La elaboración

La elaboración, el saber realmente qué hacer cuando tienes la pelota, el tener un plan bien clarito y estipulado antes de siquiera tener posesión del balón, tiene tanta relevancia como el defenderte.

La elaboración, el saber realmente qué hacer cuando tienes la pelota, el tener un plan bien clarito y estipulado antes de siquiera tener posesión del balón, tiene tanta relevancia como el saberte defender; estar recargado en las cuerdas toda la pelea le da la posibilidad al adversario (y más si tú no tienes "pegada") de, en cualquier momento, acertarte un golpe definitivo. Más de una vez me tocó llegar a un entrenamiento con Ricardo La Volpe a las 9 de la mañana e irme cerca de las 5 de la tarde, en esos tiempos era un suplicio pasar tanto tiempo escuchando los gritos y mentadas del "Bigotón", cómo repetía una y otra y otra vez la misma jugada, el valor que le daba a la posesión de la pelota y que el desarrollo de la jugada tenía que ser como él lo decía. Tranquilamente, Ricardo dedica entre 6 y 8 horas por semana a la elaboración, 6 horas a la semana es muchísimo, pero para el futbol actual, para nuestro perfil de jugadores, es apenas suficiente. Trabajar para crear en conjunto es la clave, cada jugador debe saber qué posición ocupar dependiendo el lugar donde se encuentre la pelota, de eso se generan mil opciones, movimientos en los que cada trayectoria del balón ocasiona una nueva posición y tarea de cada jugador en el terreno de juego. Generar con idea es la tarea de todos los entrenadores hoy en día, pero muchos están tomando el camino equivocado, el "parado" del equipo no tiene nada que ver con el buen funcionamiento del mismo, formar cinco en el fondo y creer que son ofensivos está mal, o que dos líneas de cuatro supuestamente no permitirán gol, no podemos darnos el lujo nosotros de sólo trabajar dos horas al día, sé, que ampliar horarios al futbolista provocaría malos vestidores y caras largas, pero es algo claramente necesario. Hace unas semanas comentamos que a sistemas y funcionamientos similares prevalecerá la calidad, de ahí parten las nuevas propuestas y "parados" tácticos, tratando equipos inferiores contrarrestar la calidad de los rivales, los equipos europeos y algunos sudamericanos no le dan mayor importancia a la elaboración, sí, al aprovechar los espacios y zonas desocupadas para que la calidad de sus jugadores se imponga, ellos priorizan los trabajos defensivos y el cero atrás, saben que, eventualmente los Messi, Kaká, Ibrahimovic, Torres, etcétera, alguna van a meter. Desafortunadamente hoy en día no tenemos esa clase de jugadores, sí tenemos futbolistas tesonudos y aptos tácticamente, con excelente fondo físico y fuertes mentalmente, nos falta reconocer y aceptar nuestras carencias y explotar al máximo nuestras virtudes. Cabe aclarar que una buena elaboración no depende de determinadas formaciones, yo insistiré en que nuestro apego a la línea de cinco se debe a la propuesta que Ricardo hizo a inicios de los noventas, pero no por la formación, sino por el funcionamiento, él hizo que 11 jugadores (en su mayoría jovencitos) con hambre de gloria, recien ascendidos, fieles, ordenados y que no paraban de correr, nos dieran la pauta a creer en "parados" milagrosos y formaciones automáticas, cuando la única fórmula es la repetición y el trabajo con bases sólidas y bien programadas. Decía Ricardo La Volpe (y coincido con él) que sería el mejor entrenador del mundo el día que los protagonistas fueran robots, que el factor humano no pesara tanto en la cancha y que los movimientos tácticos se llevaran a cabo al pie de la letra. La pregunta que impera en este caso es, ¿qué es más importante, un buen manejo de grupo, la claridad y sapiencia táctica o la calidad del plantel que se tenga?

Compite contra Gerardo Mascareño en la Liga Fantástica de Medio Tiempo en su grupo privado gerardo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas