¿Quién sigue?

Lamentablemente el cese de Héctor Medrano no es más que el primero de otros muchos que habrá, entre el sistema de competencia, la impaciencia de las directivas y pobres resultados, entre otros.

Lamentablemente el cese de Héctor Medrano no es más que el primero de otros muchos. Así lo sugiere el sistema de competencia, la impaciencia de las directivas, el mal funcionamiento y los pobres resultados de algunos equipos. ¿Quién se va? ¿quién llega? ¿cuántos partidos más lo aguantarán?, todos estos cuestionamientos nos pasan por la cabeza cada lunes a todos y cada uno de nosotros, ese día se venden más periódicos que todos los demás días juntos, algo completamente normal en todo ser humano, vivimos entretenidos por los infortunios de nuestros semejantes, no por nada los "reality shows" son los programas de mayor audiencia en la televisión.

El caso en particular de Medrano es realmente trágico, sí, yo sé que ser despedido es ineherente a la carrera de entrenador, que no puedes acomodarte en la ciudad ni terminar de desempacar porque todo cambia de una semana a otra, pero Héctor despertó de su sueño muy rápido y lo situó nuevamente en la triste realidad.

Medrano desde mi punto de vista es un buen entrenador, exitoso en casi todas las categorías de nuestro futbol (muy raro de ver hoy en día), "machetero" y muy trabajador, pero con un equipo limitadísimo, con su "perfil bajo" (en palabras de "los que saben"), parecía ser una "Cenicienta" moderna hace sólo un par de meses, hoy el hombre está buscando trabajo en la categoría inferior, probablemente olvidándose para siempre de los Azteca, Jalisco, CU,  Azul, etcétera.

Dicen algunos que en el banquillo debes tener personalidad, otros que "buena prensa", caso más claro que el "Chelís" no hay, al principio infumable, ahora indispensable para muchos, el cambio en su actitud evidentemente armado le da, en apariencia, un lugar ya en la carpeta de entrenadores posibles para algunos directivos mexicanos.

El "corte de cartucho" que le acaba de hacer la Directiva a Eugui, el peor equipo dirigido por La Volpe, el conflicto de Tena en poner o no a un jugador "institucional" pero que por más que quiera no cabe en su sistema, el soso Chivas, el lamentable e inexplicable mal arranque de los Campeones, el 7-2, la volubilidad de algunas directivas y la inestabilidad de otros directores tecnicos nos hacen pensar que pocos son los que arrancaron y que verán la meta en este torneo.

Mientras tanto, los entrenadores sin chamba hoy se relamen los bigotes esperando "un domingo cualquiera", nada de que sorprenderse ni admirarse, tambien es ineherente a esta profesión.

Las satisfacciones que te da este fantástico trabajo van de la mano con las amarguras y sin sabores, sinceramente, ojalá me equivoque y logren repuntar los equipos que pasan por este tipo de dilemas.

Ya se están armando las quinielas para ver qué “Profe” sigue, quién sabe, por ahi y las lágrimas de uno de estos te den a ganar quinientos o mil pesitos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas