El futbol es para los vivos

Agrandar las porterías, jugar 10 contra 10, dos árbitros, así como la utilización de la tecnología van en contra de lo que es y ha sido el futbol toda la vida.

Agrandar las porterías, jugar 10 contra 10, dos árbitros, pausas para que el entrenador dé indicaciones así como la utilización de la tecnología van en contra de lo que es y ha sido el futbol toda la vida, las imperfecciones y errores de este deporte son lo que lo hace tan apasionante.

Así como los pecadillos del Cuerpo Arbitral los aceptamos, sí, los señalamos cuantas veces se pueda, pero sabemos que son parte del juego; sacarnos las cositas que hacen tan peculiar y diferente este deporte nos dejaría, ahora sí, sin nada. De por sí ya esto es correr y correr y el que aguante más gana.

Un amago, una finta, una jugada prefabricada tienen como único objetivo engañar, mentir, fingir; hacer una cosa y realizar otra, por supuesto que se pretende engañar al contrario y no al árbitro, pero a final de cuentas el árbitro es parte del juego, aunque su tarea sea únicamente que se cumpla el reglamento, ¿cuántas veces influye directamente en el resultado?

Ahora, según lo que se pretende, cada vez que un jugador cometa una falta tendrá que levantar la mano y decir que lo hizo, si el portero en un penal se adelanta, tendrá que comentarle al de negro que lo repita por favor, o como hizo nuestro queridísimo Roberto Gómez Bolaños en la película "El Chanfle" decirle al nazareno que se equivocó, que no hubo falta.

El mismo don Roberto en una de sus caracterizaciones decía "no contaban con mi astucia", el diccionario define "astucia" como, habilidad para engañar o evitar ser engañado y lograr un objetivo.

Las características que más nos describen a nosotros los mexicanos, no sólo dentro de la cancha sino en todos los ámbitos de la vida, son la picardía, la astucia, la desvergüenza y el cinismo, todo esto en el mejor de los sentidos, si nos quitan esto nos están mandando a la guerra sin fusil.

La frase "el futbol es para los vivos" no es literal, no quiere decir que los muertos no lo pueden hacer, el futbol es para los sagaces, los inteligentes, los competitivos y ganadores, no creo que haya jugado nunca alguien ingenuo e inocente.

Hacer "trampa" es planear algo ilícito y/o prohibido con el afán de enganar, estoy de acuerdo con esta definición, esto concordaría con que tu  portería  fuera más pequeña que la del rival, ponchar todos los balones y no permitir jugar más, apagar las luces del estadio en los mejores momentos del contrario o fingir una lesión provocada por un proyectil lanzado desde la tribuna para que termine el encuentro, por decir algunos ejemplos, esto no es comparable con los eventos recientes en nuestro futbol.

El "Fair Play" tiene como objetivo que gane el mejor, sin actitudes antideportivas ni jugadas desleales, orientado básicamente en el ejemplo que le podemos dar a los niños, me pregunto yo, ¿qué mejor ejemplo que ser ganadores, exitosos, sutiles y pícaros en lugar de bobos y cándidos? A nivel profesional, en el futbol, lo hecho por el "Chaco" Giménez no tiene nada que ver con ser deshonesto, desleal o tramposo.

¿Qué sentido tendría que compitieramos los técnica y físicamente inferiores o de menor presupuesto? ¿qué caso tiene participar en una competencia donde es sabido que hay equipos y jugadores mejores que uno, si no se nos permite utilizar artificios para equilibrar fuerzas?, en el futbol decir que "lo importante no es ganar sino competir", no aplica.

Si no te han abierto la ceja de un codazo, si no te han dado un pelotazo en los "huevos" o te han ganado en el último segundo por no cortar una jugada en medio campo, (las tres duelen igualito), es muy difícil opinar, sugerir o imponer qué se debe hacer o no  dentro de la cancha.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas