Cosas de porteros

Carlos Leonel Trucco, pilar incuestionable del poderoso nuevo tuzo, reflexionaba sobre varias técnicas de los porteros.

La mentada "mano cambiada" que tan espectacular se ve algunas veces no es más que una protección de los porteros para no caer de costado, algo que sucedería si se lanzaran con la mano correcta. Al hacerlo así (cambiando la mano) tienen la posibilidad de protegerse con el otro brazo o caer de frente.

No parecería ser la gran cosa el caer con el costado una, dos o diez veces si quieren, pero súmenle 40 ó 50 veces al día, multiplicado por los años que se tiene jugando al futbol, en muchas ocasiones se hace por instinto de supervivencia, pocas, muy pocas, como un recurso vital en determinada atajada. El alcance entre meter ese brazo y el correcto es de milímetros, pero debemos de tomar en cuenta que si te lanzas con la mano que corresponde podrás tener la posibilidad de corregir hacia atrás, es decir, tu alcance se maximiza si acompañas el viaje del balón hasta un punto donde pueda ser tocado, con la mano cambiada la tocas ahí o no la tocas nunca.

Carlos Leonel Trucco, pilar incuestionable del poderoso nuevo tuzo, reflexionaba sobre ésta y otras técnicas de portero, sus razonamientos no sólo están basados en experiencias vividas bajo los tres palos, sino en cuestiones biomecánicas concretas y estudiadas.

¿Porqué el "saltito" de los porteros justo antes de un disparo? al hacer esto, el cuerpo baja y de ahí arranca, muchas ocasiones no utilizan el "brinquito", simplemente se doblan las rodillas y después se lanzan, (es imposible realizar una ejecución de potencia máxima totalmente erguido, vease también cuando un rematador está por saltar, primero baja y despues sube) en cualquiera de estos actos se utilizan dos tiempos para despues reaccionar y tratar de atajar o brincar, se va hacia abajo y después se realiza, propone Trucco (de hecho es un ejercicio de todos los porteros de la cantera tuza), que el arquero en situaciones inminentes de disparo, esté prácticamente con las manos en el suelo y las rodillas ya dobladas para hacer todo en un solo movimiento. Comparto totalmente con él.

No podía dejar de mencionar esta vez a Ricardo Antonio La Volpe, portero en sus años de jugador y también analista meticuloso, dueño de más de una teoría razonada por sus conclusiones, (muchísimos entrenadores aplican teoremas y funcionamientos basados en reflexiones de otros técnicos).

La Volpe comentaba que el llamado "Cristo" de los porteros (hincarse y abrir los brazos) es una tontería, porque bloquea la utilización de las piernas y reduce el alcance que se tiene con las mismas, la altura del medio cuerpo se compensa con el brazo extendido con libertad de moverlo hacia la dirección del balón, si registramos la distancia cubierta hincados con los brazos extendidos no pasará del metro setenta, recostados, algunos porteros pasaran los dos metros veinte tomando en cuenta el largo de los brazos, además de que en la posición del "Cristo" el 99 por ciento de los arqueros cierran los ojos ante un pelotazo inminente, desde mi punto de vista, la conclusión de Ricardo es acertada.

¿Lanzarse o no a un balón claramente inalcanzable? Raúl Morales, ex de Atlas y ahora en Cruz Azul, es probablemente el mejor entrenador de porteros en México, concluye que sí se haga; en muchísimos casos dentro del futbol la intención y la apariencia significan mas que cualquier cosa, por ejemplo, en determinada jugada, un delantero olvida seguir a su lateral y éste queda libre, si el atacante no corre, aún sin tener posibilidad alguna de participar en la jugada, será recriminado, en cambio, si pretende corregir y tratar de alcanzar, su error será menos penado.

En el caso de los porteros, no comparto la opinión de Morales, porque, sí es evidente que no se llegará de ninguna manera al disparo, y se tiene la fortuna de que intervenga cualquiera de los palos, el arquero estará preparado para el rebote y/o contra remate, sé también que mi punto de vista puede llegar a ser irrelevante si tomamos en cuenta la calidad del especialista en materia que lo propone.

La posición de portero aparenta ser autodidacta, queda claro que no es así, es más, es una de las partes más complejas y especializadas del futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas