espacio todos los miércoles. Agradezco la posibilidad que me brinda Medio Tiempo para expresar mis puntos de vista, y a ustedes por leerlos; con gusto regresaré su atención e intentaré contestar cualquier duda que me envíen. Gracias de antemano".

La lamentable actuación de las Águilas frente a San Luis dio la impresión de que dependían en gran medida del paraguayo Vera, incluso comentaba yo que la quinta amarilla recibida por este jugador en Monterrey frente a Tigres, no pudo ser más oportuna en beneficio del mismo, no sólo por lo mal que se vio el equipo sin él, sino también porque probablemente Chucho Ramírez hubiera tomado medidas disciplinarias en contra del jugador por la actitud tomada en el momento de salir de cambio, imposibilitado por el resultado y el funcionamiento ante San Luis, para nosotros los mal pensados, todo le salió perfecto al paraguayo.

Ahora, después del partido contra Atlante, la falta de respeto que Enrique Vera tuvo hacia su entrenador en el "Volcán", vuelve a ser, desde mi punto de vista, tema a tratar en relación al mal funcionamiento de las Águilas, no sólo por la expulsión en Cancún, sino también por el comportamiento tanto de Beausejour como de Cabañas en el momento de sus cambios, que son reflejo de lo hecho por Vera quince días atrás.

Me pregunto si las atribuciones que creía tener Enrique Vera como para cuestionar las decisiones de Chucho fueron generadas por lo empático, afable y flexible que es el técnico. Esto sería completamente lógico tomando en cuenta que esta fórmula funciona a la perfección con jóvenes, que en el momento de cualquier sublevación aclaras, levantas la voz o regañas y asunto arreglado.

Yo no dudo que el amenizar entrenamientos y tratar de ser amigo del jugador funcione, pero probablemente no sea el momento dadas las circunstancias en las que se encuentra América. Chucho, desde mi punto de vista, tiene capacidad de sobra como para saber manejar este equipo y sortear cualquier obstáculo, espero que sean pacientes en Coapa y permitan que Jesús se adapte y conozca mejor a quién dirige, estoy seguro que entre los jugadores encontrará aliados que tienen suficiente madurez y experiencia como para darse cuenta de qué es lo que realmente está pasando.

Jesús Ramírez tiene ahora el equipo con el que deseaba empezar a dirigir en Primera División, no sólo la institución, claramente una de las más importantes en México, también el plantel, plagado de figuras indiscutibles y jóvenes promesas con grandes cualidades, estoy seguro que tuvo ofertas atractivas antes de tomar las riendas en Coapa, pero tenía el privilegio (muy bien ganado) de esperar y elegir lo más conveniente para su carrera.

Ahora se presenta ante el su primera prueba, una de las más difíciles para cualquier entrenador, recobrar la autoridad y credibilidad ante sus jugadores. Es evidente que las gesticulaciones y ofensas hechas por Vera en Monterrey debilitaron la imagen que poco a poco Chucho estaba construyendo.

Hasta ahora las circunstancias han estado en contra de Chucho, me imagino que en estos días "aplicará correctivos" para retomar las riendas del equipo y convencernos a todos que nuestro primer Título Mundial no fue obra de la casualidad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas